Boni

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

Política

Moreno Bonilla reconoce el colapso: «En Atención Primaria, estamos sobrepasados»

Comparte este artículo:

En el Debate sobre el Estado de la Comunidad, que se desarrolla entre hoy y mañana, el presidente de la Junta de Andalucía ha reconocido por fin que la Atención Primaria del SAS está provocando numerosos problemas a los ciudadanos, algo que viene denunciando EL LIBRE desde hace tiempo: «En Atención Primaria estamos sobrepasados». Además, Moreno Bonilla revistió de novedad la próxima entrega de «5,4 millones de mascarillas» cuando le debe 3,5 millones de protecciones a los pensionistas andaluces desde el pasado mes de julio (solo se entregaron 4 millones de los 7,5 prometidos). Y anunció que el presupuesto de la Junta será de 40.000 millones en 2021, el mayor de la historia

Del dicho al hecho hay un largo trecho. El máximo mandatario de la Junta, Juanma Moreno Bonilla, se vanagloriaba hoy de mantener un tono moderado en su discurso y de que «ahora la confrontación política no vale«. Sin embargo, contestó a todos y cada uno de los ataques de la secretaria general del PSOE-Andalucía, Susana Díaz, con contraataques contundentes, pronunciados, eso sí, con tono calmado, recordándole incluso el pasado corrupto del PSOE, pero sin hacer referencia en ningún momento a la presunta trama de financiación ilegal que mancha al PP-Andalucía, como ha querido demostrar la Policía Nacional con la Operación Terminus y el Caso Halsa. Aquí habría que volver a tirar del refranero patrio: mírate al espejo antes de criticar.

Es cierto que la forma de hablar de Moreno es calmada, pero esa sonrisa malévola de la que tira para enfatizar algunos de sus ataques tampoco ayuda a hacer creíbles sus postulados. Con ese gesto de sorna le habló en la segunda réplica a Díaz, tendiéndole la mano para ir a Madrid a hablar con Pedro Sánchez para reivindicar los millones de euros en ayudas que les corresponden a los andaluces. No se escuchó la respuesta de Susana, porque tenía el micrófono apagado, pero su gestualidad tampoco dejó claro si aceptará el ofrecimiento. Sería positivo que dos partidos confrontados permanentemente pudieran remar juntos, aunque solo fuera esta vez. El presente y el futuro de los andaluces está en juego.

El ‘pifostio’ de las mascarillas gratuitas

Con gesto de sobrado, Moreno ha anunciado hoy que se van a repartir 5,4 millones más de mascarillas gratuitas para las personas mayores, «que se suman a los 4 millones que ya se han repartido«… El problema es que Jesús Aguirre, el pasado 14 de julio, anunció con mucho orgullo que se iban a repartir 7,5 millones de mascarillas. Por lo tanto, el mismo presidente de la Junta ha reconocido hoy que, de esos 7,5 millones, solo se han llegado a repartir cuatro, por lo que habría sido más correcto expresarlo así: «Vamos a terminar de repartir los 3,5 millones de mascarillas que llevan esperando los pensionistas desde el mes de julio y, además, queremos entregar dos millones más».

Una portavoz de la Consejería de Salud dijo en su día que estas mascarillas no se habían podido entregar «por un retraso en la producción«, que corre a cargo de la empresa jiennense Diseños NT, que se niega a hacer declaraciones desde hace meses.

Por otro lado, Juanma Moreno ha anunciado que el Presupuesto de la Junta de Andalucía para 2021 será el mayor de la historia: 40.000 millones de euros, «a los que habría que sumarle los 23.000 millones de las ayudas que la Unión Europea dará al Gobierno de España». También dijo Moreno que «no se subirán impuestos el año que viene» y que el viernes decidirá si se toman medidas drásticas o no para toda Andalucía ante el preocupante aumento de infectados en todo el territorio.

Situación sanitaria alarmante

El mea culpa verbalizado por Moreno Bonilla diciendo que su Gobierno está «sobrepasado» en cuanto a la Atención Primaria llegó después de que Susana Díaz le sacara una ristra de datos muy alarmantes acerca del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA): 13.000 contagiados en el SSPA desde el inicio de la pandemia; una incidencia del coronavirus en Andalucía de un 573% más desde que el Gobierno autonómico recuperó sus competencias sanitarias; 8.000 contratos en noviembre (no se refiere a ese número exacto de profesionales nuevos, ya que a un mismo sanitario le pueden hacer varios contratos sucesivos), de los que solo 238 serán médicos de familia; y solo 307 rastreadores a tiempo completo. A todo esto se une la grave situación de colapso de Salud Responde.

Díaz, que tamizó también su tono discursivo, pero se entregó también a la confrontación, añadió que «hay un 20% de personas mayores en Andalucía que han fallecido, entre marzo y septiembre, dentro de las residencias de ancianos por motivos ajenos a la Covid». La respuesta de Moreno fue que hay un 93% de geriátricos libres del Sars-Cov-2. ¿Pero por qué no dio ningún dato sobre en qué estado se encuentra ese 7% que sí está infectado? Quizá por seguir la filosofía de Van Gaal, pero a la inversa: «Siempre resaltar las cosas en positivo, nunca decir lo negativo».

Los datos de la educación pública

Moreno Bonilla eludió contestar a otra enumeración preocupante, la de los centros educativos en tiempos de Covid-19: un total de 1.200 clases incumplen la ratio recomendada y 30.000 niños están en aulas con un aforo de más de 25 alumnos. Actualmente, hay 500 aulas cerradas por Covid-19 y unos 12.000 niños están sin comedor escolar en 130 colegios de Andalucía. ¿Qué ha hecho el Gobierno andaluz con los 384 millones que le otorgó el Gobierno central para una presencialidad segura en las aulas?


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*