Moreno 'Nocilla'.

Moreno 'Nocilla'.

Política

Los ‘Juanmaninis’

Comparte este artículo:

Son los nuevos nobles que hoy habitan el palacio de San Telmo y que pululan por los despachos de las consejerías de la Junta de Andalucía. Gente que lo único que ha hecho en su vida es crecer a la sombra del partido y medrar para tener un contrato y un sustento

El ejemplo de ello nos lo da el hoy presidente de la Junta de Andalucía Moreno Bonilla, quien en su currículo laboral empezaba diciendo que «En tiempos mozos trabajé en una pizzería, en un bar y como comercial unos meses». Y que entró «desde muy joven en la gestión pública». «De eso no me avergüenzo para nada, porque siempre he tenido vocación por la política». Si hubiera dicho que vino a vivir de la política, le hubiera quedado mejor.

El diseño curricular le viene todo del partido. Concejal de Juventud y Deporte del ayuntamiento de Málaga, en 1995 Presidente de Nuevas Generaciones de Andalucía y Nacional de 1997 a 2001. Diputado en el Congreso desde 2000 a 2011, año de su nombramiento como secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad. Diputado en el Parlamento de Andalucía desde marzo de 2015, así como senador por Andalucía. Cargos en el organigrama de la dirección nacional del PP, como secretario ejecutivo de Nuevas Tecnologías, secretario ejecutivo de Política Municipal, secretario de Política Local y coordinador de Política Autonómica y Local. Presidente del PP de Andalucía desde febrero de 2014.

Luego vino el misterio del curriculum de Moreno Bonilla, que le supuso más de un dolor de cabeza, ya que incluía titulaciones que no existían, a la luz de las diferentes biografías que ha ido presentando en la Cámara Baja en las distintas legislaturas en las que ha ostentado el cargo de diputado, por las circunscripciones de Cantabria (2000-2004) y de Málaga (2004-2008 y 2008-2011). Un misterio del que aun no se han dado todas las explicaciones pertinentes. Hay lagunas que los ciudadanos tenemos derecho a saber.

El diario El País nos lo aclaraba de la siguiente forma: «En 2004 pasó de licenciado a tener estudios en la misma materia y en 2008 figuró como máster en ADE y un Programa para el Liderazgo». Fuentes del candidato atribuyeron tanta biografía de ida y vuelta a un “error” y a que no se actualizó convenientemente la información. Después de tantas variaciones en su información académica, que desató una intensa polémica en las redes sociales, el currículo definitivo sin adornos de Moreno Bonilla queda como sigue: es grado (licenciado) en Protocolo y Organización de Eventos por la Universidad Camilo José Cela, que obtuvo en julio de 2012.

El problema es que los andaluces deben sufrir y mantener a todos estos Juanmaninis que llegan para gestionar una Junta de Andalucía sin estar preparados ni formados

Bonilla representa al nini de partido que empieza desde las juventudes y desde la más tierna infancia a ocupar cargos y sueldos públicos. Así se construyen las lealtades en ese partido. A base de amigos y de cargos. Depender de un sueldo que te da tu señor a cambio de una lealtad absoluta que se te va a exigir siempre. Ese sistema lo inventó Javier Arenas. Huir de personas que tengan nómina fuera de la política. Es el gran terror a la independencia ideológica. Todos tienen que venir a beber y a comer al pesebre del partido. La nómina debe ser del partido. Así nadie tiene pensamiento propio ni tendrá ganas jamás de cometer actos de felonía porque se quedaría sin comer.

Los diseños curriculares corren de cuenta del partido. Fíjense en el de Elías Bendodo, consejero de Presidencia, toda una vida viviendo de la nómina pública. Desde el año 2000 ha sido concejal y director de varios distritos, así como responsable de las áreas de Deportes, Turismo y Juventud en el ayuntamiento de Málaga. Presidente de la Diputación de Málaga desde junio de 2011 hasta la actualidad. De Antonio Sanz, el viceconsejero de Presidencia. Diputado autonómico de 1999 a 2006, senador, delegado del Gobierno en Andalucía. Ni una sola nómina fuera de la política.

El caso de Patricia del Pozo, consejera de Cultura, cuya única gestión al frente de la consejería es cobrarnos la entrada a los museos. Pues en su currículo consta que, del año 2000 al 2004, fue secretaria del Comité Andaluz de Derechos y Garantías, formando parte de la Junta Directiva Regional y, posteriormente, del Comité Ejecutivo Regional. En 2005 fue nombrada directora del Gabinete de la Presidencia del PP andaluz y hasta 2012 fue vicesecretaria coordinadora de la Presidencia. De 2005 a 2008 fue diputada en el Congreso de los Diputados y entre 2008 y 2018 ha sido diputada autonómica en el Parlamento de Andalucía.

Luego vino el misterio del curriculum de Moreno Bonilla, que le supuso más de un dolor de cabeza, ya que incluía titulaciones que no existían

El de Macarena O´Neill, Secretaría General de Patrimonio Cultura, que dice cuenta con una amplia “experiencia política en el Partido Popular”, donde ha ostentado los puestos de jefa de Gabinete del presidente del PP en Andalucía, Secretaria General del Grupo Parlamentario andaluz en la IX y X Legislatura, parlamentaria del PP por Sevilla en la IX Legislatura (desde 2014) y vicesecretaria del PP de Sevilla de Organización, Electoral y Territorial. Fue consejera de la RTVA en 2007 y miembro del Comité Ejecutivo del PP de Sevilla y del PP Andaluz. Además, ha sido secretaria general del Grupo Parlamentario Popular andaluz.

El de Carmen Crespo, consejera de Agricultura, que ha sido vicepresidenta de la Diputación Provincial de Almería desde el año 1995 hasta el año 2000. Diputada en el Parlamento andaluz desde el año 2000, alcaldesa de Adra de 2003 hasta 2011, año en que fue delegada del Gobierno de España en Andalucía hasta febrero de 2015. Ha sido diputada autonómica por Almería en la X Legislatura y portavoz del Grupo Parlamentario Popular.

El problema es que los andaluces deben sufrir y mantener a todos estos Juanmaninis que llegan para gestionar una Junta de Andalucía sin estar preparados ni formados. Y lo peor de todo es que han llegado al poder cuando, ni en sueños, esperaban gobernar. Del ex relojero Marín de Cs y su tropa ya hablaremos otro día.


Comparte este artículo:

6 Comentarios

  1. Avatar Alberto Urraca

    Qué pena tan grande estar gobernados por caraduras que sólo buscan su propio beneficio en vez de el bien común .
    ?????????????

  2. Avatar Geles Pozo

    Muy buen artículo

  3. Avatar Lola Martín Robles

    Cualquier es político así nos va, que vergüenza de tanto politucucho vividor.

  4. Pero hay que mirar no sólo al PP sino también a la Izquierda… ellos siguen el mismo sistema

  5. Inexorablemente, personajes como el felón Sánchez, los múltiples «JUAMMIS», ET OL, que viven muy bien del pesebre, llevan a la quiebra de la Seguridad Social, Pensiones, Servicios Sociales, ENSEÑANZAS, ETC. ETC. ya que no hay PAN, para tantos chorizos, Y MANGANTES que ocupan CARGOS POLÍTICOS..
    .

  6. Avatar M. Luisa

    Buen artículo, sr. Barreda. Es lamentable lo mal que funciona España gracias a la falta de preparación de los politicuchos que nos gobiernan por doquier.

Comenta la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*