Ozman

La etiqueta de una de las cajas de las mascarillas Özman.

Salud

Parches turcos «de mala calidad» ante el retraso en la producción de las mascarillas gratuitas

Comparte este artículo:

Una portavoz de la Consejería de Salud aseguró que esta operación la lleva Presidencia, pero Elías Bendodo no sabía que se estaban comprando mascarillas turcas por el retraso en la producción de la empresa jiennense Diseños NT, que tampoco quiere explicar el motivo de este parón en la fabricación

Cuesta dar explicaciones. Se está convirtiendo en una costumbre. El pasado 30 de julio, EL LIBRE sacó en exclusiva que la Junta había comprado 3.024.000 nuevas mascarillas Özman, proporcionadas por la Consejería de Salud y Familias a través de la Cooperativa Bidafarma, debido al retraso en la producción de la empresa Diseños NT, ubicada en Alcalá la Real (Jaén).

Pues bien, el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, no sabe nada sobre este asunto. Este periódico le preguntó ayer y no supo responder al motivo del retraso en la producción de la fábrica andaluza ni a la «mala calidad» de las nuevas mascarillas Ózman (procedentes de Turquía) según algunos farmacéuticos.

Tampoco sabía nada su responsable de Comunicación, que apuntó hacia la Consejería de Salud. Pero fue precisamente una portavoz de Comunicación de Jesús Aguirre la que aseguró que este tema de las mascarillas gratuitas lo llevaba Presidencia.

Una explicación… a medias

Finalmente, desde la Oficina de Comunicación de la Consejería de Salud y Familias argumentan lo siguiente: «Ha habido un retraso en la producción, por lo que se han empezado a repartir mascarillas del fondo estratégico que tenemos (las turcas y, según la Junta, también de otros proveedores), que serán repuestas cuando nos lleguen las otras. En cuanto a la calidad de las mascarillas, es totalmente falso que tengan menos calidad que las otras. Todas han pasado los controles pertinentes». Pero no aclara el motivo del retraso en la producción.

Con respecto a la calidad de las mascarillas Özman, un farmacéutico adjunto que prefiere quedar en el anonimato se queja de que «son higiénicas, no quirúrgicas, porque son papel de fumar». «Estas cajas no pasarían la inspección de Consumo, ya que ni siquiera tiene envase en español», apostilla este profesional del sector.

Por su parte, la empresa Diseños NT se niega a explicar la razón de este parón en la producción. Los pensionistas y dependientes andaluces tienen derecho a saber cuándo llegarán sus mascarillas a las farmacias. Y los farmacéuticos también se merecen conocer qué está pasando, porque ellos son los que tienen que lidiar con el enfado de la población (y empaquetar de tres en tres las mascarillas turcas, que vienen sueltas). Y en esta operación solo cobra la empresa que está fallando en la entrega del material, Diseños NT. El resto de implicados hacen su labor de distribución y dispensación de forma gratuita, según ha asegurado la Junta de Andalucía en un comunicado.

Brotes y batas

Actualmente, hay 80 brotes de Sars-Cov-2 en Andalucía y 81 personas hospitalizadas, de las que 10 están en UCI. En cuanto a la provisión de fondos, la Consejería de Salud cuenta actualmente con más de 2 millones de batas, 21 millones de guantes y más de 13 millones de mascarillas para los profesionales sanitarios, que han costado 42 millones de euros. Además, hay 300 respiradores en reserva. El motivo, la previsión de una posible segunda ola en otoño antes de que llegue la vacuna.

En cuanto a los números, el Gobierno andaluz ha invertido 175,8 millones de euros en medidas antiCovid, mientras que la factura sanitaria total de la pandemia en Andalucía es, a día de hoy, de 1.800 millones de euros.

Pruebas PCR

El consejero de la Presidencia replicó ayer los datos del Ministerio de Sanidad sobre el número de pruebas PCR realizadas hasta la fecha en la comunidad, y ha defendido que Andalucía «se encuentra entre las comunidades autónomas que más PCR realiza».

En concreto, Bendodo ha cifrado en 483.398 los PCR y en 685.658 los test serológicos realizados en Andalucía con datos actualizados a fecha del pasado 31 de julio, lo que arroja una suma total 1.169.056 pruebas.

Estos datos contrastan con los difundidos este martes por el Ministerio de Sanidad, que ha cifrado en 371.449 los PCR realizados en Andalucía a fecha del pasado 30 de julio, y en 377.972 los test rápidos hasta el mismo día.

Una profesional sanitaria hace la prueba del Covid-19 a una paciente.

Bendodo quiso dar estos datos «para que algunos dejen de mentir» y replicó que los PCR se realizan «en base al criterio que marca el Ministerio de Sanidad».

Ha puesto de relieve además que la Junta ha realizado «dos vueltas de test a los profesionales sanitarios«, y ha llevado a cabo estas pruebas «en residencias de mayores, centros de día, personal de ayuda a domicilio, fuerzas y cuerpos de seguridad, de Instituciones Penitenciarias y del sector de las farmacias».

«Y tenemos una reserva de 2 millones de euros para aplicar a principios de septiembre a los trabajadores de la educación pública», según ha anunciado Bendodo antes de defender que «el tema de test y PCR en Andalucía lo estamos llevando a rajatabla, y hay cifras realmente importantes».

En torno al 70% de los nuevos positivos registrados en Andalucía vinculados a los brotes que van surgiendo afectan a personas con edades que oscilan entre los 20 y 51 años, con lo que hay que hacer un llamamiento a la responsabilidad de todos los andaluces, pero especialmente de los jóvenes.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*