guillermo lopez lluch

El catedrático de Biología Celular de la UPO Guillermo López Lluch.

Ciencia, Salud

Entrevista con Guillermo López Lluch (I): «Hablar de que la inmunidad desaparece porque los anticuerpos caen me parece prematuro y preocupante»

Comparte este artículo:

Catedrático del área de Biología Celular de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), investigador asociado del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo y experto en metabolismo, envejecimiento y sistemas inmunológicos y antioxidantes, Guillermo López Lluch es un referente nacional en coronavirus y la mejor elección para actualizar conocimientos sobre el universo del Sars-Cov-2, su presente y su posible evolución

Tras vivir una pesadilla global, este científico cordobés relativiza los últimos estudios sobre la bajada de la eficacia de las vacunas y da las claves para entender el comportamiento del sistema inmunológico frente a los virus en la primera parte de la entrevista que ha concedido a EL LIBRE.

-¿Qué opinión le merecen esos estudios que determinan que las vacunas de ARN Mensajero bajan su eficacia a los seis meses?

-Hay que matizar mucho, porque todos esos estudios que se hacen están basados simplemente en la cantidad de anticuerpos, que siempre caen, ya sea a los tres o a los seis meses. Los anticuerpos no se mantienen continuamente en la sangre. Lo importante es que haya suficientes células de memoria, como los linfocitos B, que produzcan anticuerpos cuando llegue la siguiente ola de infección, y los linfocitos T, que son los que se encargan de atacar a las células afectadas por los virus. No se puede saber qué cantidad de estos linfocitos quedan al cabo de los meses. Todo este asunto de cuánto duran las vacunas ha ido aumentando: primero tres meses, luego seis meses, luego un año… Ya vamos por dos años. Los datos que están saliendo demuestran que personas que se infectaron en China en 2019 aún mantienen la inmunidad. Entonces, hablar de que la inmunidad desaparece porque los anticuerpos caen me parece prematuro y preocupante. Sube la ola de infectados, pero la ola de defunciones ha disminuido muchísimo. Y el número de personas que tienen enfermedad grave también ha caído muchísimo. Sobre todo, están afectadas las personas que no se han vacunado.

-¿Por qué hay personas vacunadas que están acabando hospitalizadas por covid?

-Siempre hay que tener en cuenta que no todas las personas somos iguales. Pongo un ejemplo: cuando llegan las olas de gripe, hay personas que siempre la pillan mal y se llevan una semana fatal. Y, sin embargo, hay otras que, aunque estén trabajando con gente con gripe, no la pillan o la cogen muy leve. ¿Por qué? Porque cada uno tenemos nuestro sistema inmunológico, diferentemente entrenado, mejor o peor. Pues la respuesta ante las vacunas es igual. Las vacunas lo que hacen es entrenar el sistema inmunitario. Habrá personas a las que su sistema inmunitario no le responda bien. Hay personas con linfoma, con algún tipo de cáncer, mayores… que tienen un sistema deficiente a las que le van a poner la tercera dosis a ver si se puede reforzar. Pero, si el sistema inmunitario está muy dañado, no va a responder.

-¿Se puede saber de antemano cómo va a afectar el coronavirus a tu cuerpo?

-Es bastante complicado, porque el sistema inmunitario depende de miles de factores. Creo que no hay ningún test que te diga cómo está tu sistema inmunitario. Tú puedes tener un sistema que produce muy bien anticuerpos, pero es ineficaz a la hora de encontrar la infección vírica. El sistema es muy complicado, porque no hay un test que pueda decirte cómo está tu sistema inmunitario. Eso te lo vas a encontrar cuando tengas una infección y ves que tu sistema no responde bien.

-Al final es una lotería…

-Tenemos que tener en cuenta que cada patógeno tiene sus propias características. Entonces, puede ser que haya virus que a ti no te afecten, porque tu cuerpo ya está entrenado, porque lo tuviste de pequeño o te has encontrado muchas veces con ellos, pero otros virus nuevos te pueden afectar mucho más. Es muy complicado establecer a priori cómo se va a comportar uno frente a una infección nueva. Por eso se utilizan las vacunas, para entrenar el sistema inmunitario. Luego cada persona va a responder de manera diferente. Ya ocurría antes de las vacunas. En la infección de la covid, ha habido muchas personas que la han pasado asintomática porque tienen un sistema inmunitario que les respondía muy rápido y les ha ido muy bien. Y otras personas que han respondido mal y han acabado con neumonía bilateral.

-¿Cómo de importante es la carga viral?

-Un virus respiratorio siempre necesita que alguien contagiado lo pueda dispersar a personas que estén a su alrededor, porque va a salir por la boca, en cada respiración, cada vez que hablemos, en cada estornudo. Cuanto más cerca estés de una persona sin la barrera de la mascarilla, más fácil es que ese virus pase a otras personas. Los virus respiratorios funcionan así. Por ejemplo, el ébola se transmite por contacto, puedes mirarlo pero, si no lo tocas, no te vas a contagiar.

-¿Qué opina de la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de eliminar la obligatoriedad de las mascarillas en el exterior?

-Me parece adecuada, porque al principio nos volvimos un poco locos. Si estás en un parque leyendo solo, la necesidad de llevar mascarilla es absurda. La capacidad de contagio de un virus de este tipo en un sitio abierto es muy muy baja. La posibilidad de contagio en la calle es muy baja. Además, llevábamos meses en los que tú podías compartir mesa tranquilamente con alguien que no era de tu familia en un restaurante y no había problema. Otra cosa es que tengamos un poco de cabeza y, si nos encontramos con una calle abarrotada de personas, te pongas la mascarilla. Si vas a entrar en un edificio, también te la pones.

-¿Hay que ponerse la mascarilla en lugares abiertos en los que hay bastante afluencia de público, como por ejemplo los parques infantiles?

-Soy una persona que apoya el no usar la mascarilla en la calle, pero tengo sensatez. Si voy por la calle y me encuentro a un amigo que se va a parar a hablar conmigo, me la pongo. Y él también se la tiene que poner. La mascarilla sirve para evitar que lo que tú emites le llegue a otra persona y viceversa. Si vas a estar parado media hora hablando en un parque o en una esquina con alguien que no vive contigo, te pones la mascarilla. La ley dice que puedes no llevarla si vas solo o con tu familia, pero si vas con alguien que no es tu conviviente, tienes que llevarla.

-¿Qué piensa de Novavax, la nueva vacuna de base proteínica contra la covid?

-Las vacunas de base proteica son muy utilizadas. Me parece muy bien para los reacios que no se quieren poner las de ARN Mensajero (hay mucha gente que les tiene miedo) y ahora se pueden vacunar con Novavax, pero, por lo que he leído, tiene una efectividad más baja. Eso sí, siempre que tenga una eficacia mínimo del 80%, es válida.


Comparte este artículo:

2 comentarios

  1. Avatar Ángeles Suárez pozo

    El sistema inmunológico es personal y no se puede hacer una vacuna personal para cada individuo. La vacuna es para todos. Entonces no todos tienen la misma defensa, por lo que la efectividad a nivel global se verá por las estadísticas.

  2. Gracias!!!! Muy interesante.
    Gracias, por tanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*