Javi Canton 01

El virólogo granadino Javier Cantón.

Salud

Cantón: «Si en verano se levantaran todas las fases, tendríamos otra ola»

Comparte este artículo:

En la segunda parte de la entrevista, el virólogo granadino Javier Cantón no ve con buenos ojos las reuniones en piscinas y playas, a pesar de que «la sal y el cloro maten al virus»

Tras una primera entrega en la que arrojó mucha luz sobre el Sars-Cov-2, el virólogo granadino Javier Cantón, experto en coronavirus, concluye sus postulados en esta entrevista, en la que hace referencia al verdadero origen de este coronavirus y al futuro inmediato que nos espera.

-Ya parece que se pueden comprar las mascarillas más fácilmente, ¿no?

-Hace unos días fui a comprar a un centro comercial y costaban las mascarillas 79 céntimos. Compré una caja de 10 unidades.

-¿Cuánta vida tiene una mascarilla quirúrgica?

-Si solo la necesitas para ir del trabajo a casa, te vale para más de un día.

-Según su criterio, este virus no es estacional. Entonces, ¿nos podemos contagiar en verano?

-Acaban de publicar un artículo en una revista revisada por pares diciendo que no tengamos en cuenta la estacionalidad para asumir una subida o bajada del virus. Mucha gente piensa que la segunda ola va a venir en noviembre, que es cuando hace frío. Pues no. Si en verano se levantaran todas las fases, tendríamos otra ola. El calor invita a salir, a ir a las terrazas…

-¿Podemos bañarnos tranquilos tanto en el mar como en la piscina?

-El agua de la piscina tiene cloro. Es un ambiente hostil para el virus porque el cloro lo mata. El agua de la playa, por estar salada, también lo mata. El problema es todo lo que está alrededor: vestuarios, duchas, el bar, las barandillas para bajar al agua, el chiringuito, las aglomeraciones en las playas… El agua en sí no es peligrosa, pero toda la vida social alrededor del agua, sí. Igual de peligroso que ir al cine.

-Pero, ¿las temperaturas altas no mataban al virus?

-Se inactiva con temperaturas muy altas, 55 o 65 grados. Si te apoyas en un sitio con la mano que está contaminada o aprietas el botón del ascensor, si hace frío y humedad, esa gotita de saliva llena de virus permanece ahí horas o incluso días. Pero si le da el sol, la gotita se evapora y el virus, cuando está fuera de ese medio líquido, también se inactiva. Entonces, sí es verdad que todas esas superficies a las que les está dando el sol se van a limpiar de virus.

Un ejemplar de pangolín.

-¿Fue el pangolín el vehículo de transmisión de animal a humano?

-No es cien por cien seguro. Tiene muchas papeletas porque, por un lado se ha encontrado un coronavirus en el pangolín que se parece al de los humanos en un 90% de su genoma. Encima, este famoso animal se vendía en el mercado de Wuhan. Pero ese 90% de parecido genético no es suficiente para confirmar que nos vino del pangolín. Puede ser que haya otro animal, posiblemente un mamífero, que tenga un coronavirus que nosotros no hemos conocido y que tenga un porcentaje de similitud del 98%. Entre el ADN humano y el de los gorilas hay un 99% de identidad genética y no somos lo mismo ni muchísimo menos. Entonces, la diferencia entre el pangolín y el ser humano es equivalente a comparar el ADN del hombre con el del cerdo.

-¿Descarta que el Sars-Cov-2 haya sido creado en un laboratorio?

-Esta teoría la alimenta el hecho de que tenemos herramientas en los laboratorios para hacerlo. En mi tesis doctoral, he generado coronavirus nuevos que partían del Mers-Cov y les he quitado un gen para ver si el virus se atenuaba. Porque los virus atenuados son candidatos a vacuna. Como existe esta herramienta y se realizaba en China, existen esas sospechas. Pero, para la comunidad científica, tiene más peso que el Sars-Cov-1 se detectara en murciélagos y en civetas. Posteriormente, el Mers-Cov se detectó en murciélagos, en camellos y en humanos. Como hay evidencias anteriores que sugieren que los virus son capaces de hacer el salto de especie, científicamente tiene más sentido. La explicación más sencilla suele ser la acertada.

Reparto de mascarillas gratuitas en un autobús.

-¿Cómo valora que los intensivistas de algunos hospitales españoles hayan tenido que elegir quién vive y quién muere por falta de camas UCI?

-En las personas de entre 60 y 100 años, la letalidad del virus es muy alta. Si solo te queda una cama UCI y te llegan dos pacientes, uno de 70 y otro de 80, metes en la UCI al de 70, porque tiene mejor pronóstico. Lo que quieres es tener solo un muerto, no dos. Y esa trágica elección ha pasado en Madrid y en algunos hospitales de Andalucía.

-Su padre es médico y conoce esa realidad…

-Exacto. En Madrid, a partir de cierta edad y con el cien por cien de las camas UCI utilizadas, no dejaban entrar a los pacientes, que estaban hacinados en los pasillos. Esas imágenes las hemos visto todos.

¿Piensa usted que Fernando Simón debería dimitir?

-Sinceramente, no sé quién estaría mejor preparado. A lo mejor me ponen a mí al mando y la información que tengo no es la que trasciende al público. Sí es verdad que ha quedado retratado en algunas cosas, como cuando dijo que «va a haber un par de contagios y poco más». No sé hasta qué punto se creía que este virus iba a ser tan inofensivo como otros coronavirus anteriores. Este hijo de puta del Sars-Cov-2 ha sido muy listo. Si hubiera sido un pariente del ébola o del Sida, que da miedo solo escuchar su nombre, a lo mejor se habría tomado el asunto con más seriedad a nivel institucional, científico y ciudadano.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón.

-¿Cuántos coronavirus son letales?

-Contando con el Sars-Cov-2, hay siete especies de coronavirus que pueden infectar a humanos. Y de ellas, solo tres letales. El Sars-Cov-1 solo mató a 800 personas en todo el mundo y el Mers-Cov acabó con la vida de otras 800. Por todo ello, el Sars-Cov-2 es un lobo con piel de cordero.

-Si ya había datos de miles de muertos en varios países (China, Corea del Sur, Japón, Irán e Italia), ¿por qué no se suspendieron antes las clases, los eventos deportivos, los conciertos y las manifestaciones?

-Porque se pensaba que este virus podría tener una letalidad del 1%, afectando preferentemente a gente de más de 80 años, como una gripe fuerte.

-¿Cree que se están haciendo bien las fases de desescalada?

-Las fases están bien ideadas, pero ¿las van a ejecutar en el momento adecuado? He ahí la cuestión. Madrid quería pasar a Fase 1 y el Gobierno le cerró esa puerta con razón. Se tendrán que evaluar qué provincias solicitan pasar a la siguiente fase y si realmente cumplen o no cumplen los criterios. Sobre el papel está diseñado para que salga bien, pero aplicarlo cuesta más trabajo y se pueden cometer errores. Hay una desescalada oficial y otra popular, la de la gente cuando pierda el miedo a salir a la calle y a socializar.

-¿Habría que crear un organismo específico para vigilar y controlar todos los virus y su posible expansión por el mundo?

-Esto tiene dos salidas. La fácil es levantar las fronteras y la difícil, tener organismos internacionales que vigilen mejor la transmisión global de un virus. Haría falta una especie de policía internacional plenamente coordinada.


Comparte este artículo:

Comenta la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*