Una profesional sanitaria hace la prueba del Covid-19 a una paciente.

Salud

Los sanitarios españoles en primera línea contra el Covid-19, Premio Princesa de Asturias de la Concordia

Comparte este artículo:

Satse se congratula del premio, pero al Sindicato Médico Andaluz le hubiera gustado «notar el apoyo explícito de la Administración»

Esta candidatura fue propuesta por Ginés Morata, Pedro Miguel Echenique Landiríbar y Sir Salvador Moncada, Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2007, 1998 y 1990, respectivamente. De forma excepcional, con motivo de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19, la reunión se desarrolló mediante videoconferencia.

Los profesionales sanitarios españoles en contacto directo con los pacientes afectados por el Covid-19 conforman la primera línea en la lucha contra esta enfermedad en nuestro país y han demostrado, desde que empezó esta emergencia sanitaria, un encomiable nivel de profesionalidad y compromiso.

«Expuestos a una alta y agresiva carga viral, su entrega incondicional, haciendo frente a largas jornadas de trabajo sin contar, en ocasiones, con el equipamiento y los medios materiales adecuados, según quejas de organizaciones profesionales y sindicales del sector, representa un ejercicio de vocación de servicio y de ejemplaridad ciudadana», sostiene la nota de la Fundación Princesa de Asturias.

«Los sanitarios españoles se han convertido ya en un símbolo de la lucha contra la mayor pandemia global que ha asolado a la humanidad en el último siglo»

«Con un espíritu de sacrificio personal sobresaliente en favor de la salud pública y del bienestar del conjunto de la sociedad, se han convertido ya en un símbolo de la lucha contra la mayor pandemia global que ha asolado a la humanidad en el último siglo», pone de relieve el comunicado de la Fundación.

Los profesionales de la medicina, la enfermería, los auxiliares y el resto del personal del sistema sanitario que han atendido directamente a los pacientes contagiados y han realizado su labor en los principales focos de lucha contra la enfermedad del coronavirus ofrecen, con el desempeño de su trabajo, un ejemplo de los valores más estimables del ser humano.

Desde los centros de atención primaria hasta los grandes complejos hospitalarios, tanto públicos como privados, este amplio grupo «se ha colocado en la vanguardia de un combate en el que están implicadas, de forma intensa, otras organizaciones, empresas y, de una manera también especial, el Ejército y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado«, agregan desde la Fundación Princesa de Asturias.

Sentimientos encontrados

Asimismo, la organización sindical de enfermería Satse Andalucía valora positivamente que, a la hora de la cesión del galardón, se haya valorado a estos profesionales. Según Satse, el compromiso y responsabilidad de los sanitarios es especialmente plausible en lo que respecta a las enfermeras y enfermeros, «cuya atención y cuidados es permanente durante las 24 horas todos los días del año y que, en los momentos de crisis, se hace más importante y decisiva si cabe, como así lo han reconocido todas las organizaciones, instituciones y administraciones públicas, tanto a nivel internacional como nacional».

Además, el sindicato quiere recordar especialmente a «los compañeros y compañeras que han fallecido como consecuencia de su trabajo contra esta grave enfermedad».

Por su parte, el presidente del Sindicato Médico Andaluz, Rafael Carrasco, expresa una dualidad de sentimientos: «Nos alegramos de un reconocimiento de este tipo aunque nos hubiera gustado notar el apoyo explícito de la Administración tanto en sus declaraciones (algunas han sido francamente desafortunadas) como en los hechos (protección, tests, incentivos, etcétera)».

El esfuerzo de los sanitarios españoles contra el Covid-19 ha permitido atender un número de casos de pacientes infectados y víctimas mortales muy elevado, realizando incluso, más allá de sus obligaciones, una labor de profunda humanidad al acompañar a enfermos ingresados y a personas cuyos familiares no podían estar presentes en sus últimas horas de vida.

Esa responsabilidad ha puesto en riesgo su propia salud personal, hasta el punto de ser el colectivo más afectado por la pandemia en nuestro país, alcanzando los más de 50.000 infectados y más de 60 fallecidos, según datos facilitados por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Un profesional sanitario, en el ejercicio de su trabajo.

Surgida en la ciudad china de Wuhan a finales de 2019, la enfermedad Covid-19, causada por el coronavirus SARS-CoV-2, fue declarada pandemia mundial por la Organización Mundial de la Salud (OMS, Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2009) en el mes de marzo y afecta ya a más de seis millones de personas en más de 180 países.

En ese contexto, España es uno de los que con más virulencia ha sufrido su impacto, con 239.479 pacientes diagnosticados a 1 de junio. La propia OMS ha alabado la labor de los profesionales sanitarios españoles a través de su director para Europa, el alemán Hans Klugge, que manifestó, sobre la situación de España, sentirse «profundamente impresionado por el heroísmo de los trabajadores en primera línea».

Profesionales sanitarios, durante un tributo a los caídos.

El jurado de este premio -convocado por la Fundación Princesa de Asturias- estuvo presidido por Adrián Barbón Rodríguez, presidente del Principado de Asturias, e integrado por algunas de las personas más poderosas de este país: Íñigo Abarca Junco, Luis Aires Dupré, Fernando de Almansa Moreno- Barreda, vizconde del Castillo de Almansa, José Ramón Álvarez Rendueles, Ernesto Antolin Arribas, Antonio Basagoiti García-Tuñón, José Antonio Caicoya Cores, Alfredo Canteli Fernández, Carlos Casanueva Varas, Jacobo Cosmen Menéndez-Castañedo, Sol Daurella Comadrán, José Manuel Entrecanales Domecq, Isidro Fainé Casas, Ana Isabel Fernández Álvarez, José Antonio Fernández Carbajal, Pedro Luis Fernández Pérez, José Antonio Fernández Rivero, Luis Fernández-Vega Sanz, Emilio Ferré Solé, Ignacio Garralda Ruiz de Velasco, Ana González Rodríguez, Jaime Gorbeña Yllera, Alicia Koplowitz Romero de Juséu (marquesa de Bellavista), Bartolomé Lora Toro, Laureano Lourido Artime, Alfredo Mahou Herraiz, Marcelino Marcos Lindez, Adolfo Menéndez Menéndez, José Oliu i Creus, María del Pino Calvo-Sotelo, Mariano Puig Planas, Gregorio Rabanal Martínez, Matías Rodríguez Inciarte, Juan Sánchez-Calero Guilarte, Gonzalo Sánchez Martínez, Antonio Suárez Gutiérrez, Gonzalo Urquijo y Fernández de Araoz, Darío Vicario Ramírez, Manuel Villa-Cellino Torre, Juan-Miguel Villar Mir (marqués de Villar Mir), Ignacio Ybarra Aznar y Pedro de Silva Cienfuegos-Jovellanos (secretario).


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar joaquin

    Sr. Nuñez

    En lo personal, siempre me alegro cuando los méritos personales o colectivos son reconocidos y si además, este reconocimiento procede de un organismo con prestigio, pues miel sobre hojuelas. No obstante, ni usted, si me lo permite, ni yo, estamos preparando nuestra Primera Comunión y sabemos que, a veces, los regalos vienen envenenados.
    La saturación de comentarios y declaraciones sobre sus pésimas condiciones laborales, realizados por personal sanitario durante los momentos centrales de la crisis del Covid-19 y las imágenes que ratificaban sus palabras, a veces,encogían el corazón.
    Por eso esta cuestión del premio no debe tomarse a la ligera, como demuestran los comentarios que empiezan a surgir en las redes, la mayor parte de ellos, provenientes también de personal sanitario. El SATSE, en el apartado Crisis del Covid-19 de su página web , tiene publicado un artículo con el siguiente encabezamiento… -El Comité Ejecutivo Estatal del Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado “altura de miras” a los Gobiernos central y autonómicos, así como como al conjunto de partidos políticos, para que, dejando de lado interés particulares y partidistas, trabajen de manera conjunta y coordinada para salir “todos juntos” de la grave crisis social, sanitaria y económica que ha generado la expansión de la COVID-19 en nuestro país»-…
    Para un sindicato que fue fundado en 1979 y que las ha visto de todos los colres, hacer prueba de un tal candor no deja de emocionarme o, ¿de inquitarme?
    A mi juicio, y vistos los antecedentes de aquellos que deberian tener «altura de miras» quizás no estaría de más, en este caso que nos ocupa, tirar de freno de mano, a riesgo de que aceptar el honor de recibir el premio en cuestión, no se acabe convirtiendo en un yugo, y no hablo de la primera acepción que dicha palabra tiene en el diccionario online de la RAE, sino en las tercera, cuarta y quinta…
    3. m. Ley o dominio superior que sujeta y obliga a obedecer.
    4. m. Carga pesada, prisión o atadura.
    5. m. Especie de horca, por debajo de la cual, en tiempos de la antigua Roma, hacían pasar sin armas a los enemigos vencidos.
    Por último, no deja de sorprenderme la ausencia, casi total, en todas las noticias relacionadas con el Covid-19 de ese colectivo, mayoritariamente femenino, (¡Sra.Montero!) que son los equipos de limpieza de los centros sanitarios, así como la ausencia de referencia a este colectivo, en la mayoria de comentarios realizados por el personal sanitario en las redes. Claro que posiblemente, esto se deba a que ese colectivo, gente curtida donde las haya, y que suele formar parte de los últimos de la cola, está inmunizado contra todo y pertenencen a una clase rara y diferente, cuyos trayectos personales carecen de interés para todos los Iñakis Gabilondos, Antonios Ferreras y Rosas Quintanas del maltrecho y casi desaparecido periodismo español.

    Con mis mejores saludos
    Atentamente, Joaquin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*