dijhajmnmobkhdgc

Un instante de una manifestación de trabajadores de la Amaya.

Empleo

CGT denuncia «la falta de transparencia y la creación de plazas a medida» en la Agencia de Medio Ambiente y Agua

Comparte este artículo:

La Confederación General de Trabajadores (CGT) en Andalucía quiere denunciar el comportamiento que está teniendo la Agencia de Medio Ambiente y Agua (Amaya) en cuanto a «la gestión de sus recursos humanos y la cantidad de atropellos que está cometiendo esta agencia pública, incurriendo en acciones faltas de la transparencia que toda administración pública debe tener». El subdirector de Recursos Humanos de este ente instrumental de la Junta de Andalucía es Manuel Blanco Montenegro, que fue cesado por José Antonio Griñán en su etapa en la Agencia IDEA por un presunto robo de información sensible y comprometedora sobre el Caso ERE (su despido fue anulado por los tribunales, porque se consideró que era una represalia por haber actuado Blanco como denunciante de corrupción)

Quedan atrás esos tiempos en los que este nuevo gobierno del PP alardeaba de llegar a la Junta de Andalucía para «abrir las ventanas» y «levantar las alfombras» de las empresas públicas que este partido político catalogaba como «agencias de colocación de amigos» del anterior gobierno de la comunidad.

«Parece ser que no solo se les han olvidado sus promesas, sino que han seguido practicando lo mismo que hacían sus predecesores y colocan, cada vez que les interesa, a sus amiguetes en empresas públicas del tipo de la Amaya, realizando concursos de plazas totalmente amañadas, adaptándolos a según qué intereses tengan en cada momento y lo peor de todo es que el departamento de Recursos Humanos de la Amaya lo hace con toda la tranquilidad del mundo, ante la pasividad de una dirección gerencia de la agencia totalmente aburguesada y una Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible que permite estas prácticas sin importar el coste que esto suponga al erario público», revelan desde CGT.

Evidentemente, este sindicato siempre ha pedido poder revisar la documentación que generan estos concursos para así comprobar la veracidad de los datos valorados por el departamento de Recursos Humanos, pero siempre se ha encontrado con la negativa a entregarles esta documentación, dejándoles la única opción de impugnar proceso tras proceso como única vía en busca de la transparencia que debería primar en estas instituciones.

«Esto lo pagan todos los andaluces»

«Pero en la Amaya, si hace falta crear una plaza ex profeso para un amiguete… no hay problema, se crea, haya o no necesidad de esta plaza. Si resulta que les fallan los cálculos y se les cuela otro trabajador no deseado en este concurso, arruinando así sus objetivos, no pasa nada, se vuelve a sacar otro concurso para este amiguete, afinando un poco más en los requisitos del concurso para que estén más acordes a sus características… no hay problema, esto lo pagan todos los andaluces», protestan desde la sección sindical de CGT en la Amaya.

Eso sí, a la hora de cubrir las plazas que de verdad son necesarias, esta agencia siempre saca a relucir excusas tales como que «no hay dotación presupuestaria» o que «la Consejería de Hacienda no da permiso». En el caso del dispositivo Infoca, se acentúa aún más esta problemática, ya que, por el envejecimiento de la plantilla, hay numerosas plazas vacantes esperando a ser cubiertas, propiciando, con ello, un vacío de personal importante en la parte operativa de este dispositivo.

Manuel Blanco, subdirector de Recursos Humanos y ‘whistleblower’

La organización sindical califica de «desastre» lo que tiene organizado el departamento de Recursos Humanos de la Amaya, «de dimensiones ya incalculables». Hay que recordar que el subdirector de ese área es Manuel Blanco, que fue cesado por José Antonio Griñán en su etapa en la Agencia IDEA por un presunto robo de información sensible y comprometedora sobre el Caso ERE (su despido fue anulado por los tribunales, el cual se consideró una represalia por haber actuado Blanco como denunciante de corrupción). ¿Está cayendo Blanco en la misma ilegalidad que él denunciaba?

En la actualidad, este ente instrumental de la Junta tiene interpuestas «cientos de denuncias de todo tipo debido a vulneraciones  de derechos de los trabajadores; tiene impugnados decenas de procesos concursales por mala praxis, amaños y falta de transparencia; realiza movilidades funcionales sin ton ni son; amortiza periodos de contrataciones anuales por periodos inferiores de tiempo; utiliza modelos de contratación inapropiados…». En fin, «un auténtico despropósito» por parte de esta agencia, que tiene como consecuencia «un coste desorbitado» para la sociedad andaluza por «tan nefasta gestión», según afirman con rotundidad los representantes sindicales.

Esta formación sindical «no va a cejar en su lucha» para que este tipo de agencias públicas «dejen de ser agencias de colocación al servicio de los partidos políticos de turno»

Esta formación sindical «no va a cejar en su lucha» para que este tipo de agencias públicas «dejen de ser agencias de colocación al servicio de los partidos políticos de turno y que sirvan al propósito para el que fueron creadas, cumpliendo además con la transparencia y la pulcritud que se merecen los andaluces, enarbolando la bandera de la igualad, el mérito y la capacidad en el acceso al empleo público«. Para ello, CGT utilizará todos los medios que estén a su alcance y seguirá denunciando, allá donde proceda, este tipo de conductas.

Lourdes Fuster también ocupó un cargo en la Amaya

En su día, la letrada de los ERE en nombre del PP Lourdes Fuster fue elegida como subdirectora general de la Amaya «tras competir con otros 40 aspirantes preseleccionados que habían presentado sus currículos tras la convocatoria pública de un proceso selectivo el día 2 de septiembre de 2019, que fue anunciado en el BOJA”, según fuentes de la Junta. Posteriormente, en enero de 2021, Fuster fue nombrada como presidenta del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) en sustitución de José Cara, querellado en la investigación de la Policía Nacional sobre la supuesta caja b del PP de Almería, en concreto, sobre el complejo empresarial de Hispano Almería, que está bajo sumario en el Juzgado de Instrucción 3 de la capital almeriense.

Así, se siguen añadiendo motivos para la huelga general en el sector público de Andalucía que ha convocado CGT para el próximo 28 de mayo.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*