bonilla y sanchez

Pedro Sánchez y Juanma Moreno. / EP

Cartas al director, Política

Los políticos, una pandilla de vividores

Comparte este artículo:

Estoy harto de que esta gentuza de corbata salga por TV o por redes sociales manipulando a la sociedad con mensajes contradictorios. Se llama partidocracia, creo. Vivimos en un Estado en el que los partidos políticos se ríen del ciudadano y éste se aguanta. Pues no, hay que reivindicar lo justo. Si la justicia ordinaria no funciona, la del pueblo, que depende de nosotros, sí lo hará. Hay que volver a las calles y entonar el ‘Basta ya’

Basta ya de dirigentes mediocres. Basta ya de enchufados a los que no se le conoce ni oficio ni beneficio. Basta ya de promesas incumplidas por sistema. Basta ya de palmaditas en la espalda para convencer al electorado de que la obra o la ayuda económica de turno llegará, qué casualidad, un mes antes de las elecciones. Basta ya de choteo y de faltas de respeto a una población hastiada que solo quiere una cosa ya a estas alturas: que no les mientan más y que sean honestos y congruentes. ¿Parece mucho pedir? Para estos inútiles, seguro.

Hace ya tiempo que no me ilusiono con la tan cacareada Fiesta de la Democracia, porque me di cuenta de que todo está amañado para que la rueda siga girando, para que los pingües beneficios sigan llegando a unos pocos poderosos y el resto, con la mano de Dios en el cuello apretando cada vez más.

Panorama desalentador

En mi entorno tengo todos los síntomas de esta enfermedad social provocada por los políticos manipuladores y los empresarios poderosos que explotan a los trabajadores: amigos que han tenido que pedir el Ingreso Mínimo Vital; una persona mayor a la que le han cerrado su sucursal bancaria y ahora tiene que desplazarse al pueblo de al lado para sacar dinero (no tiene coche); un primo de 49 años con carrera universitaria y mucha experiencia profesional que ha echado 670 currículos, todavía no tiene trabajo y ya está pensando en irse de España; un autónomo al que Hacienda fríe a impuestos dejando su cuenta tiritando mientras José Luis Moreno permanece en libertad condicional y no devuelve ni un céntimo de lo robado; un adolescente maleducado y rabioso fruto del precario y permisivo sistema educativo; una vecina consumista y superficial que se ahoga en un vaso de agua, víctima de la sociedad del postureo que monstruos empresariales como Google, Amazon, Microsoft y los principales presidentes del mundo han ayudado a montar…

En este verano abrasador, rezo para que un día podamos volver en España a aquella etapa ilusionante de la Transición en la que valores como la lealtad, la honestidad, la coherencia, el trabajo en equipo por un bien mayor y la lucha unida puedan ayudar a crear un mejor marco de convivencia, una Constitución Española más justa que permita el desarrollo de una democracia real.

Daniel Gutiérrez (Cáceres)


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Jose Ramón Talero Islán

    Mi más sincera enhorabuena, Daniel… Hay muchos millones de españoles que pensamos como usted. Pero ¿qué ocurre? Estamos anestesiados, con miedo y también manipulados totalmente. ¿Qué podemos hacer? Sembrar en nuestros círculos cercanos con diálogo, respeto y libertad, para que la ciudadanía reaccione ante tanto atropello, latrocinio e injusticias… Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*