gonzalo gortazar

El consejero delegado de CaixaBank y primer ejecutivo del nuevo grupo, Gonzalo Gortázar.

Economía, Empleo

CaixaBank, el ERE de la ignominia

Comparte este artículo:

La empresa bancaria dirigida por Gonzalo Gortázar, que va a echar a la calle a más de 8.000 trabajadores en plena crisis sanitaria, ha sido reprendida hoy por la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que hace extensiva la crítica al sector bancario en general: «Los altos sueldos y bonus pagados a los directivos son inaceptables»

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha llamado este miércoles a CaixaBank y a la banca en general a «actuar con responsabilidad» tras el ERE anunciado por esta entidad para 8.291 trabajadores, y ha afirmado que el Gobierno va a «seguir indicando, marcando claramente, una línea que, ahora que se abre un proceso de negociación, minimice el impacto negativo sobre el empleo».

En declaraciones a los medios de comunicación en el Congreso, tras asistir a la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja, Calviño ha asegurado que, ante los retos a los que se enfrenta el sector, el Gobierno ha «venido instando» desde hace tres años a «buscar y trabajar activamente en alternativas» y «hacer todo lo posible» para evitar los despidos.

Sueldos de directivos «inaceptables»

Por otro lado, la vicepresidenta segunda del Gobierno ha calificado como «inaceptables» los «altos sueldos y bonus pagados a directivos de las entidades», y ha asegurado que supone «una preocupación» que el Gobierno ha trasladado durante todo este tiempo tanto a las propias entidades como al Banco de España. Y es que CaixaBank y bancos de su perfil siempre han antepuesto el reparto de dividendos a la seguridad laboral de su plantilla y, por ende, a la atención cercana y personalizada al cliente que tan bien queda sobre el papel de las memorias corporativas, pero que, en la realidad, se convierte en una frase recurrente: «Esa operación bancaria la tiene usted que hacer en su aplicación del móvil«. La sociedad española todavía no se ha olvidado del escándalo de las preferentes.

«Se trata de unas remuneraciones que no se corresponden en absoluto con la situación económica de nuestro país, y menos aún en entidades que están anunciando fuertes recortes de personal y cierre de oficinas«, ha aseverado.

Buscar todas las alternativas posibles

Calviño ha reconocido que el sector financiero «se encuentra inmerso en un proceso de reestructuración» por su «situación de pérdida de rentabilidad», ante «retos» derivados de los bajos tipos de interés, la digitalización o la creciente competencia.

Por ello, ha asegurado que, durante estos años, han venido «advirtiendo» de la necesidad de «adoptar determinadas medidas para cambiar el rumbo de las entidades y del sector en su conjunto» que «minimizasen el impacto negativo sobre el empleo».

«Esa es la línea que vamos a seguir teniendo. Creo que las entidades y el sector financiero en su conjunto deben actuar con responsabilidad y tratar de buscar todas las alternativas posibles», ha instado la vicepresidenta, asegurando que la destrucción de empleo prevista supone «una pérdida de valor y capital humano que simplemente España no puede permitirse«.

Un ERE execrable que entra en la historia negra del sector bancario

La dirección de CaixaBank ha planteado el despido de 8.291 personas (el 18% de la plantilla) y el cierre de 1.534 oficinas (el 27% de la red actual), convirtiéndose en la reestructuración de mayor envergadura realizada hasta el momento en el sector bancario español, según Europa Press.

El banco ha descartado las prejubilaciones y tratará de que las salidas se produzcan con arreglo a la máxima voluntariedad y la meritocracia. El criterio preferente de la adscripción voluntaria podrá rechazarse por superarse el límite de los excedentes en cada área o provincia o para evitar un desequilibrio generacional.

En caso de que no se alcance el excedente con la adscripción voluntaria, la adscripción se realizará por criterio de mérito, a través de la valoración del desempeño profesional de los últimos años.

De este modo, a pesar de que se preveía que gran parte de las salidas fueran asumidas por los mayores, el banco pretende que el ajuste sea equilibrado y afecte en un 50% a personas con más de 50 años y la otra mitad a menores de este límite de edad.

Del total de despidos propuestos, hasta 5.742 de ellos se aplicarán sobre sucursales y unos 688 sobre filiales; mientras que 1.611 empleos se recortarán en servicios centrales y hasta 250 de ellos en direcciones territoriales.

Indemnizaciones

Además, el banco ha establecido cuatro grupos de salida para el Expediente de Regulación de Empleo (ERE). Así, ha propuesto hasta 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades para los mayores de 63 años. De 58 a 63 años, con más de 15 años de antigüedad, la mitad del salario pensionable con descuento del desempleo y pago del convenio de la Seguridad Social.

Asimismo, para los trabajadores de entre 55 a 58 años con 15 años de antigüedad ofrece el 50% del salario regulador con un máximo de dos anualidades. El resto de la plantilla tendría 25 días por año trabajado con un tope de 18 mensualidades.

Respecto a oficinas, este procedimiento que prima el beneficio ante la estabilidad social y laboral de miles de familias -y que echará más sal en la herida del problema del paro en España– se saldará con el cierre de 1.534 de ellas y los criterios se basarán en el tamaño del municipio y competencia bancaria en la plaza; la distancia entre oficinas de ambas entidades; la cuota de presencia y solapamientos; evitar la exclusión financiera; y potenciar oficinas de mayor tamaño y especialización.

Causas «productivas y organizativas»

Esta primera oferta puesta sobre la mesa por CaixaBank se enmarca en el procedimiento de despido colectivo que va a acometer como consecuencia de la absorción de Bankia, aunque la afectación final dependerá del empeño y el esfuerzo de la mesa negociadora.

Además, CaixaBank se ha comprometido a poner en marcha un plan de recolocación para que la gente que abandone la entidad encuentre un nuevo empleo en el periodo más corto posible. La entidad habría explicado a los sindicatos que las causas del ERE son «productivas y organizativas, resultado de la fusión y del entorno actual del mercado, así como de la evolución de los clientes hacia lo digital«.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Francisco

    Goiri un sinverguenza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*