el jueves

Portada del libro de Paco Aranda sobre el mercadillo El Jueves.

Cultura, Opinión

La historia del mítico mercadillo El Jueves en imágenes

Comparte este artículo:

Nunca mejor dicho aquello de que el recuerdo de una fotografía lograda con sentimiento y pasión vale más que mil palabras

El histórico mercadillo El Jueves de la calle Feria en Sevilla, durante 15 años ha sido hospitalario de los deseos de un enamorado con una cámara fotográfica bajo el brazo. Caminante si existe camino en Paco Aranda. Disfrutando del placer de la mirada cautiva, fruto de su pasión por puro placer como autor fotográfico. Viene alcanzando la profesionalidad reconocida y protagonista en el nacimiento de este libro, ausente de sensacionalismo, donde se inmortalizan poses e instantáneas de un mundo muy peculiar en contraste con la sociedad actual, cada día más cerca de su retroceso hacia la Edad Media donde los nuevos señores de fortunas nos recuerdan aquellos otros con la titulación cambiada y unas diferencias sociales de la nueva bancada poseídas por el poder del dinero.

El Jueves. Retrato de un mercado singular -introducción de Manuel Ruesga Bono, prólogo de Luis Hornillo- se detiene en el tiempo con el inolvidable personaje Juan el Bandera, abanderado de las múltiples hojas perennes. Testigo fiel en el tiempo de una historia gráfica tallado por el oficio trajín y mercadeo en esa catedral laica emanada sobre sus ocho siglos de historias y leyendas. Sin palabras escritas, todas las secuencias de la obra marcan ese indiscutible retrato de los personajes y sus cosas. Van pasado personajes incontaminados por ser protagonistas responsables de lo que han significado y representan el espacio de una isla inimitable, en la que, de cuando en cuando, las ideas de los enchufados del sistema intentan modernizarla. La cara de póker de los turistas que lo visitan habla por sí misma como si no fuéramos los que amamos ese rico contraste.

Haciendo camino al andar

No debe Paco Aranda, autor de la obra, sentir complejo de considerarse a sí mismo “aficionado a la fotografía”. Porque su papel nos muestra, con esta obra, su profesionalidad, haciendo camino al andar, como nos recuerda Antonio Machado. Y el siempre vivo y genial Miguel de Cervantes, enamorado de Sevilla y su callejero con el fragor de los pícaros y gente de vivir como se pueda en una sociedad cada día más lastimada y explotada por el mal gusto y la mediocridad.

Gracias Paco Aranda, testigo silencioso de todo un proyecto cultural difícil de imitar y mucho menos de falsificar. Pues en esta cultura popular, desde tu original barbería, día a día has logrado convertir la leyenda en realidad en la que el tiempo no pasa, sino que se detiene en cada metro cuadrado para los lectores de la imagen que habla silenciosa. Nunca mejor dicho aquello de que el recuerdo de una fotografía lograda con sentimiento y pasión vale más que mil palabras. Felicitemos a Aconcagua Libros y a su director, Ángel del Pozo, por el acierto en la diana.

Hoy es jueves en Sevilla / para Feria caminamos, / nos espera nuestro Jueves / de cristianos y romanos.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*