martin duran

El presidente de FOAM, Martín Durán.

Salud, Solidaridad

El exceso de mortalidad de las personas con prestación en residencias andaluzas fue del 37,2% entre marzo de 2020 y febrero de 2021

Comparte este artículo:

Es un número notablemente superior al exceso de mortalidad de las personas beneficiarias con prestación de apoyo en el domicilio (20,8%) en ese mismo periodo. Son datos del Informe de Monitorización de la Mortalidad en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) publicado por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso)

Con fecha 31 de marzo de 2021, en los datos de fallecidos que se registraron en el SAAD entre marzo de 2020 y febrero de 2021, en Andalucía se contabilizaron 43.270 personas fallecidas con solicitud de dependencia, 5.133 personas fallecidas más de lo esperado, por lo que el exceso de mortalidad fue del 13,4%. En el mes de febrero de 2021, se han registrado 3.945 personas con solicitud de dependencia fallecidas, 195 más de lo esperado, lo que supone un 5,2% de exceso.

Entre las personas valoradas con resoluciones de grado, se contabilizaron 37.929 personas fallecidas en los meses de marzo de 2020 a febrero de 2021, 4.375 más de lo esperado, por lo que el exceso de mortalidad entre personas valoradas con resoluciones de grado fue del 12,9%.

En el mes de febrero de 2021, se han registrado 3.464 personas valoradas con resoluciones de grado fallecidas, 150 más de lo esperado, lo que supone un 4,5% de exceso.

Entre las personas beneficiarias con prestación en Andalucía, se contabilizaron 28.455 personas fallecidas en ese periodo, 5.643 más de lo esperado, por lo que el exceso de mortalidad entre las personas beneficiarias con prestación fue del 24,6%, siendo el exceso de mortalidad de las personas con atención residencial (37,2%) superior al de las personas con apoyo en el domicilio (20,8%).

Mortalidad excesiva

En el mes de febrero de 2021, se han registrado 2.629 personas beneficiarias con prestación fallecidas, 389 mas de lo esperado lo que supone un 17,1% de exceso, siendo 6 el exceso de mortalidad de las personas con atención residencial el 1,1% y 383 el de las personas con apoyo domiciliario el 21,9%.

Es muy significativo que, durante el periodo analizado (marzo de 2020-febrero de 2021), el exceso de mortalidad de las personas beneficiarias con prestación en residencias fue del 37,2%, notablemente superior al exceso de mortalidad de las personas beneficiarias con prestación de apoyo en el domicilio (el 20,8%).

Significativamente en el mes de febrero de 2021, el exceso de mortalidad de personas con prestación en residencias fue del 1,1%, notablemente inferior al de personas con prestación de apoyo en domicilio (21,9%). «A nuestro entender, el motivo de este cambio hay que achacarlo al buen funcionamiento de las vacunas, ya que los centros residenciales se encuentran inmunizados al 100%», pone de relieve el presidente de la Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM), Martín Durán.

Asimismo, 5.341 personas han fallecido el ultimo año en Andalucía esperando a que se resolviera su expediente de atención a la dependencia, mientras que 9.474 personas han fallecido con su expediente resuelto, pero sin ser atendidas. «Son cifras escandalosas impropias de una sociedad como la nuestra. La atención a la dependencia es una demanda social que debe de ser abordada de forma prioritaria y urgente por el gobierno de la Junta de Andalucía. No podemos seguir consintiendo estas cifras», denuncia Durán.

La tramitación de los papeles, un calvario

Por normativa, el plazo máximo para resolver un expediente de dependencia se sitúa en seis meses (180 días). El tiempo medio real de tramitación de un expediente en España es de 430 días, pero en Andalucía es de 694 días, situándonos en el furgón de la cola de las autonomías, solo superada por Canarias (927 días) y muy lejos de las siguientes cifras: 76 días de Ceuta, 138 del País Vasco, 187 de Castilla León, 196 Melilla, 225 Navarra, 246 Cantabria, 246 Castilla la Mancha, 268 Baleares, 296 Madrid, 298 Rioja, 367 Galicia, 368 Aragón, 482 Murcia, 517 Valencia, 519 Cataluña, 577 Asturias y 691 Extremadura.

Impresentables retrasos

Los motivos de estos impresentables retrasos, después de 14 años de implantación de la Ley de la Dependencia y 11 ministros gestionando este asunto (Jesús Caldera, Mercedes Cabrera, Trinidad Jiménez, Leire Pajín, Ana Mato, Alfonso Alonso de forma interina, Fátima Báñez, Dolors Montserrat, Carmen Montón, María Luisa Carcedo y Pablo Iglesias, son múltiples, pero FOAM apunta dos fundamentales: «Los sucesivos recortes sufridos en la financiación de la ley aún vigentes; y el disparatado y proceloso entramado burocrático creado por las diferentes administraciones que, lejos de garantizar el ejercicio de los derechos de la ciudadanía, se convierte en una trampa mortal para el acceso al disfrute de prestaciones y servicios».

Según los últimos datos oficiales a 31 de marzo de 2021, en Andalucía hay 55.174 personas en el limbo de la dependencia, que, a pesar de reconocerles el derecho, no reciben prestación ni servicio. A ellas hay que añadir 41.652 personas que están pendientes de valoración. Por lo tanto, la desatención (pendientes de valorar más las del limbo) alcanza a 96.826 personas. Y el tiempo medio de tramitación de un expediente es de 694 días.

Hay que saber invertir bien

El Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia aprobó, sin ningún voto en contra, la puesta en marcha del plan de choque en dependencia en 2021 con un incremento de 623 millones de euros. La aportación del Gobierno de España para dependencia ascenderá a 1.920 millones de euros, lo que supone un aumento del 48%. Andalucía percibirá un incremento de 122.680.902,00 €. Teniendo en cuenta el coste anual dependiente de 5.553,80 €, en el año 2021 se incorporarán 22.090 personas al Sistema de Dependencia, «muy lejos del déficit que arrastramos de 96.826 personas», afirma Durán.

«La reducción de la lista de espera y los tiempos de tramitación debe ser la absoluta prioridad del incremento de la financiación. Deben agilizarse los trámites, simplificar y unificar los procedimientos y evitar los servicios low cost, fomentando el empleo», apostilla el presidente de FOAM.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*