Moreno Bonilla y señora

Moreno Bonilla, en el McDonald's con su mujer, Pablo Casado y la esposa de Casado.

Política

Las vidas paralelas de llamadme Juanma y Bendodo

Comparte este artículo:

El 26 de diciembre de 2014 el Consejo de Ministros presidido por Mariano Rajoy concedía la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica al hoy presidente andaluz Juanma Moreno Bonilla por los “servicios prestados”. Llamadme Juanma está casado con la paduleña (Granada) Manuela Villena López, quien tras estudiar un año económicas – que no le convenció – terminó como licenciada en Ciencias Políticas y fue premio nacional fin de carrera por sus notas (BOE 8 de julio de 2005). Le gana por curriculum a Moreno Bonilla por goleada. Abandonó su “empleo a dedo” en el Ayuntamiento de Madrid para emigrar a Sevilla cuando su marido fue elegido también “a dedo” presidente del PP andaluz en 2014.

Villena empezó pronto en el PP donde llegó a ser vicesecretaria local en Granada de Nuevas Generaciones. En 2005 en el congreso provincial de esta organización de Granada representó a Padul y fue la ponente sobre Estrategia Política, y en la misma se desarrollaron, entre otras cuestiones, “la necesidad de la alternancia política en Andalucía, la escasez de políticas de juventud por parte de la Junta de Andalucía, el fracaso escolar, el difícil acceso a la vivienda, o la igualdad de aquellos sectores de la sociedad más desfavorecidos, como el de la mujer o el colectivo de homosexuales”.

Tras licenciarse trabajó en la empresa de demoscopia Gad3 de Narciso Michavila. Luego en la Comunidad de Madrid -gobernada por el PP de Aguirre-, para terminar en el Ayuntamiento de Madrid, con un puesto “a dedo” gracias al PP, como gerente del Distrito de Barajas, cargo que abandonaría para bajar con su marido a Sevilla tras el “dedazo” de Rajoy a Juanma Moreno en Andalucía. Hoy, se puede comprobar en su propia cuenta de Twitter, ocupa el puesto de “Relaciones Institucionales” de la empresa Bidafarma, empresa en la que están integradas las cooperativas farmacéuticas más importantes. A muchos les surge la pregunta de si es ético que la mujer del presidente de la Junta de Andalucía trabaje para la mayor empresa de distribución farmacéutica, con fuertes intereses con las consejerías de salud autonómicas, el Ministerio de Sanidad y la propia industria farmacéutica.

A muchos les surge la pregunta de si es ético que la mujer del presidente de la Junta de Andalucía trabaje para la mayor empresa de distribución farmacéutica, con fuertes intereses con las consejerías de salud autonómicas, el Ministerio de Sanidad y la propia industria farmacéutica

Por otro lado, Elías Bendodo, el hoy consejero de Presidencia, inició muy de joven su andadura política , empezando de concejal en Málaga con tan solo 25 años, cargo en el que estuvo 19 años, de donde saltó a presidente de la Diputación de Málaga hasta enero de 2019, en que pasó a ser consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía. Bendodo es un hombre que es conocido porque no acepta críticas ni aprende de ellas. Está casado con Isabel Naranjo García, periodista licenciada en la privada y católica Universidad de San Pablo CEU. Por ésta han pasado grandes personalidades del PP como Dolores de Cospedal y Montoro; y de la comunicación, como Bieito Rubido, González Ferrari o Álvaro Zancajo, el actual jefe de informativos de Canal Sur.

La esposa, desde 1998, trabaja en Onda Cero Radio de Málaga, de la que es jefa de informativos y desde 2006 también escribe como corresponsal en el diario La Razón que dirige el rey de las tertulias, el ultraconservador Francisco Marhuenda. La Diputación que presidía Bendodo tiene colgada en su web la publicidad institucional gastada por éste, desde 2011 en que llegó a ella y hasta 2018 en que se fue, y, según los datos, se gastó 8,87 millones de euros en ella, y en los listados aparece Onda Cero entre las “privilegiadas” del reparto de esta publicidad.

Bendodo desoye las críticas

Que a Bendodo no le gustan las críticas es notorio, como famoso fue el caso en 2014 en el que el Diario Sur prescindió de un columnista, Curro Troya, por criticar al político del PP Bendodo, en un artículo titulado “el otro mocito feliz”. El medio digital Vozpópuli lo contaba con el propio Curro Troya en primera persona. Decía que, “según su argumentación, los encontronazos a cuenta de su columna venían siendo habituales, y tarde o temprano llegaría la ruptura. Asegura que Castillo y Bendodo se habían convertido en aliados desde la llegada del primero a la dirección de Sur: «Ambos pactan los convenios de publicidad entre Sur y la Diputación, pero su acuerdo iba más allá al meter a la mujer de Bendodo, Isabel Naranjo, como columnista de Sur, una posición desde la que evidentemente no ha criticado al político popular». Como contraprestación, denuncia Troya, «el presidente de la Diputación contrató a la mujer del director de Sur, María Otamendi, por cuenta ajena como autónoma para el Patronato de la Cueva de Nerja». Asegura Curro Troya que cuando esta operación llegó a sus oídos, el propio Castillo «tuvo que dar marcha atrás”.

La revista El Observador, en septiembre de 2012 en un artículo firmado por su director, decía: “El pasado jueves día 22 de septiembre Isabel Naranjo, periodista, corresponsal del diario La Razón en Málaga y trabajadora en Onda Cero, inició su colaboración en el diario local Sur, donde ha sido fichada como columnista, con una loa a su marido, Elías Bendodo, presidente del PP malagueño y de la Diputación… Por supuesto, no indicó en ningún lugar de su columna, su parentesco con el dirigente popular…”.


Comparte este artículo:

6 comentarios

  1. Avatar Encarnación Ruiz Castro

    Gracias por la información, felicidades por el artículo.

  2. Avatar Raquel perez

    Lo tienen todo bien atado
    #politicoscorruptos
    Gracias.

    • Avatar Álvaro

      Juan, parece que te molesta que se saquen trapos sucios de éste partido, es de sobra conocido también las corruptelas del PSOE y el nepotismo de Podemos (porque a mí no me la cuelan dándoselas de dignos siendo la cúpula del partido pareja). Y de Vox ya ni hablamos, entre su cúpula de antiguos paniaguados del PP y su populismo barato al estilo podemita pero escorados a la derecha. Yo por eso desde hace un tiempo, cuando llegan elecciones, me quedo en mi casa para no regalar mi voto a nadie, porque a día de hoy cualquier opción a votar está plagada de inútiles enchufados que no han dado un palo al agua nunca.

  3. Jaja. ¡Qué hagan ahora el mismo paralelismo con la cúpula de Podemos y Socialistas!

  4. Mierda de partidocracia…¿Acabaremos con ella???

  5. Ahora mismo no hay peor Coronavirus que los partidos…
    ¡Gracias Antonio Barreda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*