fotovoltaica 03

Un panel fotovoltaico.

Economía, Medio Ambiente

La potencia fotovoltaica acumulada llega a cotas históricas en España en plena pandemia

Comparte este artículo:

El próximo domingo, día 21 de junio, se celebra el Día Mundial del Sol coincidiendo con la entrada en el solsticio de verano, una fuente inagotable de energía que contribuye a mitigar la crisis climática

En 2019, España fue el mercado líder en el sector fotovoltaico a nivel europeo y el sexto a nivel mundial, con un récord de capacidad instalada tanto en el segmento de plantas en suelo, con 4.200 megavatios (MW) de nueva capacidad, como en el de autoconsumo, con 459 MW, según un informe de la Unión Nacional Española Fotovoltaica (UNEF).

Los 8.913 MW de potencia fotovoltaica acumulada total permitieron registrar un récord de generación nacional en mayo de 2020, cuando la energía solar fotovoltaica participó en un 9,3% en el mix energético, respecto al 4,6% del mismo periodo en 2019. Además, el 18 de mayo se produjo un registro histórico de 7.030 MW de potencia instantánea con energía solar fotovoltaica.

Asimismo, España cuenta con un tejido industrial fotovoltaico sólido, de calidad y competitivo. Un caldo de cultivo que incluye empresas líderes a nivel internacional en la fabricación de componentes fotovoltaicos, como los inversores y, en el segmento de los seguidores solares, de las 10 mayores compañías del mundo, cuatro son españolas.

Reducción de costes enorme

Gracias al alto nivel de competitividad que ha alcanzado, con una reducción de sus costes en un 95% en la última década, la energía fotovoltaica se ha convertido en una fuente de generación de energía convencional lo que, unido a su aportación al PIB de más de 5.000 millones de euros (según datos de 2018), el impacto económico de las exportaciones de 1.522 millones de euros (según datos de Red Eléctrica Española) y la generación de 60.000 empleos entre directos, indirectos e inducidos, hace que esta tecnología sea uno de los motores de la recuperación económica en la era poscoronavirus.

Palanca de reactivación económica

Tal y como reconoce el Pacto Verde europeo (EU Green Deal), es necesario perseguir una recuperación y un crecimiento económico que estén acompasados con la sostenibilidad medioambiental y con una progresiva descarbonización de todos los sectores.

Ante este desafío, España está en condiciones favorables para aprovechar la transición energética como vía de recuperación económica y el sector fotovoltaico se erige como motor de dicha recuperación para contribuir, a través de su fuerte tejido industrial, a reindustrializar la economía española, aportando empleo estable y crecimiento económico.

«Nuestro país cuenta con un buen recurso solar y territorio disponible, lo que permite producir energía eléctrica más barata con tecnología fotovoltaica. Gracias a su alto grado de competitividad, por lo tanto, esta tecnología puede dotar a la industria española de una importante ventaja competitiva en el precio de la electricidad con respecto a sus competidores de los países de nuestro entorno», pone de relieve la presidenta de la UNEF, Arancha Martínez.

La máxima dirigente de esta asociación tiene claro que, para acelerar el desarrollo de las plantas en suelo, «es necesario que se celebren en el corto plazo nuevas subastas de energías renovables; se apruebe la reforma de la normativa de acceso y conexión para eliminar la especulación y aportar transparencia al proceso; y se acelere la celebración de concursos en las zonas de Transición Justa para aprovechar los beneficios asociados al despliegue de la fotovoltaica y de las demás renovables«.

«Respecto al autoconsumo, necesitamos la eliminación del requisito de licencia de obras, que se sustituiría por una comunicación previa, lo que supondría una agilización de la tramitación administrativa a nivel autonómico, la adopción de medidas fiscales temporales, de vigencia de un año y la revisión de la Ley de Propiedad Horizontal son entre las medidas necesarias», concluye Martínez.

En el marco de un importante crecimiento del sector fotovoltaico a nivel internacional, la industria fotovoltaica nacional se serviría de la demanda interna para establecerse y crecer en estos mercados y podría contribuir, posteriormente, a la balanza comercial del país mediante las exportaciones.


Comparte este artículo:

One Comment

  1. Avatar Álvaro Hidalgo

    Gracias por esta información, Paco.
    España es uno de los países occidentales con mayor número de horas anuales de sol, por tanto una potencia en este sector.
    Los datos que aportas son muy interesantes. Ojalá los que toman decisiones, se den cuenta de las posibilidades que ofrece esta alternativa eléctrica, que generaría miles de empleos y ayudaría a salir de la crisis que se avecina, contribuyendo además a un cuidado del Medio Ambiente.
    El tan ansiado y difícil equilibrio entre economía y sostenibilidad, empresa y ecología, es posible, solo es cuestión de dar facilidades para su desarrollo.

    Un saludo

Comenta la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*