ugt madrid

Tres carteles de UGT Madrid. / EP

Tribunales

La Fiscalía denuncia a una empleada de UGT Madrid por desviar 2 millones de euros bajo la excusa de pagar el Fogasa

Comparte este artículo:

La Fiscalía de Madrid ha presentado una denuncia ante los juzgados contra una empleada del sindicato UGT Madrid y otras cuatro personas por desviar 2 millones de euros propios de las cuentas del sindicato y, bajo la excusa de tener que pagar fondos del Fogasa a trabajadores despedidos, hechos por los que habrían incurrido en un delito continuado de estafa y otro de falsedad en documento mercantil

Según fuentes fiscales, el fiscal sostiene que la empleada del sindicato desvió 2.099.680 euros de las propias cuentas y que fueron a parar a manos de su marido y de tres amigas sin que proviniesen de los fondos del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa). La excusa de la trabajadora para sacar dinero de las cuentas del sindicato era que tenía que pagar a trabajadores que tenían que cobrar de los fondos del Fogasa, según han apuntado fuentes sindicales de UGT.

La denuncia se interpone en el marco de las diligencias abiertas por la Fiscalía de Madrid para investigar la denuncia presentada por el propio UGT y por el exsecretario general de UGT Madrid Luis Miguel López Reillo, que dimitió tras denunciar este caso en el sindicato madrileño, liderado ahora por Marina Prieto.

Tras la dimisión de Reillo, se puso en marcha una gestora presidida por Rafael Espartero, vicesecretario general de organización confederal y policía municipal de Madrid.

Fue precisamente la gestora del sindicato la que puso en manos de la Fiscalía de Madrid la documentación facilitada en su denuncia por el exlíder del sindicato. A principios de enero, la Fiscalía acordó la apertura de unas diligencias de investigación, según informa Europa Press.

Cheques fraudulentos

Los hechos relatados en la denuncia remitida al juez recogen que M. C. T. L. era una trabajadora del sindicato entre cuyas funciones administrativas se encontraba la de librar cheques para el pago de indemnizaciones por despido a trabajadores.

Así, durante un periodo comprendido «al menos» entre el año 2019 y 2021, «bajo la apariencia de librar cheques en favor de diversos trabajadores que habían sido despedidos y que habían encargado a UGT Madrid que tramitaran su correspondiente indemnización», presentó para su firma a los responsables del sindicato diversos cheques cuyo importe iba a ser abonado con cargo a fondos previamente transferidos al Fogasa.

En los mismos, puso como beneficiarios el nombre y apellidos de diversos médicos y maestros que habían superado una fase de oposición y que «aleatoriamente» escogía entre diversos listados publicados en internet, sin que tuvieran ninguna relación con UGT Madrid ni hubieran solicitado sus servicios para el cobro o tramitación de indemnizaciones.

«Una goma que borra tinta»

Una vez firmados dichos cheques por los responsables, la persona denunciada «simulaba» la firma de los supuestos beneficiarios en el recibí del cheque y posteriormente, procedía a borrar, «con una goma que borra tinta», el nombre del beneficiario elegido aleatoriamente y lo sustituía por el de diversas personas de su núcleo familiar (marido) y de tres amigas que actuaban en connivencia con ella y que le ayudaban a apoderarse de los fondos de UGT Madrid. Incluso en algunas ocasiones, además de modificar la identidad del beneficiario, también alteraba el importe a cobrar.

En resumen, los cheques cobrados y el importe queda de la siguiente manera: En 2019, M. C. T. L. libró 71 cheques fraudulentos por importe de 372.660,53 euros; en 2020 libró otros 67 cheques fraudulentos por importe de 407.936,99 euros y, un año más tarde, otros 40 cheques por importe de 1.319.082,50 euros. En la denuncia consta que «las cantidades eran fondos propios de UGT sin que dichas cantidades proviniesen de cantidades adelantadas por el Fogasa».


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Angeles Suarez

    Para que veas que el poder no tiene género, tanto meter a la mujer en la política y al final es igual al hombre.

    La Ayuso, con la cara de tonta que tiene, le faltó tiempo para hacer negocios con la familia. Anda que no fue rápida.

    Aquí hay tanto ratero que no nos van a prestar ni dinero del fondo europeo… Sabrá Dios cómo van a emplear los ayuntamientos este dinero…

    Por otra parte, no entiendo cómo en política no se para de robar, ¿por qué no inventan otro sistema?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*