JUICIO PIEZA POLÍTICA ERE EN AUDIENCIA SEVILLA

Los expresidentes Manuel Cháves (i) y José Antonio Griñán, conversando durante el juicio de la pieza política de los ERE contra 22 ex altos cargos de la Junta. / EFE

Opinión, Política

Los españoles apenas conocen el 10% de la corrupción que padecen

Comparte este artículo:

Las estadísticas demuestran que sólo aflora y se conoce apenas el 10% de la corrupción y que el resto permanece oculta y es posible que de ella nunca se sepa. Da miedo, pero los españoles apenas conocen el 10% de la corrupción que padecen. Si el 10% es tan enorme, ¿Cómo será el total? Cuando sepan lo que han hecho y hacen sus políticos, quizás abandonen su lamentable pasividad, vomitarán, saldrán a las calles a protestar y quizás dejen de votar a esa turba de políticos sin ética ni decencia

Si usted se siente asqueado ante el robo mafioso de los EREs y del dinero de los cursos de formación por los socialistas andaluces o si vomita ante el comportamiento del PP en el caso Bárcenas, amárrese los machos porque apenas conoce el diez por ciento de la enorme masa de suciedad, abuso de poder y violaciones de los derechos y normas básicas perpetrados por los grandes partidos españoles. Si llegara a conocer al menos la mitad de lo que realmente ha ocurrido en las tres ultimas décadas, quizás decidiría abandonar su pasividad de borrego, jurará que nunca más votara a esos partidos corruptos y tal vez deje de creer para siempre en los políticos y en eso que llaman «democracia», un sistema noble y justo pero que en España no es otra cosa que una asquerosa letrina llena de suciedad y vergüenza.

Las estadísticas son claras y aseguran que los ciudadanos apenas alcanzan a conocer el 10% de la corrupción real existente. El resto queda oculto y ni siquiera llega a ser conocido por los jueces.

Fue Antonio Garrigues Walker, cuando él era responsable en España de Transparencia Internacional, quien me explicó con detalles que, de la corrupción, nunca llega a conocerse más del 10%.

Aunque usted no lo sepa ni los grandes medios de comunicación se lo digan, en España se violan los derechos humanos, se falsean los concursos públicos, se tortura, se miente desde el poder, se dejan impunes miles de crímenes de políticos, se roba a mansalva y se anteponen una y otra vez los intereses privados y políticos a los intereses generales y al bien común, se compran y manipulan medios de comunicación, se paga a sicarios de la información y se miente a diario, a pesar de que la mentira a los ciudadanos quizás sea la peor de las corrupciones.

Mucha distancia entre ricos y pobres

¿No sabía usted que España es uno de los países que mas rápidamente avanzan en todo el mundo hacia las cotas mas altas de corrupción y pobreza? Pues ya lo sabe. También es de los que mas rápidamente agrandan la distancia que separa a ricos y pobres, de los que más despilfarran, de los que cobran impuestos más indecentes y confiscatorios y de los que mas rápidamente se endeudan. Quizás no sepa tampoco que España está en los primeros puestos del ranking mundial de alcoholismo, tráfico y consumo de drogas, corrupción institucional, blanqueo de dinero, trata de blancas, prostitución, desempleo, desamparo de los débiles, enchufismo, privilegios injustos para los políticos, nepotismo y decenas de otros vicios, todos ellos producto del deterioro de los valores y de la corrupción.

No hay otro país en el mundo occidental donde las encuestas señalen a los políticos como el segundo gran problema del país y ningún otro en el que más del 80 por ciento de la población reconozca que desconfía de sus dirigentes y del gobierno. Una situación así es, para cualquier experto politólogo, insostenible y reflejo de que la sociedad está al borde de la rebelión.

Pero que nadie se asuste porque la paz de los borregos está asegurada. España es famosa en todo el mundo por el aguante de sus ciudadanos, un fenómeno al que muchos llaman abiertamente «cobardía», y también porque sus políticos, aunque hayan sido sorprendidos con las manos en la masa, casi nunca dimiten. En otros países democráticos, los ministros dejan sus cargos porque mintieron en un examen, cuando eran adolescentes, o porque ocultaron un suspenso o una multa de tráfico en sus currículos, pero en España no sólo no dimite nadie sino que se falsean los historiales, se copian las tesis doctorales, se miente cada vez que se habla al pueblo y se llega a la política sin conocer idiomas, sin preparación profesional, sin educación y sin solvencia ética demostrada.

España no cumple ni una sola de las reglas básicas de la democracia. No existe separación de poderes ni una justicia igual para todos ni respeto al ciudadano ni funcionamiento libre de la sociedad civil ni elecciones realmente libres ni una prensa libre garantizada capaz de fiscalizar a los grandes poderes. Los diputados y senadores no representan a los ciudadanos sino a sus propios partidos y no se avergüenzan de ello, como tampoco lo hacen los políticos cuando nombran a jueces y magistrados, violando las normas básicas de la democracia. El país es lo mas parecido a una enorme cloaca, pero nuestros políticos y periodistas nunca hablan de las grandes carencias y vicios del sistema español y se dedican en las tertulias a promocionar a unos partidos políticos que, si existiera una justicia decente, quizás habrían sido precintados por acumulación de delitos y salvajadas.

Ni siquiera se tiene en cuenta en España la brutalidad antidemocrática que representa que un partido político como el PSOE hundiera la economía solo porque al frente del gobierno colocaron a una especie de idiota bonachón y mentiroso llamado Zapatero. Los españoles ni siquiera se rasgan las vestiduras cuando el PP ganó las elecciones con Rajoy al frente y con un programa electoral que, después, cuando alcanzó el poder, incumplió, engañando a los ciudadanos, lo que en democracia constituye una insoportable estafa electoral.

España es, posiblemente, el único país perteneciente a la Unión Europea donde el poder permite y no castiga que los políticos mientan constantemente a los ciudadanos, que las cajas de ahorro hayan sido saqueadas por políticos y por amigos suyos, ladrones de miles de millones de euros, sin que la justicia los persiga, que cientos de miles de españoles hayan perdido sus ahorros como consecuencia de una estafa consentida y amparada por el poder: la de las participaciones preferentes, y que sean vapuleados a diario, con impuestos y mentiras, por una élites políticas tan desvergonzadas que dan asco.

España es, seguramente, la gran cloaca de Occidente… pero no pasa nada.


Comparte este artículo:

3 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo, solo echo de menos unas palabras sobre los nacionalismos de toda clase y en toda España y las nuevas formas de reparto de la futura España vaciada que pugnan por entrar en el reparto, o el entramado municipal o tema diputaciones

  2. Avatar Angeles Suarez

    Muy bien solamente echo de menos a la España xenofoba liderada por Voz.

  3. Avatar Angeles Suarez

    Yo creo que da igual quién gobierne sí el que lo hace actúa bajo el dominio del capital.

    Los problemas que tiene España no son bonitos y pintan bastante mal.
    Los políticos tienen que ponerse de acuerdo con muchas fuerzas , la más poderosa es la que emana de las grandes potencias económicas(bancos, empresarios, etcétera)

    No gobierna el pueblo, ni gobiernan sus representantes, gobierna la economía , gobierna los dueños del dinero.

    El dinero es el que subvencióna las campañas electorales de los políticos y el que negocia con ellos para que su imperio no decaiga

    El dinero construye su propio imperio y nos pone a todos debajo de él.

    El dinero tiene que contar con sus adeptos por eso hay gente que se maneja muy bien con este sistema. No todo el mundo pasa hambre en este país y no todo el mundo tiene que vérselas negras para encontrar trabajo.

    Hay gente que está satisfecha.

    Esta gente son las que defienden a muerte este sistema.

    Sin embargo, ahora las cosas se ponen complicadas, porque no solamente sufre el humano, sino que también sufre la naturaleza por la explotación de el capital.

    Hace unos pocos de día salió en prensa los cambios que quieres realizar el ministro Garzón con la cría de animales.

    España es el principal proveedor de carne de cerdo en el mundo.

    Quiere decir qué, hay una sobreexplotación de la tierra y una contaminación atmosférica bestial, para criar a estos animales.

    Este problema se podría solucionar con la intervención del estado.

    Pero al estado se le hace casi imposible intervenir y los medios de comunicación del poder están pidiendo la dimisión de este hombre.

    En el momento quiero querido solucionar un problema que es evidente pero qué afecta al empresario y al capital se lo va a comer.

    Entonces quiero decir que un político solamente va a poder gobernar con el consentimiento de los empresarios. Si estos se niegan a colaborar pues tiene que dejar su cargo.

    Por eso opino que cambiar de políticos no nos va a solucionar nada mientras que quién gobierne sea las grandes élites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*