matanza bucha

Dos civiles ucranianos asesinados en la masacre de Bucha. / REUTERS

Opinión, Política

Guerra de Ucrania: por qué son tan importantes el antes y el después de Bucha

Comparte este artículo:

La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos defendió en mayo que los culpables de ejecuciones, torturas y desapariciones de civiles en Ucrania sean llevados ante la justicia. «Hay que investigar los crímenes de guerra», declaraba en abril el secretario general de Naciones Unidas, impresionado por lo que vio en Bucha e Irpin

La Federación Rusa debería cooperar con la investigación del Tribunal Penal Internacional dando cuentas por la devastación del país. «Se ha puesto en marcha la investigación«, anunciaba en marzo el fiscal del Tribunal Penal Internacional.

No cabe duda de que tienen que ser juzgados los responsables directos e indirectos de las masacres en Ucrania. Queda por determinar, sin embargo, cuándo y ante qué tipo de tribunal deberán comparecer, Putin incluido. Y queda pendiente algo fundamental: cómo prevenir crímenes y violaciones como armas de guerra. Nunca más asesinatos ni atrocidades como en Bucha.

Rendir cuentas

Crímenes de guerra son todos los actos (asesinatos, torturas y otras formas de violencia) contra la población civil. El Tribunal Penal Internacional tiene competencia para juzgar tales conductas, también crímenes contra la humanidad, genocidio y actuaciones contrarias a lo establecido en la Convención de Ginebra, según el Estatuto de Roma.

¿Sería necesario un tribunal especial para juzgar a Putin? ¿Un juicio como el de Núremberg? Desde febrero, los debates se centran en el alcance de la invasión de Ucrania por la Federación Rusa. Es una agresión y un crimen contra la paz, se dice en la Declaración en favor de un tribunal especial. Han firmado el documento Gordon Brown –antiguo primer ministro del Reino Unido–, juristas, profesores y escritores como Javier Cercas.

El principal argumento de Philippe Sands, uno de los firmantes, abogado y profesor de Derecho Internacional en el University College de Londres, es que el Tribunal Penal Internacional no podría juzgar el delito de agresión cometido por un estado que no ha ratificado el Estatuto de Roma. Por eso, habrá que completar la labor del Tribunal Penal Internacional para que no queden impunes la agresión ordenada por Putin ni las atrocidades.

Otro argumento esgrimido desde hace años, tras las masacres y el genocidio en Bosnia, es que se debe prestar más atención a las víctimas que a los perpetradores. Es el «paradigma de la atrocidad», como lo ha denominado Claudia Card.

En la práctica, significa poner el acento en la prevención y en la protección de supervivientes y víctimas. Es compatible con el castigo a los criminales de guerra, solo que estos no suelen actuar por iniciativa propia. En las fuerzas armadas hay órdenes y una cadena de mando.

Prevenir las atrocidades

«Atrocidades» son actos de gran crueldad, brutales e inhumanos. Las víctimas sufren graves daños, irreparables las más de las veces. Por eso, en las guerras tiene que haber ciertos límites. Los menciona el Protocolo Adicional al Convenio de Ginebra de 1977: respeto por la legislación internacional, un tipo de armamento, trato a los prisioneros de guerra y a la población, etcétera.

La protección de los civiles en tiempos de guerra estaba ya contemplada en el Convenio de Ginebra de 1949, debido a que las conductas brutales de los combatientes provocan enormes sufrimientos en los no combatientes. El convenio se refería en modo expreso a la protección de las mujeres frente a violaciones, prostitución forzosa y otros ataques. Violencia sexual, trata y persecución por motivos de género son todavía armas empleadas a gran escala por ejércitos y grupos armados, llevando el terror a la población.

Datos sobre la situación en Ucrania confirman que estas atrocidades se cometen de forma sistemática en los territorios ocupados por Rusia, según un informe reciente de Naciones Unidas.

Las intervenciones para poner freno a estas prácticas brutales pueden ser de dos tipos: la protección efectiva de la población civil por parte de estados u organismos internacionales y la prevención de los riesgos

Las intervenciones para poner freno a estas prácticas brutales pueden ser de dos tipos: la protección efectiva de la población civil por parte de estados u organismos internacionales y la prevención de los riesgos. En 2008, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó la resolución 1820 condenando la violencia sexual como táctica en los conflictos armados: es un crimen contra la humanidad. En el 2014, Naciones Unidas presentaba el marco para prevenir atrocidades, con sistemas de alerta e indicadores de riesgos.

En 2018, el Comité Internacional de la Cruz Roja daba un paso más, defendiendo que los procesos de socialización en las fuerzas armadas erradiquen los incentivos para la violencia contra civiles. No debe ser entendida como una política ni como mecanismo de cohesión interna.

En 2022, además de llevar a los culpables de las atrocidades ante la justicia, hay que intervenir en las condiciones que posibilitan los crímenes de guerra, estableciendo sistemas de protección y prevención. No más masacres como en Bucha. Nunca más.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Salvador

    Derecho Romano: Corpus Iuris Civilis de Justiniano.
    Ya en los primeros siglos enseñaba Tertuliano que donde se encuentran estos tres: El Padre, el hijo y el Espíritu Santo, está la Iglesia, que es el cuerpo de la Trinidad.

    En el Derecho Romano El Fas era dado por los sacerdotes y se contraponia,como derecho divino,al derecho civil. Más de un general romano fue metido en cinturas por hacer lo que no debía.
    Baltasar de Ayala escribió ; De jure et offciis bellicist et disciplina militari libri III. En el abogó por la doctrina de que los civiles no podían ser atacados deliberadamente por las fuerzas militares.
    Felipe II, quitó de enmedio al Duque de Alba de tierras de Flandes según parece por recomendaciónes de Benito Arias Montano y de algún otro más de la Iglesia Católica.
    Al Conde Duque de Olivares, Felipe IV lo metió en cinturas por unos desmanes en tierra catalanas .
    El ordenamiento jurídico de la Monarquía Hispánica del Imperio Español ya sabemos bajo la lupa de quiénes estuvieron…. todos somos Hijos de Dios.

    A mí me hace mucha gracia la forma de aplicación del Derecho Anglosajón y más cuando tiene referencia con el petróleo ( Irak, Gordon Brown ministro de finanzas de Blair) o las leyes raciales en Alemania como Estados Unidos y que han cometido gran parte de las mayores atrocidades en la Historia de la Humanidad, junto a otros. Australia,exterminio de aborígenes. India, hambrunas. Trece Colonias y su conquista del Oeste: el mejor indio, el indio muerto.
    Será capaz el jefe de la Iglesia Ortodoxa meter en cintura al gobernante ruso? Me parece que no.
    El Tribunal Internacional deja siempre escapar de sus redes a las moscas grandes y ya sabemos a quiénes atrapan .
    Las guerras, incluidas las guerras de propagandas son una continuación de la política pero por otros medios y quiénes las ganan, nunca dan explicaciones de nada, desgraciadamente.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*