cgt clece dos

Una de las protestas del sector de Ayuda a Domicilio en Almería.

Empleo, Tribunales

Los tribunales dejan al descubierto las irregularidades laborales de Clece

Comparte este artículo:

A anteriores despidos de trabajadoras embarazadas, a las que la empresa se vio obligada a devolver sus puestos de trabajo, se une ahora la sentencia del juzgado de lo Social número 2 de Almería, que declara rotundamente la práctica ilícita de la empresa propiedad de Florentino Pérez de contratar «en fraude de ley» a la delegada sindical Ana Paula, que fue despedida «de forma improcedente», según la sentencia

Así lo expone el juez en su resolución: «En el presente caso, la relación laboral se ha articulado a través de muchos contratos de trabajo temporal con jornadas que iban variando, y por duraciones variables, en el que no hay acreditación ni explicación de la causa de la temporalidad, limitándose a establecer unas cláusulas especificas referidas a la naturaleza de la función a desarrollar, pero nada sobre la razón de ser de tal temporalidad; de ello se puede desprender que el trabajo para el que fue contratado el actor, no tenían autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de la empresa, pues el actor se dedicaba precisamente a las labores que eran objeto de la actividad económica de la empresa (servicios de atención a las personas dependientes y desarrollo de la promoción de la autonomía personal). Por tanto, no se ha demostrado tampoco la causa de temporalidad de dichos contratos, lo que lleva a la conclusión de que tales contratos se celebraron en fraude de ley y que, por ello, la relación laboral ha de considerarse como indefinida, tal y como dispone el art. 15.3 ET. En este sentido se pronuncia también la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (Granada), de 7 de septiembre de 2011. Ello conlleva concluir que, en el presente caso, el contrato celebrado entre las partes había devenido indefinido».

La sentencia 322/21 del citado Juzgado de lo Social se refiere al despido de la trabajadora y delegada sindical de CGT Ana Paula, que trabajaba en Abla (Almería) y fue despedida por Clece el pasado 28 de diciembre por su actividad sindical en defensa de dignificar la profesión de Ayuda a Domicilio. También deja claro que «los  hechos por los cuales se ha accionado un despido, sin que haya prueba bastante de los mismos, no se puede entender cometida la infracción», reza en la sentencia.

«Despido inventado»

«Estamos ante un despido inventado para deshacerse de una compañera molesta para la empresa por intentar hacer valer el cumplimiento de la legalidad vigente, manifestando su señoría en el fallo que estamos ante un despido improcedente pese a que, desde CGT, reclamábamos la nulidad del mismo por claro móvil antisindical, lo que conllevará que nuestra asesoría jurídica presente el preceptivo recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía«, ponen de relieve desde el sindicato.

A pesar de no estar de acuerdo con el fallo por considerar que «quedó demostrado en el juicio que estábamos ante nuevas actuaciones represivas de Clece contra la afiliación a CGT en el sector de Ayuda a Domicilio de Almería y verse obligada a recurrir la sentencia ante la sala de lo Social del TSJA», el sindicato muestra su satisfacción por las evidencias que quedan latentes a los ojos del juez y plasmadas en los hechos probados y fundamentos de derecho de la sentencia sobre la práctica ilegal de «esta empresa sin escrúpulos hacia las contrataciones ilegales de mujeres trabajadoras, aprovechándose de sus necesidades de tener que llevar el sustento a casa». «Ante la indefensión de la clase trabajadora por las ventajas con las que operan estas empresas inquisidoras para reprimir a quienes solo persiguen acabar con la explotación a la que vienen siendo sometidas las trabajadoras, reclamaremos siempre, con los medios a nuestro alcance, el cumplimiento de la legalidad», agregan.

Casi un centenar de trabajadoras ya son indefinidas

Según la organización sindical, la Inspección de Trabajo de Almería ha obligado a Clece a convertir en indefinidas a casi un centenar de trabajadoras por estar contratadas en fraude de ley tras múltiples denuncias de CGT.

«Vamos a continuar siendo vigilantes con las actuaciones irregulares de Clece y no vamos a cejar en el empeño de que, en el sector de Ayuda a Domicilio de Almería en particular y de Andalucía en general, se ponga fin a la explotación laboral y a los abusos de las empresas buitre que son concesionarias de ayuntamientos y diputaciones para lucrarse con la atención domiciliaria de nuestros mayores y dependientes», apostillan.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*