podologo

Un podólogo atiende a una paciente.

Salud

La figura del podólogo, al margen del SAS

Comparte este artículo:

Sólo el 1,89% de los diabéticos diagnosticados en Andalucía recibe atención podológica, por lo que Satse ha solicitado a la Consejería de Salud y al SAS la creación de la categoría de podólogo en el Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) y su integración de forma paulatina en los equipos multidisciplinares en todos los niveles asistenciales

Actualmente, en el Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) se realiza la asistencia podológica mediante servicios de asistencia específicos a personas con diabetes y situación de pie diabético o con riesgo alto de presentarlo, prestándose mediante contratos regulados de acuerdo con los pliegos tipo de cláusulas administrativas particulares vigentes en cada momento.   

Estos programas, subraya el Sindicato de Enfermería Satse, se han demostrado «poco eficaces para dar respuesta a los objetivos en condiciones de igualdad efectiva que garanticen la equidad y la accesibilidad de la atención sanitaria», tal y como evidencia que sólo el 1,89% de los diabéticos diagnosticados en Andalucía recibe atención podológica.

Según datos del Plan Integral de Diabetes de Andalucía, el 15,3% de la población adulta andaluza mayor de 18 años tiene diabetes, lo que supone que hay aproximadamente un millón de personas con diabetes en Andalucía. Asimismo, recientes estudios evidencian que cerca de un 20% de los pacientes diabéticos sufrirán riesgo de amputación en las extremidades inferiores, relacionándose el 70% de los casos de amputación con esta enfermedad.

Petición de creación de la categoría

Por todo ello, la organización sindical ha solicitado a la Consejería de Salud y Familias y al Servicio Andaluz de Salud (SAS) la creación de la categoría de podólogo en el SSPA y su integración de forma paulatina en los equipos multidisciplinares en todos los niveles asistenciales, tanto en Atención Primaria como en Especializada.

La inclusión de estos profesionales beneficiaría a las estrategias de prevención del pie diabético, potenciando la educación terapéutica, la accesibilidad a la atención podológica y la rehabilitación, con especial atención a los colectivos más vulnerables, objetivos recogidos en los planes integrales de diabetes de Andalucía.

“Esta situación genera grandes costes al sistema sanitario que podrían evitarse con un cambio de visión en las estrategias de prestación de servicios que garantice una oferta de cuidados de calidad, centrados en las personas, respetando principios de universalidad, equidad, solidaridad y accesibilidad”, apuntan desde Satse, asegurando además que, para que este cambio sea eficaz, “debemos apostar por la inclusión de la categoría del profesional de Podología en los equipos multidisciplinares, integrándolos en todos los niveles asistenciales del SSPA”.

Una vieja reclamación

Son numerosas las iniciativas promovidas desde diversos ámbitos para incluir la podología en la cartera de servicios de los distintos sistemas de salud, destacando en Andalucía la aprobación, ya en 2016, de una proposición no de ley en el Parlamento en la que se instaba al ejecutivo andaluz a adoptar las medidas necesarias que permitieran la creación de la Podología como una categoría de personal estatutario del SSPA.

Por todo lo expuesto, desde el Sindicato de Enfermería concluye insistiendo en reclamar a la Consejería de Salud y Familias y al SAS que sea sensible a esta petición y, «en breve plazo, inicie los trámites para la inclusión de la Podología en la cartera de servicios del SSPA, redactando para este fin una norma que regule la creación de la categoría de Podólogos, sus funciones, clasificación, retribuciones y sistema de acceso, incluyendo su incorporación en la Bolsa Única de Empleo del SAS como herramienta que garantice la selección mediante los principios de igualdad, mérito y capacidad».


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*