Vacunacion Sevilla 1

Vacunación en Sevilla.

Salud

Satse pide al SAS que garantice las condiciones de seguridad y salubridad en los puntos de vacunación masiva

Comparte este artículo:

El Sindicato de Enfermería, ante la puesta en marcha del denominado ‘Plan 1.000.000 por semana’, reclama que se habiliten lugares seguros y con condiciones climáticas adecuadas para poder realizar jornadas laborales extensas de inmunización. Satse insiste, además, en que se dote de enfermeros suficientes para hacer frente al incremento del ritmo de la campaña de vacunación sin necesidad de reducir el resto de la actividad asistencial diaria en los centros sanitarios andaluces

El Sindicato de Enfermería, Satse, en Andalucía, ante la puesta en marcha del denominado Plan 1.000.000 por semana para la vacunación masiva frente a la Covid, ha reclamado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) que garantice que los puntos de vacunación a gran escala que se habiliten «sean seguros y con condiciones climáticas adecuadas para poder realizar jornadas laborales extensas de inmunización».

Así, ante el incremento de las temperaturas en Andalucía y el previsible aumento del ritmo de vacunación, los enfermeros recuerdan al SAS que los puntos de vacunación masiva «deben estar perfectamente diseñados para la obtención de una eficiencia y seguridad del proceso máximas», advirtiendo que este tipo de grandes recintos «deben reunir siempre las condiciones de seguridad necesarias para ciudadanos y trabajadores (distancias, ventilación…), tanto si la vacunación se realiza sin bajarse de los vehículos como si se hace a pie«.

Además, deben estar perfectamente preparados en caso de que alguna persona pueda sufrir una reacción adversa tras la administración de la vacuna y, en general, «contar con óptima organización, coordinación y logística para garantizar que se vacuna al mayor número de personas en el menor tiempo posible«, apostilla.

Hasta la fecha, detalla la organización sindical, se han detectado «problemas puntuales en los puntos de vacunación que han generado quejas por parte de los profesionales, tales como la acumulación del humo en los puntos en los que se vacuna sin bajar de los vehículos o el espacio reducido de los boxes en otros centros donde se está actualmente vacunando».

Personal suficiente

De otra parte, el Sindicato de Enfermería ha reclamado a la Administración andaluza que establezca «una previsión real de las necesidades de personal para garantizar que los centros sanitarios andaluces cuenten con enfermeros suficientes para hacer frente al incremento del ritmo de la campaña de vacunación sin necesidad de reducir el resto de la actividad asistencial diaria».

Satse insiste en que recurrir a grandes recintos «no debe hacerse sobrecargando de más trabajo a los enfermeros de los centros de salud y hospitales, sino reforzando las plantillas para que nuevos equipos de estos profesionales sanitarios puedan ocuparse de la administración de la vacuna en estos espacios».

Asimismo, incide en que los enfermeros no solo se limitan a administrar la vacuna, sino que son los profesionales encargados de la planificación, recepción y seguimiento de las dosis correspondientes, además de vigilar cualquier efecto o reacción adversa que pudiera tener la persona a la que atienden para resolver con solvencia y proteger su salud.

Voluntarios con funciones específicas

Respecto a la presencia de una red de voluntarios para hacer frente a la campaña de vacunación, como son profesionales jubilados y estudiantes de carreras relacionadas con las ciencias de la salud como Enfermería, Medicina, Farmacia, Odontología o Fisioterapia, los representantes sindicales han recordado que «sus funciones deben limitarse a la información previa, la ayuda para rellenar el cuestionario prevacunal, la explicación de cuestiones básicas referentes a la vacunación o la colaboración en la observación tras recibir la vacuna y consejos finales antes de la salida de los usuarios, en ningún caso a vacunar, función cuya competencia recae exclusivamente en los enfermeros».

En el caso de ser inviable la cobertura de las necesidades de estos profesionales por falta de disponibilidad en la Bolsa de Empleo, el SAS debe recurrir a enfermeros que, voluntariamente, realicen esta actividad al margen de su jornada, en horario de tarde o festivos y fines de semana, retribuyéndoles tal y como recoge el plan de mejora de la accesibilidad de los ciudadanos a los servicios con motivo de la pandemia covid-19.

Concluye el Sindicato de Enfermería asegurando que, durante las últimas semanas, se está constatando que, cuando se dispone de las dosis de vacunas necesarias, «la inmunización de la población va a un ritmo muy adecuado dado el compromiso demostrado«, una vez más, por los enfermeros como lo demuestra que, a 18 de mayo de 2021, son ya 2.687.304 las dosis administradas en Andalucía y un 15,50 por ciento de la población con la pauta completada.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*