UCI en capilla

Esta es la imagen que presenta hoy la capilla del Virgen de las Nieves, convertida en una UCI improvisada.

Salud

Habilitan una UCI improvisada en la capilla del Hospital Virgen de las Nieves

Comparte este artículo:

La alta presión asistencial que llevan soportando los dos hospitales de Granada en los últimos dos meses ha provocado una situación insostenible. En el Virgen de las Nieves han tenido que montar una UCI en la capilla, llevándose esta a otro sitio del centro

La segunda ola de esta pandemia está causando tantos estragos en Granada que hasta la casa de Dios tiene que echar una mano… pero no de la forma habitual. Los bancos de la capilla han dejado paso a 12 camas de UCI, permaneciendo la cruz y el púlpito. «En cada rincón que se puede, ponemos una cama de UCI«, comenta un profesional sanitario del Hospital Virgen de las Nieves. La capilla se ha instalado provisionalmente en otro lugar.

«Hace un par de días vivimos la peor jornada. En esta segunda ola, estamos siendo la peor ciudad de España. Esperamos que, a partir de la semana que viene, se pueda notar una disminución de la presión asistencial», agrega este trabajador del SAS, que añade que todos los profesionales sanitarios del Virgen de las Nieves están atendiendo, de una u otra manera, a pacientes covid: «Hay que llamar por teléfono a mucha gente para atender las listas de espera hospitalaria. Hay enfermos de covid a los que les damos el alta, a veces, con mucha precocidad, por lo que hay que hacerles un seguimiento telefónico unos días más. En las especialidades solo estamos operando los casos más urgentes».

Por su parte, el dietista del centro y miembro de la junta directiva de la Asociación Justicia por la Sanidad, Enrique Marín, expresa que las UCis están ahora un poco más controladas: en la sexta planta, hay una UCI dedicada a otras patologías, la llamada zona limpia, donde sí hay camas libres, pero la zona UCI de covid «está repleta». «Tenemos muchísimas camas ocupadas con enfermos de Sars-Cov-2. La cosa se está estabilizando, aunque hay muchas complicaciones. Han bajado las muertes en Andalucía, pero han aumentado los infectados. Yo siempre he dicho que lo peor vendría entre el 15 y el 30 de noviembre. En cuanto a las medidas adoptadas por el Gobierno andaluz, no he visto que haya bajado en Granada ni el tráfico ni el número de personas en las calles», pone de relieve Marín.

Según datos de hoy de la Consejería de Salud, en la provincia de Granada ha habido 508 positivos en las últimas 24 horas para un total acumulado de 40.372 desde que comenzó la pandemia. Asimismo, 63 nuevos pacientes covid han ingresado en los hospitales granadinos desde ayer, de los que 3 están en la UCI (241 enfermos UCI en total). Además, hay 9 fallecidos en las últimas 24 horas y 341 personas recuperadas.

Consultas improvisadas en cualquier lugar

Marín denuncia que, después de que le han cambiado tres veces de ubicación dentro del Hospital Virgen de las Nieves de Granada en estos últimos ocho meses de pandemia, el último habitáculo de trabajo que le han asignado es «la ocupación de una sala de estar de pacientes no apta ni para los mismos«.

«Es un un espacio aproximado de 10 metros cuadrados donde estamos tres compañeros hacinados durante siete horas de turno. No somos los únicos, hay muchos trabajadores que han sufrido la misma suerte o peor. Pero fíjense por un momento en las vistas desde la única ventana enrejada de nuestro despacho. Como podrán comprobar (en la siguiente imagen), no son las de nuestra ilustrísima gerente, desde la sexta planta del edificio de gobierno, con vistas a nuestra maravillosa Sierra Nevada»:

La lamentable vista de la consulta de Enrique Marín.

«Lo nuestro está ubicado en un semisótano con vistas a no sé qué, lleno de mierda (perdón por la expresión), basura, mascarillas desechadas, moscas y otra fauna aún por conocer. Miedo da a ventilar el despacho por aquello de los núcleos de Wells covidianos«, denuncia el dietista del Virgen de las Nieves.

Esto es lo que se ve por la ventana de la consulta de Marín.

«No pedimos vistas a Sierra Nevada, sólo dignidad y salud laboral. Creo que la situación de miles de trabajadores hospitalarios en estos momentos de pandemia no es la idónea. ¿Adaptarnos? Por supuesto, pero todo tiene un límite», apostilla Enrique Marín.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Encarnación garcia

    Es lamentable yo como.granadina siempre estuve en la creencia debido a las referencias que siempre se han tenido de la sanidad en Granada que era una de las ciudades mejor dotadas todos debemos manifestar nuestro apoyo a todo el personal sanitario de Granada y alzar la voz para que nos escuchen y esto mejore

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*