Socorro Ricoy.

La médica y activista social Socorro Ricoy.

Salud

Socorro Ricoy denuncia la inoperancia del plan de choque de la Junta para reducir las listas de espera en 2019

Comparte este artículo:

La médica de admisión y documentación que destapó el maquillaje de las listas de espera del SAS incide en que el reciente informe del actual Gobierno andaluz vuelve a dejar en la estacada a miles de pacientes que siguen anhelando una intervención quirúrgica inmediata

La Consejería de Salud ha publicado los datos de las listas de espera de 2019 y ha sacado pecho. El problema es que ese pecho está enfermo. Ese pecho tiene muchas manchas sospechosas, muchos puntos negros que hay que analizar para poder comprobar que el diagnóstico es preocupante. Para ello, nadie mejor que la médica de admisión y documentación granadina y miembro de la junta directiva de la Asociación Justicia por la Sanidad, Socorro Ricoy, da la versión más veraz de los datos institucionales.

Con dos meses de retraso se han publicado las temidas listas de espera correspondientes al segundo semestre del 2019. «Temidas tanto para los gestores de nuestra sanidad como para los pacientes, aunque el temor de unos y otros es bien distinto», asevera Ricoy, que añade: «Mientras unos temen por perder su silla, otros muchos temen perder su salud e incluso su vida. Al parecer se sienten satisfechos por los logros conseguidos y se verán aliviados al ver que el aumento de personas en lista de espera es menor de lo que esperaban«. Sin embargo, el número sigue siendo muy preocupante: un incremento de 47.428 pacientes en lista de espera desde diciembre de 2018 hasta diciembre de 2019 (41.771 para una primera cita para el especialista y 5.657 para intervención quirúrgica).

Dicen haber aumentado en el 2019 el número de intervenciones quirúrgicas y seguro que, en ese aumento, ha tenido algo que ver el plan de choque que se activó en el mes de abril dotado con más de 25,5 millones de euros que se agotó a los pocos meses y con el que «solo se ha conseguido operar a 6.178 pacientes de los 30.143 a quienes iba dirigido, según el consejero de Salud, por ser pacientes con procedimientos con garantía de plazo superado y los que, no teniendo garantía, llevaban más de 365 días en lista de espera».

«El Sr. Aguirre no debería sentirse satisfecho cuando, en un año, ha pasado de tener 843.538 pacientes en lista de espera a 890.966», pone de relieve Ricoy

Son 6.178 intervenciones, en su gran mayoría, de procedimientos sin garantía de plazo de respuesta porque eran los que se podían programar en mayor número al ser procesos banales, con lo que los profesionales que colaborasen en él «recibirían más dividendos al cobrar por número de intervenciones realizadas por jornada».

En este gráfico se ven claramente los incumplimientos del SAS en 2019.

«Para el Sr. Aguirre habrá sido un logro este plan de choque, pero seguro que no lo verán así ni esos miles de pacientes ni el resto de contribuyentes, unos porque su proceso al ser grave y complejo les incapacita cada vez más y pone en riesgo sus vidas, que es por lo que tiene establecido un plazo de respuesta que la administración está obligada a cumplir máxime cuando ya lo habían superado, y los otros por el coste excesivo que ha supuesto para tan escasos resultados», denuncia Ricoy.

En cuanto a la lista de espera de consultas para el especialista, este plan de choque, al actuar solo en parte de esa lista que a la administración le interesaba, ha propiciado un aumento en las primeras citas para el especialista pasando en solo un año de 685.523 pacientes a 727.294, «aumentando a su vez el número de citas con plazo superado».

En el último año, la lista de espera total ha aumentado en cerca de 47.500 pacientes.

Otro aumento ha sido el del número de pacientes para intervenciones quirúrgicas con garantía de plazo de respuesta. En el año 2018, fue de 87.704 pacientes y, en el 2019, de 99.247. Con este incremento, también se aumenta el número de pacientes con plazos superados. «Dejan atrás aquellas prestaciones que, por decreto, están obligados a darles respuesta en los plazos establecidos», señala la activista social.

Cerca de 16.500 pacientes con garantía de plazo de respuesta sobrepasan ese plazo, incumpliendo el Decreto.

«El Sr. Aguirre no debería sentirse satisfecho cuando, en un año, ha pasado de tener 843.538 pacientes en lista de espera a 890.966 y los procedimientos con garantía con plazo superado van en aumento y, si lo está, será porque ve que los usuarios son remisos a reclamar sus derechos y aguantan carros y carretas igual que sus profesionales», sentencia Socorro Ricoy.

Esta referente de la lucha por una sanidad digna lleva ya muchos años ayudando a pacientes que no saben qué hacer ante una burocracia enmarañada (curiosamente la Junta no incluyó, en su nuevo Decreto-Ley de simplificación normativa, la agilización de algunos trámites sanitarios que traen por la calle de la amargura a miles de usuarios). Ricoy siempre aconseja la reclamación, «que la gente no tenga miedo a poner reclamaciones a las instituciones, que al final se consiguen las cosas».


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Encarnación Ruiz Castro

    Más claro no se puede decir. Si les decimos sinvergüenzas e impresentables a los políticos por su ineptitud, mucha gente se molesta porque no se cuidan las formas. Cuíden al paciente!!!!!!!!!!!, reduzcan al máximo esas listas de espera y les aplaudiremos, señores políticos y no nos mientan!!!!!!!!!!!!, por favor!!!!!!!!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*