Bendodo

El consejero de Presidencia, Elías Bendodo.

Empleo

Elías Bendodo insulta gravemente al personal laboral de la Junta de Andalucía

Comparte este artículo:

Bendodo, el Zarrías de Málaga, insultaba a los trabajadores laborales de la administración general de la Junta de Andalucía, el pasado 14 de enero, en la presentación de la Bolsa única de trabajo del personal laboral de la Junta de Andalucía

Afirmó que la bolsa única era un ejercicio de transparencia, que antes no había bolsa común y que en la Junta de Andalucía se “entraba por otra puerta”, insultando gravemente al personal laboral de la Junta de Andalucía. Una mentira más de este gobierno que más que del cambio es del cambiazo. Bendodo está resultando un peligroso analfabeto político en los temas de personal de la Junta de Andalucía, del que es el máximo responsable.

Se le olvida que la Bolsa Única ya estaba terminada y tan solo pendiente de firma entre el anterior gobierno de Susana Díaz y las centrales sindicales negociadoras del VII Convenio Colectivo. Bendodo confunde la entrada en la Administración paralela de la Junta de Andalucía con la propia Junta de Andalucía, cosas de diferentes sustancias. Y ese error lo descalifica para llevar la función pública de la propia Junta. Todavía peor son los mil y un asesores de Bendodo, pagados generosamente con dinero público, que de auténticos medradores del partido saltan a la Junta sin haber trabajado en su vida y sin tener ni idea de función pública. Son los nuevos Juanmaninis.

Para que Bendodo y sus inútiles asesores lean, aprendan y tomen nota. En 1985 se fraguó el primer convenio colectivo para el personal laboral al servicio de la administración de la Junta de Andalucía. Fue el culmen de la refundición de los algo más de 30 convenios colectivos que existían de las transferencias de la administración central a la autonomía. En 1989, se crea la primera bolsa de trabajo pública y abierta y en cuyo baremo el peso principal recaía sobre los años de paro de cada candidato. Tras la huelga general del 26 de abril de 1990, el 7 de septiembre de aquel año, se firmó el famoso Acuerdo de Estabilidad para el personal laboral de la Junta de Andalucía para las tres primeras convocatoria de empleo público.

Por el Decreto 111/1990, de 3 de abril se determinaron los criterios a que habría de ajustarse la convocatoria para el acceso del personal laboral fijo y fijo-discontinuo al servicio de la Junta de Andalucía a la condición de trabajadores fijos correspondiente a la oferta de empleo público para el año 1988. En el verano de 1990 se convocó el primer concurso unitario de acceso a la condición de personal laboral fijo para todos los grupos y categorías. Este primer proceso dio lugar a la creación de la primera bolsa de trabajo para la contratación de personal laboral eventual derivada de una oferta pública de empleo. Luego, tras cada oferta pública quedaba constituida una bolsa de trabajo.

Interfaz de la Web del Empleado de la Junta de Andalucía.

Después este proceso anterior, vinieron los Decretos 15/1991, de 29 de enero, por el que se aprobó la Oferta de Empleo Público de la Junta de Andalucía para 1991 que convocó 4.650 plazas para el personal laboral, y el Decreto 116/1994, de 24 de mayo (BOJA de 28 de junio), por el que se determinaron los criterios a que habrían de ajustarse las bases de la convocatoria de los procesos selectivos para el acceso a la condición de personal laboral fijo al servicio de la Junta de Andalucía.

Finalmente, por diferentes órdenes de septiembre a octubre de 1994, se convocaron los concursos de acceso para la provisión de vacantes del personal laboral al servicio de la administración general de la Junta de Andalucía, con lo que casi la totalidad del personal laboral acogido al acuerdo de estabilidad consolidó en estas plazas. De esta forma, en las dos primeras ofertas públicas de acceso a personal laboral fijo consolidaron legalmente su puesto en la Junta de Andalucía la nada desdeñable cifra de 8.990 personas. Y quedaba igualmente constituida la Bolsa de Trabajo para todas las categoría laborales del personal al servicio de la administración de la Junta de Andalucía.

Después de esto se decidió aplicar la sentencia del Tribunal Constitucional sobre transitorios y preautonómicos, ahora en exclusiva para el personal laboral restante que llevara más de tres años en la Junta de Andalucía. Y en el seno del Convenio Colectivo se pactó la convocatoria de un concurso extraordinario de acceso a la condición de laboral fijo que afectaba ya al personal contratado con posterioridad al Acuerdo de Estabilidad. Y se introdujo en el artículo 5º del Decreto 528/1996, de 26 de diciembre (BOJA nº 151 de 31/12/1996), por el que se aprobaba la Oferta de Empleo público de 1996.

Finalmente, el conocido popularmente en la Junta como el decretazo se convocó mediante Órdenes de 26 de marzo de 1998 (BOJA números 42, 43 y 44 de 16, 18 y 21 de abril, respectivamente). El personal afectado por este concurso extraordinario permanecieron en las plazas que ocupaban de forma provisional y se vieron obligados a participar en un concurso de traslado general convocado posteriormente al efecto. Fue el 2 de enero de 2000 cuando tomaron posesión definitiva de sus plazas. A partir de la resolución de este proceso, los siguientes concursos ya no tuvieron en cuenta ningún criterio de estabilidad laboral, e incluso, se llegó a modificar las fórmulas de acceso a la función pública para el personal laboral de la Junta de Andalucía, así como las bolsas de trabajo para este personal laboral de la Junta de Andalucía.

Nadie entró, pues, Bendodo, por «la puerta de atrás” en la Junta de Andalucía desde la regulación de hace ya 30 años de las ofertas públicas y la creación de las bolsas de trabajo derivada de las mismas. Para eso se inventaron la administración paralela, esa que ustedes quieren blanquear y consolidar.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Gerión

    Muy bien mi querido Pelopincho, así se le calla la boca a los sobradamente » listillos «y al que le contestas me parece que se pasa ocho provincias. Como decía algún Chavo de por ahí no contaban con que siempre hay alguién que sabe la verdad y teniendo esta presente la mentira nunca la podrá doblegar» porque siempre hay HISTORIADORES como tú, sí con tu licenciatura en Historia, como para que te vengan con cuentos percheleros y que además eres personal laboral por Derecho.
    Para tu conocimiento por si algún otro dia sale a colación fueron 64 los Convenios de Organismos de la Admón. Central que afectaban a personal trasferido a Andalucia, que traian unas diferencias económicas de unos a otros de más del 500% , que fueron sustituidos todos por el I Convenio Colectivo y compensadas aquellas injustas diferencias económicas. Ello se consiguió gracias al levantamiento en huelga, que fue la que impulsó la negociación, del personal transferido del INAS (Instituto Nacional de Asistencia Social, el heredero de los comedores de la obra del 18 de julio), cuyos dirigentes tenian a su personal en unas condiciones económicas que hoy habrían hecho el camino contrario que hacen los que se atreven a venir atravesando el Estrecho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*