martin leon

El ex delegado de Educación y procesado por un presunto delito de estafa, Miguel Martín León.

Política, Tribunales

Dimite el delegado de Educación de Sevilla, procesado por una presunta estafa relacionada con una empresa de vaginas de plástico

Comparte este artículo:

El funcionario docente de carrera Miguel Martín León, quien tomaba posesión hace sólo cuatro días del cargo de delegado Territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en la provincia de Sevilla, en relevo de Marta Escrivá (cesada en dicho cargo tres días antes), ha dimitido del puesto al estar procesado en una causa judicial que investiga presuntos delitos de pertenencia a grupo criminal, estafa continuada, falsedad documental y apropiación indebida, según ha confirmado hoy el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo

Esta película podría llamarse Vaginas de plástico, estafa y un cese. Martín León (Ciudadanos) formalizó su renuncia a última hora de ayer, a cuenta de esta investigación judicial que se remonta años atrás y que giraría en torno a una aportación de 40.000 euros de la empresa de juguetes eróticos Fleshlight (vaginas de plástico), con instalaciones en Dos Hermanas, como patrocinio para un equipo de baloncesto relacionado con él, dinero que finalmente habría ido a parar a la asociación deportiva Anima Vitae, dirigida por familiares del ya ex delegado territorial, según avanzó esta mañana ABC.

Por su parte, el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, hizo referencia, tras el Consejo de Gobierno, a este escándalo en el seno del partido que cogobierna Andalucía: «La decisión la ha tomado el consejero de Educación, Javier Imbroda, y hoy en el Consejo de Gobierno se ha conocido el cese». Al decir «cese», no queda claro si ha sido una dimisión, como apuntan algunas fuentes, o bien el significado del verbo cesar en la siguiente acepción: «Destituir o deponer a alguien del cargo que ejerce».

«Nosotros desde el Gobierno de Andalucía desconocíamos la situación procesal de esta persona. Miguel Martín no había informado al consejero de Educación de la misma al ser propuesto para el nombramiento y espero que Imbroda, en los próximos días, proponga a su sustituto«, apostilló Bendodo, que evitó pronunciarse sobre la Operación Terminus, en la que está implicado un alto cargo actual de la Junta de Andalucía: el viceconsejero de la Presidencia y mano derecha de Bendodo, Antonio Sanz. «Estas cuestiones se responden en la sede del partido», zanjó.

Pero minutos antes, el consejero de la Presidencia hizo referencia de forma sibilina al Caso Isofotón, que implica al PSOE, cuando un periodista le preguntó por Abengoa: «La Junta no tiene un mecanismo legal para la financiación de grandes empresas. Además, una operación de tanto calado (500 millones de euros) no puede depender de los 20 millones que Abengoa solicita a la Junta. En otros tiempos, se daban subvenciones directas a empresas y ustedes saben perfectamente lo que siguió a esas subvenciones«.

Un cargo gafado

Al comenzar la legislatura, con el Gobierno de PP y Cs al frente de la Junta de Andalucía, la Delegación Territorial de la Consejería de Educación fue encomendada a Joaquín Pérez Blanes, si bien tras su renuncia alegando motivos familiares, dicho departamento fue encomendado a Marta Escrivá, hasta entonces viceconsejera de Educación y Deporte.

Tras el reciente cese de Escrivá como delegada territorial, siendo nombrado Miguel Martín León como su sustituto, la mencionada responsable de Cs anunciaba que daba por finalizada su vida en la política activa.

«Quiero dar las gracias a las personas que confiaron en mí desde 2015, a los amigos que hice en el camino y al gran equipo de personas y trabajadores de la Delegación de Sevilla. Orgullosa del trabajo de todos nosotros», indicaba en un mensaje en su cuenta personal de Twitter.

Duras críticas de Adelante Andalucía

«Ya no solo es una cuestión de nombres o sillones, va más allá: es que las consecuencias de paralización y retrasos, así como de desorganización, se sufre de forma directa en colegios e institutos de Sevilla y sus pueblos y afecta de forma directa a la comunidad educativa», alerta la diputada provincial de Adelante Teresa de Pablo, avisando de las consecuencias de que el consejero de Educación, Javier Imbroda (Cs), «coloque a sus amiguetes, que son como él: ineptos, incompetentes y poco fiables«.

«En el círculo de Ciudadanos, un partido sin implantación real en Andalucía, no tienen gente a la altura de lo que se necesita en un Delegación de Educación como la de Sevilla», opina Teresa de Pablo.

Así, De Pablo, ha pedido al consejero «que mire más allá de su partido y de su círculo de amistades, que se deje de sectarismo, y que se tome en serio el próximo nombramiento, para que sea una persona con experiencia, capacidad y honestidad, porque con esas cualidades hay muchas personas en Sevilla, solo que tal vez no sean de Ciudadanos».

Lo más grave es que una provincia como Sevilla no puede estar sin referente público en educación en un momento crítico como este. La presencialidad segura en los colegios exige a los dirigentes altura de miras, transparencia y trabajo, mucho trabajo. Y lo que se encuentran los andaluces, a día de hoy, es mediocridad y unos retazos de corrupción alarmantes.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*