Cartas al director

Caballo de Troya 2.0

Comparte este artículo:

¿No te parece sorprendente que tu médico te atienda telefónicamente, para evitar riesgos, mientras a ti te obligan a llevar a tu hijo, cada día, a la escuela? ¿No están advirtiendo muchos docentes que les resultará imposible garantizar la seguridad en las aulas?

Ya ha aparecido en prensa algún que otro caso de “niño positivo que ha obligado a poner en cuarentena a toda la clase” ¡Y el curso acaba de empezar! ¿Y las familias de todos esos niños? ¿No serán también rastreadas, testeadas y, en su caso, encerradas? ¿Qué pasará a medida que salgan más y más niños positivos?

Es la nueva estrategia de los políticos para aumentar los test PCR ¿por qué quieren hacer eso? La respuesta está en el Real Decreto Ley 22/2020 de 16 de junio, por el que se regula la creación del Fondo Covid-19 y se establecen las reglas relativas a su distribución. En su artículo 2.a).3, deja muy claro que se tendrá en cuenta, para distribuir el dinero, el número de pruebas PCR que se realicen. A continuación, pueden ver lo que dice ese apartado del Decreto:

A más pruebas, más dinero. Es así de sencillo. Es como si yo os dijera: “Tengo 1.000 euros que repartiré entre vosotros a razón de 10 euros por cada piedrecita que me traigáis”. ¿Qué haríais  al escuchar mi oferta sino poneros a competir? Eso es lo que están haciendo los que gobiernan las comunidades autónomas. El fondo Covid-19 es un estímulo para que compitan, entre ellos, por un mayor pedazo de la tarta. ¿Y qué ocurre si alguno de ellos se niega a entrar en esa competición? Pues que los otros se la comerán toda. ¿Quién permitiría eso?

A más pruebas, más dinero. A más dinero, más corrupción. Es así como los prestamistas que han puesto la tarta están destruyendo el país. ¡Y esta vez, el caballo de Troya es tu hijo!

José Miguel Ruiz Valls


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Este artículo es muy fuerte ,si es cierto todo lo que dice me parece de una poca vergüenza desmesurada por parte de las autoridades competentes .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*