PROFE

Un profesor dando clase.

Opinión

Atención eminente a educadores y sanitarios

Comparte este artículo:

Es  inadmisible que en nuestra sociedad no se tome aún más conciencia de la valoración y amparo a este grupo de personas que tantos beneficios nos suministra  con su trabajo y esfuerzo. Estas labores contribuyen como columna básica en la ordenación de una sociedad, si no se defiende, respeta etc., declina disipando la libertad, el bienestar  y el progreso obtenido

Instituciones y  políticos se han centrado con buen criterio y persistencia en sensibilizar a la sociedad, con el soporte de los medios de información y de las leyes, de que el trato hacia la mujer y los niños se haya convertido en componente de lucha social, y que efectivamente hay que eliminar radicalmente. No obstante, la falta de consideración, conminación y otras acciones a  profesores, médicos, personal sanitario etc., pasa más desapercibido por la sociedad en general y por los medios de difusión.

Hace unos días veía colgado en un centro de salud este aviso, con pena y a la vez con cierta esperanza de cambio:

Ante cualquier amenaza coacción, agresión física y/o verbal, o cualquier otra actuación ilícita, contra los profesionales de este centro sanitario, se cursará la pertinente denuncia por la vía penal, pudiéndose castigar estas acciones con penas como la cárcel, entre otras. Este Centro dispone de diferentes medidas de seguridad, incluida la conexión directa con la Policía.

El dificultoso desempeño de estos trabajos en toda nuestra geografía nacional, con escaso número de profesionales con contratos y sueldos risorios, sin tenerles en cuenta su responsabilidad y formación continua, hace que poseamos una traba social que no se divulga en la ciudadanía como debiere.

Las diferentes administraciones, con estos talantes, no están manifestando de forma contundente con los  arrojos necesarios para terminar con esta lacra que nos desuela. Hay que sensibilizar a la población con los medios publicitarios adecuados, para que el respeto y apoyo a estos profesionales de la sanidad y docencia sean realmente valorados en nuestra sociedad.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Muy buena reflexión. Todo ser humano merece el respeto y la consideración, mas aun cuando se es uno de los pilares de nuestra sociedad del bienestar , los educadores y los sanitarios .
    Agradezco que se apoye desde los medios de comunicación el trabajo y dedicación de estos profesionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*