móviles

Varios adolescentes mirando el móvil.

Opinión

¿Cómo afectan las nuevas tecnologías no controladas en las relaciones familiares y en los centros educativos?

Comparte este artículo:

Los padres, debido a los menesteres familiares de sostenimiento se preocupan como siempre, lo preciso,  pero no pueden estar encima de sus hijos, pues no tienen  tiempo para dedicarles. Los horarios de trabajo, las distancias, la recogida a veces a los centros por la tarde, porque no hay nadie en casa etc., entorpece una quietud  y a la vez un rendimiento mejor en los estudios de los chavales.

¿Qué deben hacer los padres para que exista una armonía en casa y a la vez una comunicación familiar fluida?

a) Se debe establecer  un horario diario para que haya trato familiar, diez o quince minutos en la cena.

b) Control de internet, redes sociales, móviles, Play, etc. (Hay muchos niños y adolescentes enfermos por exceso de estos medios, que están yendo a consultas de psicólogos y psiquiatras). El ejemplo es el Síndrome del Caracol…

c) Incentivarles en la lectura diaria. Es la mejor herramienta, para que en el futuro tengan un esquema mental estructurado y listo para elegir sus opciones de vida, en libertad.

d) Fomentar hábitos de trabajo y responsabilidad en ellos, participando también en las tareas de la casa.

e) No estar excesivamente pendientes y protegiéndoles de todo lo exterior, ellos mismos deben buscar mecanismos de defensa para poder solucionar cualquier problema que se le presente (con sus compañeros, con sus profesores…); otra cosa es la confianza para que en otros temas, puedan abrirse libremente y pedir la opinión de sus progenitores.

Hoy día los padres están pendientes del Whatsapp para ponerse en contacto con el resto de familias de la clase de su hijo y, de esa forma, controlar los deberes, las notas y a la vez a los profesores. Esta obsesión, protección, excesivo mimo en relación a los hijos, está haciendo mucho daño a los jóvenes y, lógicamente, a toda la sociedad. No olvidemos tampoco los comportamientos agresivos de alumnos, el acoso escolar o bullying,  el trato de alumnos y padres hacia los profesores.

¿Son eficaces las medidas que se toman a nivel estatal, para erradicar por completo estos comportamientos, dentro y  fuera del aula?

¿La sociedad puede ser más estricta ante estos comportamientos anómalos?

No hace tanto tiempo, madres, padres, abuelos, tíos, vecinos, profesores y autoridades eran personas dignas de respeto y atenciones. Incomprensible hablarle de forma inadecuada y soez a maestros, ancianos, a policías u otras autoridades.

¿Qué está ocurriendo en nuestra sociedad de democracia y libertad?


Comparte este artículo:

3 comentarios

  1. Avatar Antonio Jurado cuevas

    Magnigico tu escrito, hacen falta más publicaciones en este sentido.

  2. Avatar Maria Victoria Moreno Garcia

    Hay mucho que trabajar en este aspecto.
    Ha llegado en forma de epidemia.
    Gracias por toda la información que podais prestar.

  3. Lo primero que está ocurriendo es que no hay democracia real, ni libertad. Estamos sometidos a un sistema de Poderes corruptos e inhumanos.
    Por otro lado ‘tiempo’ , mal organizado. Carencia de buena educación y Valores . Para discernir lo verdaderamente IMPORTANTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*