rubi y geri

Luis Rubiales y Gerard Piqué. / EP

Deportes, Opinión, Política

‘Rubi’ y ‘Geri’ juguetean con la ética y la credibilidad del fútbol español

Comparte este artículo:

Estamos ante un sainete más de esta España de las siete plagas: la covid, la guerra de Ucrania, el precio de la luz, el precio de la gasolina, la calima sahariana, el mosquito del Nilo… y siempre la ambición de los poderosos a cualquier precio

A modo de resumen, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, abrazó a Gerard Piqué como socio para «llegar a los árabes», en palabras del gestor motrileño. Es decir, que Kosmos entró a mediar para llevarse la Supercopa de España y montarla, cual circo ambulante, en un estadio de Arabia Saudí. De entrada, es rocambolesco. Y, si nos detenemos en que Piqué habló con el Rey Emérito para acceder al jeque, todo huele a chamusquina.

El esperpento llega a límites insospechados cuando, gracias a las filtraciones conseguidas por El Confidencial, se ha sabido que Piqué se lleva 24 millones de euros de comisión por la operación arabesca (insistimos, trasladar la Supercopa de España a un lejano país al que los aficionados de los equipos que la disputen tienen casi imposible ir). Dice Rubiales que la RFEF gana 400 millones, que se repartirán entre todos los clubes del fútbol español, incluido el modesto. Vale, pero…

Recordemos algo: la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), constituida el 29 de septiembre de 1909, es una entidad asociativa privada, si bien de utilidad pública, que se rige por la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, por el Real Decreto 1835/1991, de 20 de diciembre, sobre federaciones deportivas españolas, por las restantes disposiciones que conforman la legislación española vigente, por sus estatutos y su reglamento general y por las demás normas de orden interno que dicte en el ejercicio de sus competencias.

Piqué es parte integrante de la RFEF

La RFEF está integrada por las Federaciones de Ámbito Autonómico, en el supuesto que prevé el artículo 9 de sus Estatutos, y por los clubes, los futbolistas (incluido Piqué), los árbitros, los entrenadores y la Liga Nacional de Fútbol Profesional (LNFP). Forman parte, además, de la organización federativa, los dirigentes y, en general, cuantas personas físicas o jurídicas o entidades promueven, practican o contribuyen al desarrollo del deporte del fútbol.

El ámbito de actuación de la RFEF en el desarrollo de las competencias que le son propias se extiende al conjunto del territorio del Estado y le corresponde, como actividad propia, el gobierno, administración, gestión, organización y reglamentación del fútbol, en todas sus especialidades.

Y ahora vienen las preguntas sin respuesta: ¿todo vale para conseguir pasta? ¿No parece meridiano que un jugador en activo no puede formar parte de la organización de un torneo de la RFEF, porque entra en un claro conflicto de intereses, ya que su club, el FC Barcelona, es parte interesada y tiene muchísimas posibilidades de disputar esa final four (y Rubiales es el jefe de los árbitros)? ¿Tan pocos recursos tiene una federación tan potente como la española de fútbol para recurrir a un jugador en activo para que haga de mediador con Arabia Saudí vía rey Juan Carlos, una idea que de entrada ya era indecente? ¿En qué momento le pareció bien a Rubiales admitir y defender que tiene conversaciones con futbolistas que le piden que medie para ir convocados con la selección española? ¿Dónde está la ética y la moral de este gestor que, supuestamente, había llegado al fútbol español para salvarlo tras el Villarato? Usted, Rubiales, ya no es futbolista y, como jefe de todo esto, se tiene que negar a tener esas conversaciones con los jugadores, porque, para eso, ya están los seleccionadores nacionales de las distintas categorías.

Credibilidad por los suelos

Los audios dejan por los suelos la credibilidad de Rubiales, que ayer dio una rueda de prensa de dos horas de duración para ponerse de víctima («no descarto que metan en mi maleta una bolsa de cocaína«, llegó a decir en pleno delirio) y hoy ha anunciado que pasará a tener un sueldo fijo. Todo por no desvelar cuál es el plus que hubiera cobrado si el Barcelona de Piqué queda segundo en la Liga y juega la próxima Supercopa. Sin olvidar a Betis y Valencia, que cobran muchísimo menos que el marido de Shakira en todo este business. Geri, haz negocios con Kosmos en el tenis o en cualquier otro deporte, pero no en el balompié, donde eres juez y parte.

Ayer una periodista le preguntó a Rubi si no le parecía poco ético este negocio… Se puso la gorra de político y no contestó. Ya contesto yo por él: es inmoral y está por ver si ilegal, habida cuenta de la denuncia que acaban de poner en contra de estos dos coleguitas que se creen por encima del bien y del mal. La Fiscalía Anticorrupción ha recibido la primera denuncia contra el capitán del equipo blaugrana y el máximo responsable del organismo deportivo por el contrato que se selló en 2019 para llevar la Supercopa de España en Arabia Saudí durante seis años, por lo que ahora deberá estudiar si los hechos expuestos son constitutivos de delito.

Por el momento, el Ministerio Público no tiene bajo su lupa este contrato que se firmó con la empresa pública saudí Sela al no haber tenido información que le haga sospechar de la existencia de conductas ilegales, sino tan solo conocimiento de unos audios y documentos publicados en medios de comunicación. No obstante, la presentación de la denuncia por parte de Miguel Ángel Galán Castellanos, presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores (Cenafe), podría cambiar el panorama. Ahora, Anticorrupción debe analizar si los hechos descritos en la denuncia relacionados con el pelotazo de 24 millones de euros pueden ser presuntamente delictivos antes de decidir si abre una investigación preliminar que le permita recabar pruebas que acrediten o descarten las ilegalidades.

Arabia Saudí no practica la democracia

Si todo esto fuera poco, hay que recordar que Arabia Saudí es un país que ha recibido siempre duras críticas por parte de muchas organizaciones internacionales por el trato hacia las mujeres, ya que no pueden transitar libremente por los espacios públicos.

Según denuncia Amnistía Internacional (AI), la mayoría de las mujeres tienen que vestir en público una abaya. Esta indumentaria consiste en una túnica larga negra hasta los tobillos y un velo para cubrir la cabeza y el pelo que deja al descubierto solo parte del rostro. Todo por la obligación de no exhibir ninguna parte de su cuerpo y no mostrar su identidad. La policía religiosa del país, la mutawa, vigila que las mujeres vistan de manera apropiada en los lugares públicos, penalizando de diferentes maneras a aquellas que no lo hagan. Además, las mujeres en Arabia Saudí no pueden elegir pareja ni casarse sin el permiso de su padre o tutor.

Hay pena de muerte

También es uno de los países que más aplica la pena de muerte en el mundo, incluyendo a los menores de edad. Principalmente, se aplican por violación, tráfico de drogas, posesión de animales en su domicilio u homosexualidad. Arabia Saudí ha ejecutado a 40 personas entre enero y julio de 2021, más que durante todo el año anterior, denunció Amnistía Internacional.

Según un informe presentado por la organización de derechos humanos, este incremento obedece al final de la presidencia saudí del G-20, que la monarquía del Golfo cedió en diciembre de 2020 a Italia. El descenso de ejecuciones registrado durante 2020 se debió a una «operación de relaciones públicas» de las autoridades saudíes, de acuerdo con el texto de AI. Todas estas restricciones políticas hacen que el país sea considerado como un Estado no libre.

Aún hay más. Según el estudio de la Fundación para el Avance de la Libertad titulado La libertad electoral en el mundo (2018-2020). España y Andalucía. Recomendaciones principales, que aborda de manera conjunta las tres ediciones publicadas hasta el momento del Índice Mundial de Libertad Electoral (IMLE), correspondientes a los años 2018, 2019 y 2020, los 10 países del planeta con peor desempeño en materia de libertad electoral siguen concentrándose en el sudeste asiático, Oriente Medio y el África Subsahariana. Arabia Saudí es el país del mundo con menor libertad electoral en un ranking por la cola en los que se encuentran Corea del Norte, Emiratos Árabes Unidos, Somalia, Palestina, China, Eritrea, Qatar, Sudán del Sur y Brunéi.

Y ahora que venga Rubiales a decir que «la Federación Española de Fútbol ha ayudado a que las mujeres entren en los estadios; y vamos a abrir allí una delegación para controlar que se cumplen los compromisos». Pues muy bien, pero el mero hecho de negociar con los dirigentes de un país en el que los derechos humanos se pisotean continuamente es auténticamente inmoral.

Por tocar todas las aristas de este culebrón, abordemos el robo de datos que sufrió Rubi de su móvil: está mal y es un delito, por supuesto, pero si das una rueda de prensa de dos horas, no digas tantas veces lo del jaqueo, porque se ve claramente que quieres desviar la atención de lo importante. En su desesperación, el bueno de Luis hasta soltó lo de la cocaína, a ver si así los periodistas se olvidaban de lo verdaderamente relevante.

El Consejo Superior de Deportes ha mostrado su preocupación por los audios. Fuentes del ente gubernamental aseguran que, aunque no aprecian «que haya ilegalidad», no les parece «ni estético ni ético ni edificante» que el acuerdo para llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí se haya hecho de esta manera. El presidente del CSD, José Manuel Franco, ha dicho a Marca que «resulta paradójico y un poco obsceno desde la pureza de la competición que al frente de una empresa que negocia con la Federación Española esté un futbolista en activo, con todos mis respetos para la libertad que cada uno puede tener en sus ratos libres ajenos al fútbol. Es lícito hasta donde se sabe, pero es poco estético», añadió.

Y una coda para acabar: lamentable, penoso, que El Chiringuito de Jugones no hiciera mención anoche, en sus casi tres horas de programa, al caso Geri-Rubi. Pedrerol, no vuelvas a decir que diriges un programa deportivo, porque te estás metiendo en un saco del que los buenos periodistas deportivos de este país te echarían a patadas. Tu programa es solo y exclusivamente de entretenimiento e invito a esos licenciados en Periodismo que tienes ahí a que dimitan, porque contigo solo van a aprender prensa rosa de la mala (por cierto, muchos medios han pasado de puntillas por este escándalo: ¿tan bajo ha caído el periodismo deportivo en este país?).


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Lucía Ramos

    «Los niños de la bola»…
    Jugaban y se recreaban…
    Los niños se hicieron hombres,
    el juego se convirtió en trabajo,
    el trabajo en dinero,
    la bola en balón,
    los balones los sacan fuera,
    la política entró muy adentro,
    y…aquí, se termina el juego,
    porque todos juegan a dos bandas….
    ….y ya nadie recuerda lo «rico» y lo
    divertido que es el DEPORTE DEL JUEGO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*