susana diaz

La ex presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

Política

¿Por quién doblan las campanas del ‘Susanato’?

Comparte este artículo:

El 2 de diciembre de 2019, a las doce de la noche, tocaban campanas de muerte en la calle San Vicente de Sevilla, sede regional del ‘Susanato’ andaluz. Por primera vez desde la instauración de la democracia, y con ella el gobierno autonómico, el PSOE perdía el poder de la Junta de Andalucía. Ya no solo era el hecho de que la echaban de San Telmo, era que se quedaban sin el poder que da toda una Junta de Andalucía en su conjunto. Muchas de sus huestes empezaban aquella noche a mirar el crack del Susanato, el domingo negro, porque ingresaban en las listas del paro. Y eso nunca se lo van a perdonar

Ella era uno de los griñaninis que llegaron al poder, ahora ya no desde la clandestinidad como sus predecesores, sino desde la base interna como funcionaria fontanera. Con 17 años tenía claro ya su futuro laboral cuando ingresó en las juventudes socialistas, mientras iba tejiendo con paciencia desde la agrupación de Triana la tela de araña que le hizo en el 97 ser elegida secretaria de Juventudes en Andalucía por el dedazo de Sevilla de por medio. Años antes hubo aquella guerra de los renovadores y turbo-renovadores de Emilio Carrillo, y desde entonces ella ya ambicionaba feudos, títulos a ínsulas dentro del partido. Este cargo regional le abrió las puertas del Ayuntamiento de Sevilla donde ingresó concejal del apagado y triste Sánchez Monteseirín, como delegada de Juventud y Empleo, y luego de Recursos Humanos. A saber Dios qué sabría esta de recursos humanos si tardó media vida en terminar la carrera de derecho.

Luego Pepe Caballos, el eterno conspirator del PSOE de Sevilla, le dio la patada hacia arriba y la colocó en 2004 en el Congreso de los Diputados. De Caballos – conocido como Pepe Horse– heredó el cuaderno rojo donde apuntar las listas de enemigos a laminar en cuanto los vientos fueran propicios. El destierro de Susana a Madrid le resultó fatal a Pepe Caballos – el de los bolsillos de cristal – ya que fue defenestrado dos veces en Sevilla. Al bueno de Manolo le impusieron defenestrar a Pepe Horse de la Secretaría General del PSOE de Sevilla a la que aspiraba. Entonces llegó para Susana el momento de devolver el golpe de Madrid. Ella se colocó en el bando ganador de Viera – ex caballista – ya que desde jovencita aprendió a estar en las filas de los que ganaban, y se situó – sin hacer nada – como la número dos del PSOE de Sevilla en 2004 con su secretaría de organización. En medio de aquella guerra fratricida, en 2002, se casó con el tieso José María Moriche.

En 2008 volvió a Sevilla desde los madriles para ocupar plaza de diputada en el Parlamento de Andalucía y ser senadora entre 2011 y 2012. Como medradora del partido y conspiradora nata, en 2010 dio el salto a la Secretaría de Organización del PSOE de Andalucía cuando el escándalo de los cursos de formación se llevó por delante a Rafael Velasco a su provincia de Córdoba. Desde aquí griñanizó y luego susanizó el PSOE de Andalucía y fue arrinconando y laminando a los seguidores de Manolo Chaves. Como premio, fue nombrada consejera de Presidencia el 6 de mayo de 2012. Ya estaba colocada en el Palacio de San Telmo esperando su momento para asaltar el trono de hierro.

Ascenso y caída

Fascinó a Griñán por sus modos y su forma, entrando al estilo Pepe Caballos en el PSOE de Andalucía, con el libro rojo de Susana lleno de nombres que eliminar de la política andaluza, unos por jubilación forzosa, otros por despido. Tras la marcha forzada de Griñán por los ERE y el escándalo de los cursos de formación, el 27 de agosto de 2013, el PSOE de Andalucía, que ella ya controlaba a la búlgara, la presentó como presidenta de la Junta tras las bendiciones de su entonces socio de gobierno Diego Valderas. Se presentó a unas primarias de aparato – que no hubo – tras conseguir 21.000 avales y descabalgar a todos los rivales que no consiguieron los avales necesarios. Resultó elegida en noviembre de 2013 secretaria general del PSOE en Andalucía con el 98,6% de los votos de los delegados. A ver quién tenía agallas para votar en su contra a cara descubierta en ese congreso.

Y empezó a conspirar contra Pedro Sánchez que no lograba despegar al partido. Colocó a sus peones, lo hizo dimitir el 28 de septiembre de 2016 de la Ejecutiva Nacional y forzó la abstención al PP en el Comité Nacional del PSOE. En la gestora colocó a su Mario Jiménez para controlar el aparato y el 26 de marzo, ante la flor y la nata del PSOE desde hace 40 años, se presentó a las primarias para dirigir el PSOE nacional. Aquí empezó su ocaso de reina mora. Los afiliados no querían a Susana. Se lo dijeron alto y claro en lo que fue su mayor cura de humildad en política. Pero, como niña mal criada, se lo tomó como afrenta personal haber perdido.

Los afiliados no querían a Susana. Se lo dijeron alto y claro en lo que fue su mayor cura de humildad en política. Pero, como niña mal criada, se lo tomó como afrenta personal haber perdido

Se recluyó en la paredes de San Telmo como un fantasma erosionado. Incluso se llegó a plantear romper con Madrid y crear un PSOE-A a la imagen del PSC catalán. Todo el poder para Susana, repetían sus mantras peloteros al oído. Lo que no consiguió el duque de Medina Sidonia lo quería conseguir ella. Andalucía era suya, ni de los andaluces ni de la historia. Suya por derecho de nombramiento. Era la nueva monarquía visigoda del sur que debía ser el inicio de la IV dinastía del PSOE de Andalucía. Y como princesa malcriada convocó elecciones para que el pueblo le gritara “Vivan las caenas”. Quería demostrarle a Pedro que ella era la Reina del Sur. Pero el pueblo rompió las caenas y le dio la espalda. La Bastilla del PSOE en Andalucía había sido derribada sin revolución y sin movidas en las calles.

Susana vivía enclaustrada en palacio y en los coches oficiales y no tenía conciencia de que Andalucía, donde la pobreza y el paro cabalgan desbocados como jinetes del apocalipsis, estaba cansada de que un gobierno monocolor la mantuviera en la misma situación de cola de todos los indicadores sociales de Europa. Después de invertir en la región más de 102.000 millones de euros, desde nuestra entrada en la Unión Europea, toda esa cifra tan monstruosa, no había servido para nada. Seguíamos igual que cuando empezó la autonomía, en el furgón de cola. Mientras, hemos visto cómo muchos miles de millones de esa lluvia de euros se iban perdiendo por las cañerías de Andalucía.

Desde la pérdida de su reino, la reina de Triana ha estado ausente de la vida política, volvió a ser madre, mientras caía su discurso hasta el perfil más bajo que tuvo el PP en Andalucía 40 años. Su partido no tiene la iniciativa, no ejerce de oposición y permite que la derecha haya tomado tanto el Parlamento como la iniciativa en la Junta de Andalucía. El PSOE de la Susana de hoy es un partido muerto. Ya no vende lo que antes vendía, ni tiene capitanes ni soldados para esta guerra, porque ella se encargó de eliminarlos a todos. Empezando por Mario, el de Huelva, que ofreció su cabeza a Pedro como le ofrecieron a César la de Pompeyo en las playas de Egipto. Pero este Mario no está muerto y quiere batalla y venganza.

O el PSOE despierta del mal sueño que está resultando el Susanato y buscan un candidato o candidata nuevo, o estarán condenados a un ostracismo de muchos años de oposición en Andalucía. Su partido debe entender que su candidata tiene el rechazo hasta de los suyos que se quedaron en casa y la dejaron sin esos 14 diputados, que según las encuestas seguirán sin votarla. Debe presentar a alguien que genere ilusión y cambio, y no un monolito pesado que ha gobernado desde la más tierna juventud montada en los coches oficiales y de espaldas a una realidad que no era la suya. Sus antecesores en el cargo eran algo en la clandestinidad, y supieron venderlo. Ella tan solo era una nini de partido sin ninguna imagen que proyectar. Por eso el problema del PSOE en Andalucía no es un problema de votos, sino de Susana Díaz.


Comparte este artículo:

5 comentarios

  1. Sois geniales sacando mierda ..olé ,olé y olé..ojalá hubiese más gente como vosotros..????????

  2. Se ha superado!!!!!

  3. Avatar Encarnación Ruiz Castro

    Muy bien descrito, gracias Antonio.

  4. FaraónicoGrecoRomano con mieles Andalusi…????????????

  5. Avatar Maria Cruz Avila Gutierrez

    Fantastica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*