laura alvarez jerez

La concejala de Economía Productiva, Hacienda y Recursos Humanos del Ayuntamiento de Jerez, Laura Álvarez.

Economía, Política

La Cámara de Cuentas de Andalucía comienza a fiscalizar distintas áreas del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera

Comparte este artículo:

El pleno de la institución ha aprobado el documento de planificación (directrices técnicas), en el que se reflejan los aspectos más significativos de este trabajo de auditoría. La concejala de Economía Productiva, Hacienda y Recursos Humanos del Ayuntamiento de Jerez, Laura Álvarez, declara que «hay una situación muy extraña e intentaremos averiguar qué ocurre». También está siendo investigada la Diputación de Huelva

La Cámara de Cuentas ha iniciado la fiscalización de determinadas áreas del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera, cuyo documento de directrices técnicas ha sido recientemente aprobado. La fiscalización tiene como finalidad «la realización de una auditoría financiera sobre las cuentas anuales y estados financieros del Ayuntamiento, así como una auditoría de cumplimento sobre la normativa que regula su actividad», según informan desde la Cámara de Cuentas.

También se concluirá sobre la situación de los controles básicos de ciberseguridad revisados, así como el nivel de ciber resiliencia de la entidad y, en su caso, identificar las deficiencias de control interno «que puedan afectar negativamente a la integridad, disponibilidad, autenticidad, confidencialidad y trazabilidad de los datos, la información y los activos de la entidad, así como formular recomendaciones que contribuyan a la subsanación de las deficiencias observadas y a la mejora de los procedimientos de control».

El conjunto de áreas sobre las que se va a realizar el trabajo son las siguientes: estructura organizativa y entidades dependientes; el Presupuesto General, la liquidación del presupuesto y la Cuenta General; las modificaciones presupuestarias; control interno; personal; gastos; ingresos; deuda con acreedores ordinarios; endeudamiento financiero; deuda con Administraciones Públicas; tesorería; remanente de tesorería; estabilidad presupuestaria y cumplimiento de la regla del gasto; y ciberseguridad del organismo y revisión de la seguridad en los procedimientos informáticos.

El alcance temporal del trabajo está referido al ejercicio 2018. No obstante, se aplicarán procedimientos de auditoría y comprobaciones sobre ejercicios anteriores o posteriores si resultase necesario para cumplir los objetivos de la fiscalización.

El equipo de auditoría que se destinará para el desarrollo de este trabajo está compuesto, además de por el consejero responsable, por una coordinadora y auditora, dos técnicos de auditoría, un informático y un administrativo. En la página web de la Cámara de Cuentas (www.ccuentas.es), en el apartado actuaciones en curso, se encuentra toda la información referente a este documento de directrices técnicas.

El Ayuntamiento dice que la fiscalización ya empezó en 2019

En una nota, la concejala de Economía Productiva, Hacienda y Recursos Humanos, Laura Álvarez, asevera que el Ayuntamiento «va a estar en colaboración total» con cualquier órgano que vaya a fiscalizarles, aunque señala que «estas actuaciones dieron comienzo el 6 de septiembre de 2019, por lo que la pregunta que es por qué dice que comienza a fiscalizar ahora».

En este sentido, Álvarez pone de relieve que, tal y como consta en un escrito remitido al Ayuntamiento con fecha de entrada de 6 de septiembre de 2019, la Cámara de Cuentas informaba que, «de conformidad con el Plan de Actuaciones para el 2019 aprobado por el Pleno de esta institución, tiene previsto realizar una actuación denominada Fiscalización de determinadas áreas del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera«, informando sobre «el inicio de esta actuación fiscalizadora» y solicitando «un interlocutor» para ello.

Por ello, Álvarez pregunta «por qué entonces empieza a fiscalizar ahora y, sobre todo, por qué aprueba el plan de actuación ahora«. «En este año y medio, en que nosotros le hemos estado pasando todo tipo de información que nos ha requerido, en base a qué ha pedido esta documentación y en base a qué el Ayuntamiento se la ha estado pasando«, cuestiona.

«Hay una situación muy extraña e intentaremos averiguar qué ocurre. Hay que poner en valor que no se ha procedido de manera correcta, como se tiene que proceder, para fiscalizar a un ayuntamiento», concluye Álvarez.

La Diputación de Huelva, también bajo el foco de la sospecha

Asimismo, a principios de febrero la Cámara de Cuentas también inició la fiscalización de la gestión recaudatoria de la Diputación Provincial de Huelva durante el ejercicio de 2018, pudiéndose también auditar ejercicios anteriores o posteriores en función de los resultados de la investigación. Esta actuación se encuadra dentro de una línea de la actividad fiscalizadora centrada en la gestión de la actividad recaudatoria llevada a cabo por las distintas diputaciones provinciales de Andalucía.

La fiscalización se ha diseñado para efectuar una auditoría de cumplimiento de legalidad sobre la gestión recaudatoria llevada a cabo por el Servicio de Gestión Tributaria de Huelva (SGTH). El objetivo general del informe es emitir una opinión sobre si la gestión recaudatoria llevada a cabo por la entidad cumple, en todos sus aspectos significativos, con la normativa que le es de aplicación. Para la consecución del objetivo se evaluarán los sistemas y procedimientos de gestión utilizados por la entidad con el fin de valorar si son adecuados y suficientes para garantizar el cumplimiento de la normativa reguladora de la gestión recaudatoria.

La actual presidenta de la Diputación de Huelva, María Eugenia Limón.

También se auditarán los principales hitos previstos en la normativa para la recaudación de los ingresos tributarios, centrándose el análisis en lo recaudado en el periodo ejecutivo hasta que tiene lugar la notificación del apremio a los sujetos obligados, la tramitación de las bajas por los diversos motivos (anulaciones, insolvencias, prescripción y otros) y las actuaciones llevadas a cabo sobre lo pendiente de cobro en función de la antigüedad de los cargos.

Por último, la Cámara de Cuentas mirará con lupa el cumplimiento de la normativa sobre el esquema nacional de seguridad y esquema nacional de interoperabilidad con el fin de garantizar la integridad, disponibilidad, autenticidad, trazabilidad y confidencialidad de la multiplicidad de datos e hitos administrativos que conlleva la gestión recaudatoria.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*