maria jesus lamas

La directora de la AEMPS, María Jesús Lamas.

Salud

La AEMPS dictamina oficialmente la lista de medicamentos «esenciales» para la Covid-19

Comparte este artículo:

Los titulares autorizados para su comercialización deben realizar una remisión semanal de información a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios acerca de stock actual, unidades vendidas y previsión de recepción de lotes, entre otras cosas

La Resolución de 19 de junio de 2020 de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) establece el listado de los 25 medicamentos considerados esenciales, en sus distintas dosis y formatos, en la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19, en virtud de lo dispuesto en el artículo 19.1 del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19.

Entre las medidas en materia de medicamentos incluidas en este Real Decreto-ley está la dirigida a dar continuidad a la obligación, adoptada durante el estado de alarma, de «suministro de información de aquellos considerados esenciales para la gestión sanitaria de la Covid-19″.

El artículo 19.1 impone a los titulares de autorizaciones de comercialización, con independencia de que estén actuando por sí mismos o a través de entidades de distribución por contrato, la obligación de comunicar a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios «el stock disponible, la cantidad suministrada en la última semana y la previsión de liberación y recepción de lotes, incluyendo las fechas y cantidades estimadas de aquellos medicamentos considerados esenciales en la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19 que se determinen por la misma».

Principios activos imprescindibles

En ese listado, destaca la azitromicina en todos sus formatos, un antibiótico macrólido que se usa para tratar ciertas infecciones bacterianas, como la bronquitis, neumonía, enfermedades de transmisión sexual (ETS) e infecciones de los oídos, pulmones, senos nasales, piel, garganta y órganos reproductivos. Durante las semanas más duras de la pandemia, este principio activo fue administrado a pacientes graves junto con hidroxicloroquina, pero no está demostrada todavía su eficacia al cien por cien.

Otro medicamento importante de la lista antiCovid-19 es la dexametasona, un glucocorticoide sintético. Los glucocorticoides son hormonas producidas por la corteza de las glándulas adrenales. Este medicamento tiene efectos antiinflamatorios, analgésicos y antialérgicos, y suprime el sistema inmune.

La dexametasona está recomendada para el tratamiento de las enfermedades reumáticas y autoinmunes (lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide, artritis juvenil idiopática, poliarteritis nudosa…), trastornos del tracto respiratorio (asma bronquial, crup), piel (eritrodermia, penfigus vulgaris), meningitis tuberculosa solamente junto con  el tratamiento antiinfeccioso,  problemas de la sangre, edema cerebral, tratamiento del mieloma múltiple sintomático, leucemia  linfoblástica aguda, enfermedad de Hodgkin y tratamiento de las náuseas y vómitos causados por la quimioterapia y prevención y tratamiento de vómitos tras una operación, dentro del tratamiento antiemético, entre otras enfermedades.

En la enumeración oficial publicada en BOE el pasado sábado, la AEMPS también incluye la metilprednisolona y el midazolam. El primer medicamento alivia la inflamación (hinchazón, calor, enrojecimiento y dolor) y se usa para tratar ciertas formas de artritis; trastornos de la piel, la sangre, el riñón, los ojos, la tiroides y los intestinos (por ejemplo, colitis); alergias severas; y asma. La metilprednisolona también se usa para tratar ciertos tipos de cáncer.

Por su parte, el midazolam es un medicamento de acción corta que se usa para inducir la sedación (un estado muy relajado de calma, somnolencia o sueño) y que alivia la ansiedad y la tensión muscular. Su principio activo pertenece a un grupo de sustancias llamadas benzodiazepinas.

Otro principio activo que aparece en todas sus manifestaciones en el BOE del sábado es el polémico propofol, un anestésico fuerte que solo debe ser administrado por personal médico. Está prohibido su uso recreativo para paliar insomnio, ansiedad o fatiga, debido a que un exceso en la dosis puede traer consecuencias fatales. En España, no se puede vender en farmacias.

En junio de 2014 se conoció que 13 pacientes menores de edad murieron en un hospital de Tokio tras inyectárseles propofol, un sedante cuyo uso está prohibido en niños bajo respiración asistida.

El salbutamol, que también aparece en el listado, es un agonista adrenérgico de efecto rápido utilizado para el  asma y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

De hecho, la causa de la muerte del cantante e icono pop Michael Jackson fue una sobredosis de propofol, al cual acudía el depresivo cantante para poder dormir (se lo administraba su médico personal, Conrad Murray, que fue condenado a cuatro años de cárcel por homicidio involuntario).

Según explica el profesor François Chast, director de Farmacología en el hospital Hotel-Dieu de París, esta sustancia «no tiene cabida en ninguna casa a no ser que ésta esté equipada con una sala de operaciones».

El salbutamol, que también aparece en el listado, es un agonista adrenérgico de efecto rápido utilizado para el alivio del broncoespasmo en padecimientos como el asma y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

El sulfato de salbutamol puede administrarse por inhalación para producir un efecto directo sobre el músculo liso de los bronquios. A continuación, puede consultar el listado completo:

BOE-A-2020-6474

La directora de la AEMPS, María Jesús Lamas, dictamina que la comunicación sobre estos principios activos esenciales consistirá en «una remisión semanal, los miércoles, a través de la aplicación informática de stock de medicamentos creada a tal fin en la agencia dentro de la web del Registro de Medicamentos de Uso Humano (Raefar), de la siguiente información: unidades (envases) vendidas del medicamento en la última semana; stock a esa fecha; y previsiones de liberación y recepción de lotes (cantidades y fecha de disponibilidad en el mercado español)».


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. parece que al gobierno español solo le interesa en hospital.

    casi todos los medicamentos mencionados se refieren a la fase grave , en cuidado intensivo.

    que pasa con la medicina de familia, cuales medicamentos se usan PRECISAMENTE PARA NO IR AL HOSPITAL?
    Esta crisis revela las sombras de una política sin criterios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*