vallespi

El profesor doctor Enrique Vallespí, en una entrevista de hace nueve años.

Educación

Fallece Enrique Vallespí, el gran maestro de la Prehistoria en Andalucía

Comparte este artículo:

«Recuerdo aquellas clases en las que nos pasábamos de uno en uno las piedras para observarlas, tocarlas… ¡y hasta olerlas!». Con estas palabras, una antigua alumna rendía ayer tributo en las redes sociales a un profesor con mayúsculas. Ha fallecido Enrique Vallespí, el gran referente de la docencia de la Prehistoria en Andalucía

Otro comentario deja muy a las claras la honda huella que este gran docente aragonés, que dio clase muchos años en la Universidad de Sevilla, ha dejado en sus estudiantes: «El mejor profesor que he tenido, por su entusiasmo por la enseñanza, a pesar de su sordera. Maravilloso. Desde entonces, mi pasión no ha parado de crecer».

El profesor Enrique Vallespí desarrolló a lo largo de los años una extraordinaria labor investigadora en el marco de la Prehistoria española. Por un lado, este trabajo de investigación se desarrolló en torno a sociedades de la Prehistoria Reciente, incluyendo diversos estudios de pinturas rupestres levantinas y redes regionales de asentamientos neolíticos y de las edades del Cobre y del Bronce con talleres líticos en la depresión del Ebro (Bajo Aragón, Álava, Navarra y La Rioja), La Mancha y Andalucía. Por otra parte, el Dr. Vallespí ha desarrollado una pionera tarea de investigación sobre Paleolítico Inferior y Medio en ámbitos fluviales y de montaña, incluyendo los focos Achelensea y Musterienses del Alto Valle del Ebro (con los yacimientos clave de Sierra de Urbasa) y el río Bullaque (yacimiento de Porzuna), así como la secuencia Paleolítica del Bajo Guadalquivir, con Achelense estratificado, sin solución de continuidad, en niveles de terrazas. Se encontraba retirado, en situación de emérito, desde el año 2000.

En una entrevista que le hizo Enrique Baquedano en 2012, Vallespí volvió a sentar cátedra una vez más: «Yo me siento más profesor que investigador. He leído siempre mucho: leer y luego rumiarlo. Soy un rumiante mental. Si escribes mucho y lees mucho a buenos escritores, acabas escribiendo bien». Vallespí se licenció en la Universidad de Zaragoza. Allí le marcó el profesor de Filosofía Eugenio Frutos, el cual le trató de convencer para que se dedicara a la Filosofía, pero Vallespí estaba ya enamorado de la Prehistoria. Su destino iban a ser las excavaciones arqueológicas y las clases magistrales entre piedras.

«Ahora se hace una historiografía confundiendo las ideas y las creencias. Como dijo Ortega y Gasset, las ideas se tienen; en las creencias se está. El juicio profesional en Arqueología no tiene que ver nada con las creencias«, decía Vallespí en la entrevista.

Industries in quartzite and the beginning of the use of flint in the Lower and Middle Palaeolithic Sequence of the Bajo Guadalquivir (1996); El Bajo Guadalquivir en el Paleolítico Inferior y Medio peninsular. Homenaje a J. González Echegaray (1995); Industria lítica calcolítica tallada en arenisca de la Sierra de Líbar, en la Serranía de Grazalema (Málaga-Cádiz) (1993); y Las industrias achelenses de Andalucía: ordenación y comentarios (1992) son algunas de sus publicaciones más importantes.

Enrique García, otro de sus antiguos alumnos, recuerda en Facebook una curiosa anécdota: «Enrique Vallespí, según cuentan, se paseó un día exultante por el viejo bar de la Facultad de Historia (el de las salchichas aquellas de pollo radioactivas) con un bifaz (un útil lítico de forma más o menos almendrada, tallado por sus dos caras y con aristas cortantes, característico especialmente del Paleolítico inferior y del medio) que acababa de traerse de una prospección por las graveras del Guadalquivir diciéndole hasta a los camareros: «Miren, ¿no es un bifaz fantástico?«.

El doctor Vallespí explicaba como nadie los secretos del lítico, dejando un legado inmenso en varias generaciones de arqueólogos e historiadores andaluces. Genio y figura.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Todo lo dicho cierto.
    Magnífico profesor,maestro en toda la extensión de la palabra y cierto que marcó generaciones de estudiantes de Geografía e Historia de Sevilla.
    Uno de los grandes a recordar siempre. D.E.P.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*