Óscar 2020

Bong Joon Ho, exultante tras su cuarto Óscar de la noche.

Cultura

Bong Joon Ho hace historia en los Óscar 2020

Comparte este artículo:

‘Parásitos’ es el primer filme no rodado en inglés que gana el Óscar a Mejor Película

Todos los expertos daban por hecho que la radiografía sociológica de clases realizada por el director coreano Bong Joon Ho iba a dejar a la audiencia sin un nuevo grito de Penélope Cruz exclamando «¡¡Pedro!!» en la categoría de Mejor Película Internacional (su antiguo nombre era de Habla No Inglesa). Pero ahí no quedó la cosa. El hombre que no se atreve a hablar inglés en público (va a todos sitios con una traductora de negro riguroso) arrasó con cuatro estatuillas: Mejor Guión Original, dejando en la estacada al favorito Quentin Tarantino, Mejor Director, Mejor Película Internacional y Mejor Película, primer doblete de la historia. Ni la maravillosa La vida es bella en 1997 pudo cruzar ese Rubicón.

Un total de 92 años de historia y siempre había dominado el inglés. En un mundo cada vez más globalizado, los premios más prestigiosos del mundo del cine quieren trascender fronteras y, de paso, homenajear a una industria coreana que lleva muchos años ofreciendo grandes películas de acción, de terror y, sobre todo, de mezcla de géneros.

Porque Parásitos es, ante todo una mixtura excelente de cine social, de acción, de suspense y de terror. La Academia dio ya alguna pista de la tendencia actual con el Premio al Mejor Guión Original a Jordan Peele por Déjame salir. Se premia la creatividad en un jardín manido. Se destaca la originalidad ante los filmes convencionales, históricos o biográficos. Y también llega al corazón el cine denuncia. Porque si Peele quiere levantarse contra el racismo apelando al terror, Bong Joon Ho hace lo propio con ricos y pobres, creando personajes con múltiples aristas.

‘Snowpiercer’ y ‘Okja’, los antecedentes

Este director de Corea del Sur (¿cómo le habrá sentado a Kim Jong-Un, dictador de Corea del Norte, que el país vecino haya arrasado en los Óscar americanos?) ya ofreció pinceladas de su talento en The Host y Snowpiercer, la película más taquillera de Corea con Chris Evans como protagonista. Y también realizó para Netflix Okja, que no obtuvo nominaciones al Óscar porque la Academia todavía ve con recelo las producciones de las grandes plataformas (de hecho, El irlandés hizo anoche un horroroso 0 de 10 candidaturas).

Banderas, con su mujer Nicole Kimpel y su hija Stella del Carmen, ayer en los Óscar.

Ya lo dijo Antonio Banderas ayer en la alfombra roja: «Dentro de los Óscar, hay un objetivo de convertirse en una organización de premios de ámbito mundial». Pero Parásitos, más allá de simbolizar un galardón a todas aquellas cinematografías del planeta que luchan con tirachinas ante el dinosaurio hollywoodiense con talento, esfuerzo y perseverancia, es un filme que ha cautivado all over the world: Globos de Oro, Bafta, la Palma de Oro en Cannes, Festival de Venecia, Premio de la Crítica Cinematográfica…

Una gala demasiado musical

Si no tienes presentador, mete muchos números musicales para entretener al personal (aunque la aparición por sorpresa de Eminem para cantar Lose Yourself fue uno de los momentazos de la noche). Esa pareció ayer la directriz que siguió el guión de una gala que necesita recuperar a un maestro de ceremonias carismático para volver a ilusionar a los espectadores. Se echa mucho de menos al genial Billy Crystal, que durante muchos años realizó memorables beginning shows con imitaciones y parodias de las películas nominadas.

Por lo demás, sir Elton John ganó su segundo Óscar al alimón con Bernie Taupin por la canción original de Rocketman; Brad Pitt logró su ansiada estatuilla al Mejor Actor Secundario (ya tenía uno como productor por 12 años de esclavitud); la compositora islandesa Hildur Guonadóttir se llevó el cantado Óscar a la Banda Sonora por Joker; y España se fue de vacío pese a tener tres candidatos en una misma ceremonia por primera vez en la historia: Sergio Pablos por la película animada Klaus y Pedro Almodóvar y Antonio Banderas por Dolor y gloria.

Era también la primera ocasión en la que un actor andaluz era nominado al Óscar, pero Banderas no tenía nada que hacer ante el excelente trabajo de Joaquin Phoenix en Joker. El actor volvió a realizar un discurso reivindicativo en pro del medio ambiente y de la empatía frente al «egocentrismo que impera en nuestra sociedad».


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Álvaro Hidalgo

    Gracias por este artículo, Paco.
    No pude ver la gala, ni ningún resumen, pero con tus palabras, visualizo perfectamente lo más destacado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*