images

Los coronabonos están pendientes de aprobación.

Cosas de Europa, Opinión

Una Europa ¿unida?

Comparte este artículo:

Este último Consejo Europeo celebrado el pasado 26 de marzo a través de videoconferencia ha puesto en entredicho la supuesta unidad europea de la que tanto hablan los líderes de Europa

No es la primera vez que los países más ricos hacen de menos a los países no tan ricos, pero esta vez es diferente. Esta vez hablamos de la salud de las personas y lo más importante del periodo de recesión económica mundial que se avecina una vez que el virus dé una tregua.

Tal y como ha señalado el primer ministro portugués Antonio Costa, es REPUGNANTE la actitud que han mostrado representantes de países como Alemania y Holanda ante la petición de ayuda emitida por España, Portugal, Italia y Francia ante el avance sin tregua de la pandemia.

Tras el último Consejo, el ministro de Finanzas de Holanda defendió la idea de investigar por qué España no tenía recursos para frenar el coronavirus y necesitaba de la Unión Europea, como si la posibilidad de que se produzca una pandemia a nivel mundial sea algo que se incluye normalmente en los presupuestos nacionales.

Los coronabonos

La aplaudida respuesta del primer ministro portugués ha supuesto un revulsivo en el seno de las instituciones europeas y ha obligado a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, a salir via Twitter a salvar los muebles señalando que está a favor de la aprobación de un seguro europeo de desempleo incluido dentro de un paquete de ayudas, al que se añade el esquema fiscal, los eurobonos –hoy convertidos en coronabonos– y otra serie de instrumentos, cuya cuantía inicial podría rondar los 100.000 millones de euros para ayudar a las economías que salgan más dañadas de esta crisis, como ocurrirá con Italia, España, Portugal y Francia.

Para que se dé luz verde a este paquete de medidas que tendrán que discutirse el próximo martes 7 de abril en la reunión del Eurogrupo, es necesario que tanto Alemania como Holanda cedan y suavicen sus posiciones, algo que parece difícil en estos momentos. Pero ¿qué será de Europa si no es solidaria con los miembros que lo necesitan? Como si el virus conociera de fronteras y de billeteras…


Comparte este artículo:

Comenta la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*