ucrania

Manifestación nacionalista en el Día de la Unidad de Ucrania el pasado sábado en Kiev (Ucrania). / GETTY IMAGES

Opinión, Política

Un mundo equilibrado en poderes, justo y con libertad

Comparte este artículo:

En relación a los últimos acontecimientos con los movimientos de tropas rusas en la frontera de Ucrania, se debe analizar y considerar en sus diversas perspectivas, tanto geopolíticas, estratégicas, como ideológicas. Hallar el entendimiento con Rusia no va a ser del gusto de nuestra sociedad. Para atenuar esa amenaza real, hay que hacer algunas concesiones con el fin de encontrar ese equilibrio de ejes e ideologías y llegar al respeto mutuo y a la paz, tan ansiada en nuestro orbe

El concierto de potencias, es fundamental. Cada uno de los bloques de poder que existen en nuestro mundo exhibe sus logros e inquietudes. Para construir juntos la paz, debe existir un nivel de confianza recíproca entre cada uno de esos países. 

Llevamos casi una década en que nuestros modelos de sociedad carecen de atractivo, se ha perdido el verdadero valor de la democracia, tenemos que volver a unas democracias más sanas y acabar con esa enfermedad que está acabando con ella. La democracia es el respeto a cualquier idea y opinión, las democracias liberales, como aparecieron en un principio, respetaban la convivencia de diferentes ideologías, con armonía y respeto, no como está ocurriendo en estos años de radicalización y polarización. 

Todo esto que he expuesto anteriormente está originando una falta de libertad absoluta, propiciada por esa falta de valores que ha conducido a la corrupción de muchos gobiernos y líderes políticos de nuestro entorno. El liberalismo ha entrado en crisis y esa crisis es aprovechada por muchos que están al acecho. Hay que ser conscientes que a las doctrinas e ideas profundas de algunos estados no se pueden hacer concesiones a los derechos humanos y derechos fundamentales. 

Una estrategia geopolítica independiente

La Unión Europea necesita una estrategia geopolítica, diplomática y militar independiente y con gran fuerza, dentro de los bloques constituidos a nivel global, para armonizar y equilibrar la gran balanza de los poderes en nuestro planeta. De esa forma, abordaremos la seguridad de todos los estados europeos, seguridad en el este y seguridad en el sur. 

Rusia no quiere que Ucrania o Bielorrusia entren en la OTAN porque su influencia y poder estratégico se ve amenazado. Insisto: el concierto de potencias es fundamental para que exista una confianza absoluta en todos los países y no se transgredan las reglas de juego, esenciales para evitar el enfrentamiento. 

Por último, comunicar el poco interés por valorar el conocimiento histórico, político, filosófico y transmitirlo. Las realidades de la historia con documentación y hechos para certificarlas, el diálogo y la transmisión a los demás, es una tarea ardua que debemos hacer, pues son beneficios culturales para toda la ciudadanía. 

Rechacemos la felonía de la razón, eduquemos en libertad sin engaños ni prohibiciones para que el ciudadano, con sus conocimientos, pueda discernir y replicar a los demás, siempre en el respeto. No consintamos, de ninguna de las formas, movimientos ideológicos de variopintos colores que provocan el odio y que, por su situación depravada, son más vehementes que los pacificadores. Busquemos siempre la paz en los más cercanos, para que se extienda a todos los ámbitos del planeta.


Comparte este artículo:

5 comentarios

  1. Avatar Salvador

    Estrategias de las DEMOCRACIAS LIBERALES ANGLOSAJONAS para preservar sus intereses económicos: ¿Sacarán adelante Rusia y Alemania su proyecto económico del gas? De momento, parece que no. Europa desunida metida, de nuevo, en otro marrón.

    Saludos…

  2. Avatar Lucía Ramos

    Hemos padecido las formas más arcaicas
    del poder: explotación, represión, milicia e iglesia.
    Una «democracia libre»como bien describe en su artículo, no debiera fomentar: la opresión, el servilismo, la crueldad, la idiotez, la mera disciplina usurpando el lugar de la lucidez.
    No volvamos a tiempos de Penuria,
    por muy cercanos que estemos y seamos,
    (paisanos) no debemos ignorar la cultura ni despreciar la inteligencia.
    Sería como:/ Un tan cerca pero tan lejos\

  3. Avatar José Ramón Talero Islán

    Gracias por su opinión. Efectivamente jamás debemos ignorar la cultura ni despreciar la inteligencia. La democracia en estos últimos años ha hecho lo que usted apunta. No debemos consentir de ninguna manera que nuestras libertades conseguidas por nuestros padres y abuelos,sean atropelladas en nuestros países.Tampoco debemos olvidar la inmensa cantidad de países en nuestro planeta que están sumidos en la pobreza y desolación debido a sus regímenes autoritarios.Saludos cordiales y a seguir luchando por la justicia,la paz y la libertad.

  4. Avatar Luciano Pou Sabaté

    Es un tema complejo: Ucrania ha estado mucho tiempo bajo influencia rusa, incluso capital del imperio alguna vez. Pero supongo que pesa mucho el genocidio de Stalin sobre ella. Imagino que habiendo ocupado Crimea ahora Rusia buscará propaganda para que en los limítrofes de Ucrania con el mar negro vaya habiendo más mayoría pro-rusa. En cualquier caso no podemos entrar en cuestiones nacionales, sino preservar que no haya un ataque masivo a los derechos humanos o situaciones muy graves como fue el anterior genocidio: ese sería el único caso donde veo necesaria una injerencia humanitaria por parte de las coaliciones de países.

  5. Avatar Angeles Suarez

    Nosotros los europeos, no hemos hecho absolutamente nada cuando Estados Unidos ha mandado a ”sus soldados» a cualquier parte del mundo. La única excusa que ponían para invadirlo y para dejarlo en la miseria, era que no les gustaba, no le venían bien ni a su economía, ni a su cultura…
    Ellos han conseguido que su odio fuera el nuestro y su guerra también la nuestra.

    Los rusos no son tontos y ven el peligro porque están viendo como Estados Unidos y sus aliados atacan a los más débiles.
    Rusia no quiere quedarse como un país débil, porque sabe que acabará siendo el próximo objetivo de los Norte americanos.

    Ya se sabe que este país crea el conflicto pero después, son los otros(, sus aliados) los tienen que enfrentarse con su enemigo.

    Y esto no es mentira porque ya sucedió en su tiempo.

    El que manda en la OTAN es Estados Unidos que es el que tiene el poder armamentistico y económico y humano . Es un país tan rico que incluso sus ciudadanos no tienen que ir a la guerra porque ellos tienen dinero para comprarlo todo incluso, soldados.

    Hay un interés bestial en los americanos por acabar con los rusos y con los chinos, que también a los chinos le tienen bastante manía.

    Si Ucrania entra en la OTAN lo más fácil es que los mejores misiles lo pongan allí al lado de Rusia.
    Lo que quieren los norteamericanos es crear una guerra entre Rusia y Ucrania y que se maten los dos.

    O sea quiere mandar armamentos y fortalecer a Ucrania para debilitar a Rusia.

    Nosotros los europeos les servimos el plato.
    No creo que defender la postura de esta gente nos venga bien, porque aquí ya no se trata de discutir con “palabritas» quién es el bueno o quién es el malo, como ha venido ocurriendo con los países árabes.

    Esto es mucho más serio porque los rusos no son los árabes, y tienen con que defenderse.

    Así que las bocazas que hay aquí en el periodismo que dejen de facilitar la guerra, porque no creo que les guste estar en ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*