boton rojo

Un botón rojo de emergencias.

Opinión

Solo existe el egoísmo

Comparte este artículo:

El egoísmo… La pandemia ha hecho brotar el egoísmo con más fuerza que nunca. Familiares que solo quieren escuchar cosas bonitas, adulaciones por doquier. Nadie quiere que le restrieguen su parte miserable por la cara

Alguien dice algo y tú te ves obligado a contestar, adalides impenitentes de la verdad, monstruos vacíos de contenido, mentes guiadas por la inoperancia de un ser que se cree superior. Abandonar a niños a su suerte o ser padres helicóptero, no hay término medio. La letra escarlata te delata.

Asistimos con estupor al desarrollo de una sociedad maniatada de pies y manos, que solo puede respirar cuando el arte aflora. La estulticia impera, la superficialidad maniata, la envidia gana a la humildad.

Ya no se puede solucionar un problema hablando. A lo mejor el algoritmo decide por ti y eso te calma en la ruleta rusa de las decisiones importantes. Una boca hiede y unos ojos lloran en el teatro del absurdo. ¿Quién da más?

Escucha solo lo que quieres escuchar. Estudia solo lo que te hace feliz. Huele solo olores amables. Que nada perturbe tu burbuja de felicidad inestable. Cualquiera podría romper esa placenta con un puñal de veracidad, pero prefieren nadar y guardar la ropa. No vaya a ser que despertemos de esta pesadilla que nos venden como sueño.

El eterno retorno de la zona negativa

El hombre se encuentra en un agujero de gusano infinito del que no sabe salir. La teoría del eterno retorno cobra vida en la zona negativa, repleta de monstruos, anillos negros y tentáculos que envuelven, que tapan la autenticidad. La sinceridad es esa oveja negra a la que todos señalan con su dardo afilado.

Ponte la venda para sobrevivir a la jauría de lobos. Un solo aullido discordante puede hacer tambalear el sistema, así que el silencio se impone como una tormenta perfecta, como un antídoto duradero contra el pensamiento crítico.

La serpiente se presenta con esmoquin y copa de champán mientras el chambelán te dice flores al oído. Sólo pétalos de rosa invaden mi cama, pero ahí fuera existe el invierno nuclear. Estamos solos ante el botón rojo de la rebeldía. ¿Lo apretamos? 


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Lucía Ramos

    Emil Cioran:
    Ten cuidado con el resentimiento de los solitarios que han dado la espalda al amor, la ambición y la sociedad.
    Un día se vengarán por haberlo dejado todo.
    El hecho de que la vida no tenga sentido es la razón de vivir, la única razón realmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*