rarendon dos

La periodista Raquel Rendón con su libro sobre los bebés robados, que será presentado en el Colegio de Abogados de Huelva este miércoles.

Cultura, Sucesos

Raquel Rendón: «El caso de los bebés robados es un asunto sangrante que merece obtener una respuesta clara y contundente de la justicia»

Comparte este artículo:

‘Los hijos que no enterramos. El escándalo de los bebés robados en Huelva’ es el libro definitivo sobre esta enorme lacra de la sociedad española, un trabajo profuso de investigación periodística de Raquel Rendón que acaba de ser publicado por Pábilo Editorial y que se presenta el miércoles en la capital onubense

Monjas arrebatando recién nacidos de las manos de recién paridas con nocturnidad y alevosía; médicos falseando documentos para destrozar para siempre la vida de una madre… El caso de los bebés robados en España es la ignominia con hábito, la miseria humana envuelta en batas blancas de supuesto prestigio. Batas blancas manchadas por el crimen sin castigo. Gente poderosa con cargos de responsabilidad ejerciendo de cómplices necesarios durante y después de la dictadura. De todo ello habla una de las grandes expertas en la materia, la periodista de Isla Cristina Raquel Rendón, en un libro imperdible de título arrebatador: Los hijos que no enterramos.

A lo largo de sus 190 páginas, esta periodista experta en sucesos y tribunales desgrana de una manera minuciosa la historia de una trama que afecta a centenares de familias onubenses. Así, a través de sus 36 capítulos y cuatro entrevistas en profundidad, el lector podrá conocer los entresijos de unos casos que siguen a la espera de una justicia justa. Coordinada por Esperanza Ornedo, presidenta de SOS Bebés Robados Huelva, esta obra se convierte en todo un instrumento literario, plasmado con absoluta objetividad, para seguir la lucha por la verdad, justicia y reparación.

«El franquismo instauró un implacable método para reconvertir a los hijos de los rojos en adeptos al régimen: arrancó a los niños de los brazos de sus madres, se los entregó a familias bien avenidas y les cambió la filiación, borrando sus huellas para que nunca reconocieran sus raíces. Con el devenir de los años, esta abominable práctica derivó en un mercadeo sin escrúpulos de recién nacidos en el que se vieron implicados sanitarios y religiosos. Solo en la provincia de Huelva hay más de 200 familias víctimas de aquella trama. Quien piense que el asunto es solo cosa del pasado se equivoca. Una de las denuncias onubenses se refiere a un bebé nacido en 2001. El escándalo sigue pendiente de una respuesta judicial que restituya los derechos de los menores y de sus ascendientes», cuenta Rendón en su libro.

Este es el relato periodístico del calvario de decenas de padres y hermanos, pero también de la indecencia de un sistema que rompió sus familias y que sigue sin ofrecerles una respuesta a la mayor de las injusticias.

«Cuando se recurren (los casos) a la Audiencia Provincial, esta los cierra automáticamente por prescripción o porque no ve delito»

En palabras de Raquel Rendón, la publicación de esta obra «significa un gran orgullo, especialmente porque me parece un asunto sangrante y que merece obtener una respuesta clara y contundente de la justicia, algo que en Huelva no está ocurriendo». «Aquí las víctimas tienen cerradas las puertas, puesto que, aunque se investiguen los asuntos, cuando se recurren a la Audiencia Provincial, esta los cierra automáticamente por prescripción o porque no ve delito. He cedido los derechos de autor a SOS Bebés Robados Huelva para que también reciban un impulso económico en su búsqueda de reparación y de sus niños robados», afirma.

Pero, ¿cómo es posible que personas consagradas a Dios y al cristianismo, así como médicos bajo el juramento hipocrático, cometieran tales aberraciones? «Eso habría que preguntárselo a ellos. Lo cierto es que esto viene de antiguo, de cuando Vallejo-Nájera se propuso eliminar el gen rojo de los niños de familias republicanas. Las instrucciones del régimen de Franco era que esos bebés fueran introducidos en el seno de familias afines a la dictadura. Luego, con el paso de los años, el tema se convirtió en un auténtico negocio. Y los principales participantes en el mercadeo de niños eran religiosos y médicos. Lo único que está claro es que lo hicieron y que no tuvieron escrúpulos para arrancar a esos pequeños de los brazos de sus padres», denuncia la periodista isleña.

Todo depende de enlaces, posicionamientos y rapidez, una rapidez que desdeña el periodismo sosegado, de investigación, bien contrastado

Intrusismo, empresarios que explotan al trabajador, grupos de comunicación que humillan a redactores y fotógrafos sin ningún tipo de escrúpulos, tecnologías que anteponen el clic fácil antes que el análisis riguroso de la realidad… La escritora onubense y letrista de coplas carnavalescas tiene claro que «el periodismo, en muchos sentidos, está dejando de serlo. Ahora en muchos medios (no quiero generalizar) priman la caza del clic, la publicación masiva de notas de prensa, las hordas de seguidores en redes sociales, un titular engañoso, una noticia sin sustancia… Todo depende de enlaces, posicionamientos y rapidez, una rapidez que desdeña el periodismo sosegado, de investigación, bien contrastado. Espero que esto se enmiende algún día».

Una profesional de prestigio

Raquel Rendón (Isla Cristina (Huelva), 1981) ha ejercido el periodismo en el diario Huelva Información desde 2007 hasta 2021. Especializada en el ámbito de los sucesos y los tribunales, ha dado cobertura a casos tan sonados como los de Mari Luz Cortés, Ruth y José, el doble crimen de Almonte o Laura Luelmo, y desde las páginas del rotativo realizó un riguroso seguimiento a los robos de recién nacidos en la provincia onubense desde el origen de las denuncias.

Ganó en 2018 el Premio Huelva de Periodismo, otorgado por la Asociación de la Prensa de Huelva y la Diputación de Huelva, y fue merecedora del Premio Colón Digital en la categoría de Periodismo en 2017 y 2019. Coautora de la novela encadenada 7, la odisea de los títeres (Pábilo Editorial, 2019) y prologuista de la novela de no ficción 151 puñaladas sobre el crimen de Almonte, Los hijos que no enterramos. El escándalo de los bebés robados en Huelva es su primera obra en solitario.

Este ensayo de denuncia social, imprescindible para la toma de conciencia de la aberrante realidad de los bebés robados en España, está ya disponible en librerías de toda España, en la web de Pábilo Editorial y en la plataforma Todos tus libros. El libro será presentado en sociedad el próximo miércoles día 15 de diciembre, a partir de las 18:00 horas, en la sede del Colegio de Abogados de Huelva con firma posterior de ejemplares.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Lucia Ramos

    Sí mi niña, como decimos en Canarias.
    Horror, terror y espanto.
    Las casas cunas. «Las manos que las mecian»
    Hasta el año 1984 robaban en hospitales .
    Pero lo peor es que la propia familia obligaba
    a entregarlos a las jóvenes parturientas por y para su honra. La sangre que mata.
    Hoy han puesto de moda todo lo contrario,
    Le llaman «lazos de sangre». La suerte de
    algunos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*