Aguirre Jesus

El consejero de Salud, Jesús Aguirre.

Opinión, Salud

¿Planes de choque o choque de planes?

Comparte este artículo:

Planes de choque con la excusa de reducir las listas de espera hospitalarias que, junto a los conciertos ya existentes, hacen que la sanidad privada sea cada vez más poderosa con el consiguiente deterioro de la sanidad pública

En marzo de 2019, el señor Aguirre anuncia un plan de choque para reducir las listas de espera, un plan de choque que se iba a realizar hasta el mes de diciembre de ese año, por el que hubo que enmendar los presupuestos que se habían aprobado dos meses atrás y que hizo ajustar las partidas de otras consejerías, disparando el gasto sanitario de Andalucía en 37,5 millones de euros.

Ese presupuesto iba destinado a centros sanitarios privados concertados y a los profesionales sanitarios del Servicio Andaluz de Salud que realizarían estas intervenciones en jornadas de tarde.

Aguirre, consejero de Salud de la Junta de Andalucía, aseguraba que, con ese plan, se iban a operar 31.656 pacientes que habían superado el plazo de respuesta o que llevaban más de 365 días en lista de espera.

Apenas transcurridos 4 meses desde que se puso en marcha, se suspende. Se ha gastado más de la mitad de lo presupuestado y los resultados obtenidos no son los esperados: de esos 31.656 pacientes, solo se han operado 9.552 pacientes y, de estos, 7.865 son de procesos sin garantía, por lo que no están sujetos a plazos de respuesta, es decir, son los de menor complejidad y más rentables, puesto que la mayoría de ellos no requieren ingreso hospitalario y se pueden programar en mayor número en un parte diario de quirófano.

Son rentables económicamente para los centros sanitarios privados y para los profesionales de la sanidad pública que colaboraban en él al pagarles por el nº de intervenciones realizadas, pero no así para los grandes perjudicados que no son otros que los pacientes. El daño causado podría ser irrecuperable, ya que eran pacientes con procesos más complejos y graves que deberían haberse priorizado, máxime cuando muchos de ellos habían sobrepasado el plazo de respuesta que la Administración estaba obligada a cumplir por decreto. Pero, una vez más, se veían relegados.

Estos hechos fueron denunciados en su momento por la Asociación Justicia por la Sanidad al considerar, además del daño causado a esos pacientes, que la Administración estaba haciendo un mal uso de unos fondos públicos, puesto que, a la larga, la demora de la atención de esos procesos más complejos provocaría más gasto al requerir muchos de esos pacientes de más revisiones en consultas del especialista, urgencias y pruebas diagnósticas e incluso al tener que optar por modificar el procedimiento indicado en un primer momento por otro más costoso y complicado al verse agravado su proceso por tan larga espera.

El año 2019 terminó dejando en las listas de espera quirúrgica más pacientes con procesos complejos y sujetos a plazos de respuesta que antes del plan de choque, en concreto 8.545 pacientes con una demora media de 199 días.

Ya en 2020 y con una pandemia de por medio que ha paralizado durante varios meses la actividad asistencial habitual en los hospitales, era de temer un aumento en los conciertos con centros sanitarios privados al no haber intenciones de contratar más personal. El Sr. Aguirre, lejos de reconocer su fracaso en el plan de choque anterior, vuelve a las andadas y no solo mantiene los conciertos ya existentes con los centros privados sino que los refuerza con otro plan de choque, y así en el mes de Julio anuncia otro, (el segundo en los casi dos años que lleva en el cargo), a imagen y semejanza del que se hizo el año anterior pero esta vez dotado con 200 millones de euros, 130 millones para la privada y 70 para la pública en el que profesionales sanitarios de 50 hospitales públicos volverán a hacer jornadas de tarde

Se realizarán 36.192 intervenciones quirúrgicas y 151.900 exploraciones diagnósticas. Este presupuesto se incrementa más tarde con 8.744.078,76€, con los que Granada podrá concertar con hospitales privados de toda la provincia.

Empeñado en sumar procesos con garantía y sin garantía

A primeros de este mes, el Sr. Aguirre, en unas declaraciones a la prensa, anuncia los resultados que se van obteniendo, sigue empeñado en sumar procesos con garantía y sin garantía con tal de impactar más con números globales y mezcla conceptos con un baile de cifras difíciles de entender para el común de los mortales que yo quisiera entender, más bien y en su descarga, que pudiera ser debido a una mala interpretación del periodista que recoge la noticia.

En definitiva, dice haber sacado de lista de espera más de 20.000 pacientes, pero que hay 26.359 fuera de plazo o con más de 365 días en lista de espera con una demora media de 199 días. De ser así, una vez más se está priorizando a pacientes con procesos banales.

En cuanto a pruebas diagnósticas, es imposible hacer comparaciones con el año anterior, porque la Junta no publica datos de esta lista de espera desde junio del 2018.

El Sr. Aguirre está obligado a comunicar los datos de listas de espera al Ministerio de Sanidad semestralmente y se le ha pasado junio por aquello de la pandemia, pero ya en diciembre, justo cuando finalice este plan de choque, tendrá que hacer públicos los datos y será entonces cuando se podrán ver los resultados obtenidos.

El futuro de nuestra sanidad está en nuestras manos, no dejemos que nos la arrebaten

Nuestra sanidad se va degradando años tras año, nos niegan una sanidad pública digna alegando este año la crisis originada por la pandemia a la vez que anuncian planes de choque que demuestran su poca o nula efectividad, pero sí evidencian el enriquecimiento progresivo de la sanidad privada.

Estos del cambio decían apostar por la sanidad pública andaluza cuando la realidad no es esa. En casi dos años de gobierno, han dado buena prueba de ello: la falta de recursos materiales y de personal es constante y ellos no parecen inmutarse.

El futuro de nuestra sanidad está en nuestras manos, no dejemos que nos la arrebaten.


Comparte este artículo:

3 comentarios

  1. Muy bueno el Artículo.
    Felicidades
    Luchemos por la Sanidad Pública!!!

  2. Avatar Joaquin

    La sanidad pública, al ser gratis y universal vende muy bien, pero la realidad es que es muy ineficiente y una ruina para la economía de un pais.

  3. Avatar manuela rodriguez

    la sanidad publica no es una ruina , son sus gestores , ninguna sanidad PRIVADA , costea los trasplante de órganos
    , si tienes multipatologias , te suben la póliza del manera que seas TU el que te vayas
    basta ya de tanta demagogia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*