cabeceraaa

Una ilustración que ejemplifica lo que es la partidocracia.

Opinión, Política

Ni limitación de mandatos ni eliminación de aforamientos: los partidos vuelven a traicionar a sus votantes

Comparte este artículo:

Una vez más, este régimen partidocrático demuestra lo que les cuesta entender a tantos votantes de listas cerradas elaboradas por las cúpulas de los partidos: estos pueden mentir cuanto quieran en las campañas electorales, dado que no tiene ninguna consecuencia negativa para ellos

Dos medidas estrella de la cacareada regeneración democrática, que los partidos PP y Cs vendieron a sus votantes en sus programas para las elecciones autonómicas de 2018 en Andalucía, fueron literalmente las siguientes:

  • Medida del PP: Limitación a dos legislaturas el mandato de un mismo presidente o presidenta de la Junta de Andalucía… Presentaremos al Parlamento una modificación de la Ley del Gobierno de la Comunidad Autónoma para limitar a dos legislaturas el mandato de un mismo presidente o presidenta de la Junta de Andalucía.
  • Medida de C’s: Eliminaremos los aforamientos políticos en Andalucía como lo hemos hecho en otras partes de España. Que no cuenten con nosotros para mantener sus privilegios.

Posteriormente, en el pacto de gobierno que suscribieron ambos partidos (PP y Cs), aparecen estas medidas en el apartado I.2. sobre despolitización, eficiencia administrativa y lucha contra la corrupción:

Imagen del pacto de gobierno entre PP y Cs.

3.- Aprobaremos un proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía para la supresión de los aforamientos del presidente de la Junta de Andalucía, de los miembros del Consejo de Gobierno y de los diputados del Parlamento de Andalucía en los términos que actualmente se encuentran regulados para acabar con tales fueros y privilegios.

5.- Reformaremos la Ley 6/2006, de 24 de octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, a fin de limitar a 8 años como máximo la duración del mandato de un mismo presidente o presidenta de la Junta de Andalucía y de los consejeros o consejeras. Quienes hayan ejercido estos cargos durante ocho años consecutivos no podrán ser elegidos o nombrados para desempeñar un nuevo mandato.

Discurso de investidura de Juanma Moreno

El 15 de enero de 2019, Juanma Moreno, en su discurso de investidura a la presidencia del gobierno andaluz, dijo lo siguiente sobre la regeneración democrática ante el Parlamento de Andalucía:

«El compromiso es un acto, no una palabra», como atinadamente sentenció Sartre. Y la sociedad nos exige hoy mucho más que palabras. Nos exige honestidad y transparencia.

Los andaluces han asistido en los últimos años con indignación y sonrojo a los episodios de corrupción política en la Junta de Andalucía. Y, entre ellos, ha surgido un comprensible sentimiento de desconfianza y rechazo hacia sus representantes políticos.

He de decir que ese sentimiento de vergüenza es compartido por mí y estoy seguro de que por todos y cada uno de los miembros de esta cámara: nos asquea la corrupción, venga de donde venga. Pero contra la corrupción no bastan las palabras ni los golpes de pecho.

Los compromisos de anteriores gobiernos por abrir las ventanas y levantar las alfombras no tuvieron traslación real alguna y el resultado no ha sido otro que un acrecentamiento de esos recelos.

Un importante lastre, los fantasmas del pasado, vaciaban de contenido los compromisos de esos gobiernos nada más ser pronunciados.

El gobierno del cambio se presenta hoy libre de cualquier rémora, autónomo para actuar y soberano en la toma de decisiones. Nuestro discurso será el de la decencia; nuestro comportamiento, el de la rectitud y nuestra única sumisión será a la verdad.

Una imagen del discurso de investidura de Juanma Moreno Bonilla.

Seremos intransigentes con la corrupción y, para ello, nos comprometemos a reformar la Ley 6/2006, de 24 de octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, a fin de limitar a ocho años como máximo la duración del mandato de un mismo consejero o consejera; o un mismo presidente o presidenta de la Junta.

La Justicia ha hecho y sigue haciendo una labor incuestionable contra la corrupción en las instituciones. Merece todo nuestro apoyo y nuestro reconocimiento, pero es preciso también luchar contra los corruptos desde el interior de las instituciones… Para ello, impulsaremos la supresión de los aforamientos

Actuación del Gobierno andaluz

A continuación, el Consejo de Gobierno formó parte de esa escenificación teatral y adoptó varios acuerdos:

1º) El 5 de marzo de 2019 instó a la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local (Juan Marín, Cs) a iniciar las actuaciones necesarias para la modificación del Estatuto de Autonomía para Andalucía, con la finalidad de eliminar los aforamientos de la persona titular de la presidencia de la Junta de Andalucía, de las personas titulares de las distintas consejerías y de los diputados y diputadas del Parlamento de Andalucía, todo ello con el fin de que sean juzgadas por la jurisdicción ordinaria en aquellos asuntos ajenos a su función parlamentaria y que les implique de forma directa en cualquier procedimiento judicial de cualquier ámbito jurisdiccional, si bien deben seguir siendo protegidas en el ámbito de su libertad de expresión parlamentaria y política.

2º) El 23 de abril de 2019 instó a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior (Elías Bendodo, PP) a iniciar las actuaciones necesarias para la modificación de la Ley 6/2006, de 24 de octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía con la finalidad de limitar a 8 años la duración de los mandatos de la persona titular de la presidencia de la Junta de Andalucía, las personas titulares de las vicepresidencias de la Junta de Andalucía y las personas titulares de las consejerías como integrantes del Consejo de Gobierno.

Como puede comprobarse en la web del Parlamento de Andalucía, se ha presentado en 2019 una sola de las iniciativas:

1ª) Expediente 11-19/PPPL-000001, de propuesta de Reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía, creado el 11/03/2019 y registrado con el número 111904584, propuesto por los diputados del PP y Cs para eliminar los aforamientos. Ha contado con el criterio favorable del Consejo de Gobierno (BOPA nº 58 – 10/04/2019).

Posteriormente, el Pleno del Parlamento votó el 2 de mayo de 2019 la toma en consideración de la Propuesta de Proposición de la Ley, con el resultado siguiente: a favor, los grupos parlamentarios del PP, Cs, Vox y Adelante Andalucía; abstención, el PSOE.

Desde entonces, nada más han hecho, salvo propagar todos los partidos políticos que son los adalides de la regeneración democrática, que no deja de ser un chiste de pésimo gusto.

2ª) Proyecto de Ley que modifica la Ley 6/2006, de 24 de octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía: nunca llegó al Parlamento andaluz la limitación de los mandatos de 8 años.

La Consejería de Presidencia que dirige Elías Bendodo inició los trámites del Proyecto de Ley, publicándose la consulta previa el 06/05/2019, otorgando un plazo de participación que finalizó el 28/05/2019. Desde entonces, como ustedes pueden comprobar en este enlace al Proyecto de Ley, nada más se supo.

La conclusión es evidente: no les importa lo más mínimo la regeneración democrática. El teatro y la estafa de los partidos políticos a la ciudadanía se revela cada día con sus aberrantes comportamientos, tratándonos como simples marionetas que intentan manejar a su antojo.

Y a pesar de todo, lo más grave es que aún hay españoles creyentes (y nunca mejor dicho) que se identifican ideológicamente con los partidos políticos, manteniendo una confianza -que es traicionada con reiteración- mediante el voto a esas aberrantes listas cerradas de candidatos elaboradas por sus cúpulas, para mayor gloria de estas.

Y esos ciegos votantes siguen sin ver que el problema que nos va a hundir a todos, incluidos a los que sacan provecho de los partidos, es el sistema político instituido en la Constitución de 1978: la partidocracia. Votar a partidos en este régimen partidocrático es perpetuarlo sin cambios que beneficien a la nación (pueblo).

Sin democracia formal, estamos abocados al fracaso como nación.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Salvador

    La gran mayoría siguen pensado que el bienestar y la felicidad son infinitos.
    Vivimos en un régimen político ( pasará a la historia como lo han echo otros) que se ha preocupado más de vigilar a los suyos, que ver realmente quiénes han sido y son sus verdaderos enemigos esto último acompañado de los verdaderos problemas que padece.
    Pues hoy día, el mundo está cambiando a pasos acelerados con nuevas potencias económicas y militares que basan su poderío en la realidad y aunque muchos ignorantes sigan creyendo que sí, las democracias les importan tres rábanos.

    Aquí ya ni se piensa en el futuro de nuestras próximas generaciones.
    Hablémoslo a un chino o a un mahometano, por poner algunos ejemplos de democracias y de derechos humanos, que ya veréis a dónde nos van a mandar….
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*