catalina garcia dos

La consejera de Salud, Catalina García. / JUNTA DE ANDALUCÍA

Salud

Más de un millón de andaluces siguen pendientes de una intervención quirúrgica o de una primera consulta para el especialista, casi 150.000 más que en diciembre de 2021

Comparte este artículo:

«La continuada infrafinanciación conlleva que sigan creciendo las listas de espera para consultas, pruebas diagnósticas o intervenciones quirúrgicas en los hospitales», advierten desde Satse, que reclama que la partida destinada a la sanidad en los presupuestos autonómicos de 2023 aumente en los 1.100 millones de euros adicionales que quedaron bloqueados en el presupuesto de 2022

Han salido publicados los datos actualizados de las listas de espera del SAS del primer semestre de 2022 y llama la atención que, contradiciendo el todo va bien del Gobierno de Moreno Bonilla en materia sanitaria, haya un total de 1.056.652 andaluces pendientes de una intervención quirúrgica o de una primera consulta para el especialista, 148.597 más que en diciembre 2021.

A este respecto, el Sindicato de Enfermería, Satse, ha reclamado a la Junta de Andalucía un incremento presupuestario destinado a la sanidad pública en las cuentas autonómicas de 2023 con el objetivo de garantizar la atención sanitaria de los más de ocho millones de andaluces.

Así, ante el anuncio del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, sobre la aprobación a final de año de un presupuesto récord de más de 45.000 millones para el ejercicio 2023 en Andalucía, SATSE ha recalcado que la sanidad pública requiere de una inversión adicional para poder cumplir con el objetivo de «sostener los servicios públicos esenciales«, marcado por el propio presidente autonómico para las próximas cuentas.

En este sentido, la organización sindical exige que, de ese crecimiento de 5.000 millones de euros del presupuesto autonómico de 2023, la partida destinada a la sanidad «aumente como mínimo en los 1.100 millones de euros adicionales que quedaron bloqueados por el rechazo parlamentario al presupuesto de 2022, que abocó al Gobierno andaluz a trabajar con las cuentas prorrogadas de 2021″.

«Blindar los servicios públicos»

En esta línea, ha instado al Gobierno andaluz a «blindar los servicios públicos» para hacer frente a las necesidades sanitarias de ocho millones de andaluces, así como también para la mejora de los profesionales que cada día la hacen viable con enormes dificultades y carencias de medios y recursos.

En este sentido, subrayan que, durante la pandemia, la agenda pública estaba centrada en la sanidad y sus profesionales, «un sistema que ha mostrado sus debilidades y que requiere de reformas urgentes y de gran calado para garantizar la atención sanitaria y cuidados y sobre el que todas las fuerzas políticas han mostrado sus compromisos de mejora, unos compromisos que ahora deben plasmarse con hechos, propiciando un incremento presupuestario destinado a la mejora de la sanidad pública en el próximo ejercicio presupuestario».

Satse advierte que, en caso contrario, «la sanidad está abocada a una crisis muy grave y profunda si no se toman medidas de manera inmediata, pues la continuada infrafinanciación conlleva que sigan creciendo las listas de espera para consultas, pruebas diagnósticas o intervenciones quirúrgicas en los hospitales, al igual que el tiempo para ser atendido en un centro de Atención Primaria».

Por su parte, los profesionales sanitarios, y especialmente los enfermeros y fisioterapeutas, sufren una permanente sobrecarga y tensión asistencial en su día a día, «motivado en gran medida por el déficit estructural y crónico de plantillas, así como por la precariedad de sus condiciones laborales».

Contratos Covid

«Urge, a corto plazo, la estabilización de los más de 12.000 contratos de refuerzo que finalizan a 31 de diciembre y que son imprescindibles para el funcionamiento de la sanidad y, en general, llevar a cabo una política de recursos humanos que garantice condiciones laborales y retributivas dignas para los enfermeros y fisioterapeutas andaluces acorde con el trabajo que realizan y la equiparación en el reconocimiento de derechos con el resto de comunidades, evitando la fuga de profesionales a otras servicios de salud que acabe poniendo en riesgo la cobertura de asistencia sanitaria», agregan.

Finaliza el Sindicato de Enfermería subrayando que la inversión en salud es «ahorrar en problemas y disminuir los gastos sanitarios a medio y largo plazo, motivo por el que no incrementar los presupuestos supondrá una atención sanitaria menos segura y de peor calidad».


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Salvador

    «de acuerdo con las leyes de la naturaleza vinculantes para todo ser vivo, con el cese del crecimiento, empezará el declive y la muerte lenta, y el pueblo…., firmemente encerrado en sus….., no escapará a su destino.

    Aleksei Edrikhin, alías Vandam.
    Militar y teórico político, fue general de división en la Rusia zarista y participó en la guerra anglo-boer posicionándose a favor de estos últimos.
    » Nuestra posición», 1912.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*