juanmarindos

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín.

Política

Marín cargó a Ciudadanos más de 90.000 euros por un coche tras renunciar al oficial

Comparte este artículo:

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, utilizó la pasada legislatura andaluza más de 90.000 euros de la subvención pública que recibió el grupo parlamentario de Ciudadanos para adquirir un vehículo de ‘renting’, alquilar una plaza de aparcamiento en su localidad de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y contratar a un chófer

Todo ello cuando, previamente, había renunciado al coche oficial al que tenía derecho por su condición de portavoz naranja en el Parlamento andaluz como gesto de austeridad, según la documentación interna de Ciudadanos a la que ha tenido acceso el periódico digital The Objective. Este escándalo llega acompañado por la filtración de una grabación en la que Marín decía que le parecía «estúpido» aprobar este año unos presupuestos (el vicepresidente de la Junta ha señalado a Fran Hervías, ex de Cs y ahora en el PP, como posible filtrador).

Ciudadanos entró en el Parlamento andaluz por primera vez tras las elecciones de marzo de 2015 con un mensaje de regeneración y transparencia. Una de las primeras decisiones de la formación naranja fue la renuncia al coche oficial que le correspondía al portavoz de Cs. Marín anunció en aquel momento que rechazaba ese «privilegio» y celebró en las redes sociales que el Parlamento subastase unos meses más tarde el vehículo que su partido había devuelto.

El elegido fue un Seat León

Sin embargo, el informe interno de las cuentas anuales de 2019, que fue distribuido a la dirección del grupo parlamentario y al que ha accedido The Objective, desvela que, en marzo de 2016, se arrendó desde el grupo parlamentario a la filial de renting del Banco Popular un Seat León ST 2.0 por 22.844,64 euros a pagar en cuatro años -a razón de 538,43 euros mensuales-.

Asimismo, para el estacionamiento del vehículo se contrató una plaza de garaje en Sanlúcar de Barrameda, donde reside la familia de Marín. Concretamente, desde el 8 de agosto de 2016 hasta febrero de 2019. El alquiler se cerró con la entidad CBA Cuevas Rodríguez y M. Castellano por 78,65 euros al mes (IVA incluido). Es decir, Cs abonó un total de 2.359,5 euros por dicho aparcamiento durante 30 meses con el dinero de la subvención pública que recibió del Parlamento.

Con todo, el gasto más oneroso para el grupo parlamentario fue la contratación de un chófer residente en la localidad gaditana de Marín por 18.000 euros brutos anuales. El coste para Ciudadanos de tener a este empleado durante tres años, hasta el momento en el que Marín se convirtió en vicepresidente de la Junta, fue de unos 65.000 euros pues, a las anualidades, hay que añadir el gasto de la Seguridad Social junto con un finiquito de 1.148 euros y un despido que ascendió a 3.458 euros.

De ahí que la suma del renting, la plaza de aparcamiento y el chófer supere los 90.000 euros sin contar los gastos de peaje (cuando existía la AP-4) y de gasolina, que también eran derivados al grupo parlamentario. Además, el grupo parlamentario de Cs estuvo pagando el citado vehículo desde febrero de 2019 hasta la finalización del renting, el 22 de marzo del año pasado, sin que se utilizase, puesto que Marín comenzó a moverse con otro vehículo oficial tras su nombramiento como número dos del Ejecutivo andaluz.

Aparcado en el Parlamento

El Seat León ST 2.0 estuvo aparcado durante ese tiempo en dependencias del Parlamento andaluz sin que ningún miembro de la dirección del grupo parlamentario hiciera uso de él, subrayan fuentes de Cs Andalucía a The Objective. Así que, en esos 13 meses, el partido naranja pagó 7.000 euros a la empresa Popular de Renting mientras tenía parado el vehículo.

«Resulta evidente que Juan Marín mintió. Se aprovechó de su puesto como presidente del grupo parlamentario de Cs para anunciar a bombo y platillo que renunciaba al coche oficial y después, con dinero público, adquirir otro para ir y venir de Sanlúcar de Barrameda al Parlamento de Andalucía. Es evidente que Marín no da ejemplo de la regeneración política que promulga», apuntan las citadas fuentes.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Angeles Suarez Pozo

    Esto no tiene arreglo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*