mari trini

Mari Trini, en sus años de juventud.

Cultura, Igualdad, Opinión

Mari Trini, la estrella caída en el jardín de la canción de autor

Comparte este artículo:

Pura interpretación, mirada penetrante, letras desgarradas y descarnadas… Así componía Mari Trini, el gran referente de las cantautoras de los años 70 y 80 que hoy, 12 de julio de 2022, hubiera cumplido 75 años si un cáncer de pulmón no se la hubiera llevado demasiado pronto, el 6 de abril de 2009, con solo 61 años

Cómo olvidar esos primerísimos primeros planos que hacían en los años 80 en las actuaciones en directo en TVE… Pero no era lo mismo acercarle la cámara a Millán Salcedo que a Mari Trini. La capacidad actoral de esta murciana de Caravaca de la Cruz envolvía sus canciones en toda una experiencia teatral, empezando por los ojos. Un poco como Raphael, pero con otro estilo, menos histriónico, más sugerente. El magnetismo de esa mirada azul no ha sido igualado por ningún artista patrio.

Cuando Mari Trini era adolescente, el cineasta Nicholas Ray la empujó a curtirse musicalmente en Londres y después residió durante cinco años en Francia, donde se empapó de la mejor época de la chanson. Fue autora e intérprete de baladas hoy ya fundamentales del cancionero en español, pero también se la recuerda por sus interpretaciones en francés, particularmente del clásico Ne me quitte pas, de Jacques Brel.

Publicó 25 álbumes y vendió más de 10 millones de discos, por lo que fue galardonada con un Disco multidiamante en 2005 y, en el mismo año, fue homenajeada por la SGAE en reconocimiento a su larga carrera. De marcada personalidad y defensora del feminismo en sus letras, Mari Trini es una de las figuras esenciales de la música española en los años de la Transición. 

Sus grandes éxitos siguen dándole mil vueltas a las canciones que se hacen hoy día, repletas de letras incomprensibles, cantadas con una dicción deplorable, banales y confeccionadas artificialmente solo para recaudar (motomamis y demás mierdas reguetoneras). Sí, están Vanesa Martín y Luz Casal, pero no tienen ese carisma a lo Edith Piaf, ese misterio escondido entre el humo de cigarrillos y el negro del fondo del escenario.

En la que sería una de sus últimas apariciones públicas, en 2008, recibió de su Murcia natal el premio Lucha por la Igualdad «por retratar a través de sus melodías las carencias, problemas y desigualdades de la mujer» en una época en la que, pese a estar ya en democracia, seguía imperando el machismo (era la única que se atrevía a hablar de «abortos penalizados«, verso de una de sus canciones). Murió al año siguiente, en 2009, quien se reconocía fan de los motores, la mecánica, los coches de carreras. Del piano. Del cine. Y claro, de la poesía. Porque no existe un estribillo más desgarrado que el de Mírame: «Sin ti, con el buen Dios me enfadaría. Sin ti no existe un sol ni una flor ni una luz, mi vida». Ahí es nada.

Carmen Maura la presentó en el programa Esta noche, que se emitió en los primeros años 80, como «la mujer que mejor ha cantado al amor en este país, siempre a caballo entre sus vivencias personales y sus sueños de amor». No hay mejor definición para una voz y un talento irrepetibles como los de María Trinidad Pérez de Miravete Mille. Ella hizo de la crisis de su enfermedad de niña una oportunidad, porque aprovechó estar postrada en la cama durante largo tiempo (desde los 7 años hasta los 14) para escribir canciones y aprender música. Tomen nota los adolescentes que se ahogan en un vaso de agua.

Nunca salió del armario públicamente

Claudette Loetitia Lanza fue oficialmente la secretaria personal de Mari Trini durante más de 40 años; de puertas adentro fue su compañera sentimental durante toda una vida. Claudette era francesa, tenía 13 años más que la cantante y se conocieron en Madrid. Poco se sabe de ella, solo que dejó a su marido y a su hijo por Mari Trini, que trabajó como su asesora de imagen hacia el final de su carrera y que fue ella quien se negó a que la artista hiciera pública su relación.

«Cuentan que soy arisca, solitaria, antipática… Falso. A lo que no me presto es a romances inventados, a trucos publicitarios, como hacen otros colegas», destacaba quien, ni dócil ni complaciente, dejaba clarísimo que «mi vida particular es mía».

«En cada gesto llevo tu amor, mi vida bebo y brindo en tu honor… No sé si es de locos amar así«. La comunicación no verbal de las manos de Mari Trini -ora raíces de árbol ora suaves margaritas-, su movimiento compulsivo de cabeza, su mirada eterna y su voz trascendental quedarán para siempre en los discos de vinilo, los CD y en los sitios web de videos.

Llevamos ya 13 años sin este torbellino arrebatador que, en una misma canción, pasaba de la delicadeza al golpe encima de la mesa. Pocos pueden hacer algo así y convencer al público. Solo los cantantes que también saben actuar y decir la canción con la suficiente verdad. Porque la verdad de Mari Trini es universal y nunca pasará de moda.


Comparte este artículo:

4 comentarios

  1. Avatar Luciano Pou

    Me gusta lo que ha dicho, es una cantante que me encanta por el sentimiento que transmite y lo has explicado muy bien 👍

  2. Avatar Lucía Ramos

    Nuestra querida madrastra España,
    ha cuidado siempre muy bien del
    armario, pero, ha atendido muy mal
    su ropero .
    Nuestras amadas y bellas mujeres
    muchas flores para ellas.

  3. Avatar Gelespozo

    Yo viví la época de Mari Trini, para mi gusto no era de las que más me llamaban la atención… Reconozco que en aquel tiempo la música tenía más reconocimiento y en la tele se ponían muchos programas para conocer los éxitos actuales… también se escogía en estas fechas la canción del verano.

    En aquella época yo estaba muy volcada en las canciones francesas románticas, recuerdo muchas de aquella época.

    Los cantantes españoles me gustaban, pero no hasta el extremo de algunas canciones francesas e inglesas.

    A mí me llamaba mucho la atención lo fea que era Mari Trini y lo torcida que tenía la boca. Ella era muy profunda, pero sus temas a mí no me gustaban demasiado.

    En cuanto a la música actual, a mí me gusta mucho. Me encanta el rap, la música latina, el reguetón… Cada época tiene su música y su estilo.

    Me gusta The Wennk, Rauw Alejandro, C. Tangana, Rosalía, Maluma, Bad Bunny, Camilo, Alejandro Sanz, Billie Eilish…

    Yo creo que es la mejor época para la música en español, estoy muy contenta y disfruto mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*