Vigilantes Playa

Dos vigilantes de la playa en la Malagueta.

Empleo

Los vigilantes de la playa cobran solo 384 euros por 15 días y tienen que hacer fotos a los bañistas infractores

Comparte este artículo:

Hay un enorme malestar en el colectivo de auxiliares de vigilancia de playas por varios motivos: los coordinadores les asignan playas que están a una distancia de 2 km una de otra en el mismo turno y tienen que desplazarse en su propio vehículo o a pie. Además, EL LIBRE ha podido saber que la Junta les obliga a utilizar la aplicación ‘QuickCapture’ para hacer fotografías de las infracciones que puedan cometer los bañistas

Cada día aparece un nuevo dato, un nuevo apunte que engorda aún más la creencia de que el proceso de selección de los 3.014 auxiliares de vigilancia de playas es un cúmulo de despropósitos. A las denuncias de sindicatos, partidos políticos y otros colectivos sobre «opacidad, manipulación y enchufismo» en la elección final de los candidatos, se une ahora el malestar de estos últimos.

EL LIBRE ha podido contactar con un observador de playa de la Costa de Cádiz que asegura que solo ha cobrado 384 euros por 15 días trabajados (del 15 al 30 de junio). Esa cifra está muy lejos de los 950 que deberían llevarse según el primer anuncio del Gobierno de Juanma Moreno («ganarán 1.900 euros netos»), que este periódico descubrió que no se correspondía con la realidad, más cercana a los 1.500 euros de sueldo por 30 días trabajados.

El coordinador de los vigilantes de esta playa de Cádiz no ha querido saber nada del tema. «No nos ha dado explicaciones del impago», asegura este trabajador. En otra provincia andaluza, otro observador asegura que todavía no ha cobrado ni un céntimo. «No estoy ni siquiera dado de alta todavía«, sentencia.

Una vigilancia que podría vulnerar la ley

Por otro lado, los 3.014 auxiliares de vigilancia de playas están obligados a utilizar una aplicación «para retratar las infracciones que se puedan cometer y registrar las incidencias», comenta el vigilante.

La app en cuestión es ArcGIS QuickCapture, «la forma más rápida de recopilar observaciones de campo«, según se define en la web de la empresa. Con esta sencilla aplicación se puede registrar rápidamente observaciones de campo desde un vehículo en movimiento mientras se exploran ubicaciones, se realizan levantamientos topográficos aéreos o se evalúan daños.

Esta herramienta informática suele usarse en los sectores de la minería, la geología, la ingeniería en general y la construcción, pero es sorprendente que la Junta quiera usarla para vigilar a la ciudadanía, algo que podría vulnerar la Ley de Protección de Datos y el derecho a la intimidad (artículo 18 de la Constitución), sobre todo si en alguna de las instantáneas de denuncia que, gracias a la aplicación, puede ver la policía de cada municipio en tiempo real, aparece un menor o algún bañista con sus partes nobles visibles.

«Si veo a un menor cometiendo una infracción, ¿cómo voy a hacerle una foto?«, se pregunta este preocupado y enojado auxiliar de vigilancia de playa, que añade: «Nos han dicho que la eficacia de nuestro trabajo depende de que hagamos esas fotos«.

Los datos se envían a la Jefatura de la Policía Local para su análisis en tiempo real y se gana tiempo al no tener que procesar manualmente las notas manuscritas. ArcGIS QuickCapture está integrado en ArcGIS ( plataforma líder mundial para crear y utilizar Sistemas de Información Geográfica (SIG)) de modo que los nuevos datos del campo se pueden utilizar al instante para una mejor toma de decisiones.

Otra queja de estos trabajadores, que no tuvieron que pasar por un proceso de selección basado en los principios de mérito, igualdad y capacidad, es que hay coordinadores que les asignan playas que están a una equidistancia de 2 kilómetros una de otra. Dentro de un mismo turno, tienen que recorrer esa distancia lo más rápido posible (a pie o en su propio vehículo, porque no tienen otra opción) para poder hacer su trabajo de observación.

Dos hijas de un cargo de CCOO también consiguieron el trabajo

Más casos de presunto enchufismo: EL LIBRE ha podido saber que un cargo de Comisiones Obreras en Cádiz tiene a sus dos hijas trabajando como auxiliares de vigilancia de playas en las playas de Cádiz.

En las playas de Almuñécar y Matalascañas también se ha denunciado en las redes sociales que ha habido tráfico de influencias. Y candidatos que aseguran que se quedaron fuera del proceso habiendo cumplido el requisito de la titulación (Graduado Escolar) y habiendo sido de los primeros en mandar el dichoso correo. También hay otra persona que denuncia que ella estaba en la bolsa vigente del Grupo 5 y que su teléfono no sonó: «Nunca me llamaron». Mientras tanto, el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, sigue manteniendo que «no hay que ver oscuridad donde hay claridad«.


Comparte este artículo:

2 Comentarios

  1. Avatar M Reyes Fdz Loaysa

    Bendodo debe tener un foco de infrarrojo incorporado a su visión, porque ve claridad…, y cada vez está más negra la cosa.

  2. Avatar Ángeles Suárez Pozo

    Acabo de hablar con una amiga que trabaja en la limpieza de la playa de Matalascañas, me ha dicho que la gente del pueblo estan un poco indignada porque los vigilantes de la playa han dicho que ganan 1900 € y a ellos pagan menos en la mitad por trabajar también 8 horas en la playa.

    Por otra parte, me ha dicho que hay un turno por la mañana y otro turno por la tarde, pero no sé de cuántas horas son cada turno.

    También me ha comentado que la gente habla de que han llamado a trabajar para vigilante de la playa a quién les ha dado la gana, eso es lo que me ha comentado.

Comenta la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*