mascarilla 04

Una mujer con mascarilla mira por una ventana.

Opinión, Salud

Los grandes errores de nuestros gobiernos

Comparte este artículo:

La pandemia del coronavirus ha cogido a todos los gobiernos con el pie cambiado. La improvisación y la falta de decisiones adecuadas tomadas a tiempo está provocando incertidumbres y miedo en la población. Un miedo a lo desconocido, a una epidemia que está provocando muertes

Parece que no hemos aprendido nada de la historia y de las grandes epidemias que cíclicamente golpean a la humanidad. La historia nos ha enseñado que las epidemias existen, que se extienden y que golpean a todos los pueblos. No hace distinción entre ninguno, ni entre estratos sociales. Se ha demostrado con esta crisis que los gobiernos no tenían un plan de emergencia para ellas.

Entre los años 1346 y 1347, estalló la mayor epidemia de peste de la historia de Europa. Desde entonces la peste negra o muerte negra, como se la conoció, se convirtió en una inseparable compañera de viaje de la población europea hasta su último brote a principios del siglo XVIII. Luego desapareció misteriosamente para no volver nunca más. Esta epidémica cambió las conciencias de Europa. La peste llegó de forma inesperada, desconocida y fatal, del cual se ignoraba tanto su origen como su terapia; por otro lado, afectaba a todos, sin distinguir entre pobres y ricos. Y como esta epidemia del Covid 19, la epidemia también llegó de Asia y también era una zoonosis, una enfermedad que pasa de los animales a los seres humanos.

Una epidemia devastadora

La epidemia se centró en Caffa, una ciudad de la península de Crimea, asediada por los mongoles. En cuanto apareció la misma, la colonia genovesa de la ciudad huyó presa del pánico y, como esta epidemia, la extendieron por toda Italia y, de aquí, al resto de Europa. El índice de mortalidad pudo alcanzar el 60 ó 65 por ciento en el conjunto de Europa, ya como consecuencia directa de la infección, de la desorganización social y de las muertes por hambre de niños y ancianos por abandono. Se calcula que la población de España pasó de seis millones de habitantes a dos millones y medio. A nivel de Europa, los 80 millones de habitantes quedaron reducidos a tan sólo 30 entre 1347 y 1353.

Pero en la Edad Media no tenían los sistemas de salud que tenemos hoy, ni la higiene, ni la logística, ni la capacidad de control de enfermedades. El impacto del Covid 19 sobre la población no será el mismo afortunadamente. Pero no aprendemos. El SARS, la gripe porcina, el Mers o el ébola eran los primeros aldabonazos de avisos que deberían haber hecho reaccionar a los gobiernos. Pero todos pensaron que nunca les llegaría y hoy tienen al maldito virus metido en sus fronteras. Nadie tuvo prevención para afrontar una crisis de esta magnitud.

Había que haber tomado antes medidas de calado, como cuarentena a los que llegaban de una Italia donde ya galopaba el virus, prohibición de concentraciones multitudinarias y haber decretado el estado de alarma al menos 15 días antes

Todas y cada una de las medidas que se tomaron, una vez que ya estaban confirmados los primeros casos, llegaban tarde. Muy tarde. Hemos perdido un mes para haber tomado decisiones de calado y haber hecho un plan de contención con antelación suficiente, aprovisionando material, preparando la sanidad y dejando de lado el absurdo bucle político en el que llevan metidos 40 años. Había que haber tomado antes medidas de calado, como cuarentena a los que llegaban de una Italia donde ya galopaba el virus, prohibición de concentraciones multitudinarias y haber decretado el estado de alarma al menos 15 días antes. Al no tomar medida alguna de contención, el virus se ha ido propagando de forma explosiva, especialmente en Madrid y en Cataluña.

Nuestra clase política y nuestros gobernantes están demostrando que no están preparados para gobernar ni el país ni la región. La improvisación permanente es el resultado de su inoperancia, de su ignorancia y de su falta de preparación para ejercer el poder y gobernar tanto el país como la región. Las medidas de contención de verdad aun no han llegado. No han preparado todavía ni pabellones deportivos, ni hoteles, ni edificios para aislar a los contagiados leves que propagan la enfermedad. China nos ha dado una lección a nivel mundial de cómo enfrentarse a una crisis de esta magnitud tomando medidas que nunca antes nadie había tomado. El resultado es que han ganado la batalla. Nosotros aun estamos en los primeros estados de la guerra contra el Covid 19. Aprendamos de los errores para que no se vuelvan a repetir y, sobre todo, que para cuando pase esta grave crisis sanitaria ajustemos cuentas de una vez por todas con nuestra clase política.


Comparte este artículo:

One Comment

  1. Avatar Encarnación Ruiz Castro

    A ver si estos políticos que nos gobiernan, toman nota. En Granada, Jesús Candel solicitó a la Junta que pusiera en marcha el Antiguo Clínico y todo lo que puedan ofrecer los hoteleros, pero lo harán? Espero que sí , por todas esas personas ya infectadas. SOSSSSSSSSSSSSSSSSS, JUNTA DE ANDALUCÍAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Comenta la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*