aguirre cordobes

El consejero de Salud, Jesús Aguirre.

Opinión, Salud

Los cajones del Sr. Aguirre

Comparte este artículo:

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía está obligada, de igual modo que las consejerías de Salud de las diferentes comunidades autónomas, a publicar periódicamente sus listas de espera, tanto a nivel autonómico como a nivel central, en el Sistema Nacional de Salud (SNS)

Al Sr. Aguirre parece gustarle también esos cajones donde decía que tenían guardados sus predecesores 500.000 pacientes. Todos recordamos aquellas fotos y videos donde aparecía triste y compungido por el dolor producido por tal descubrimiento.

Hasta la entrada del nuevo gobierno, las listas de espera de intervenciones quirúrgicas, primeras consultas para el especialista y pruebas diagnósticas se publicaban semestralmente en la web del Servicio Andaluz de Salud.

Los últimos datos que se conocen sobre la lista de espera de pruebas diagnósticas datan de junio del año 2018, cuando había 41.115 pendientes de realizar.

Desde entonces, jamás se supo de esa lista de espera, cosa que extrañaba y que daba pie a numerosas suposiciones, pero, ya en noviembre de 2020, el Sr. Aguirre, consejero de Salud de la Junta de Andalucía, en una comparecencia en el Parlamento, dice que, a septiembre de ese año, había 245.000 pruebas diagnósticas en lista de espera, 53.187 más que en el año 2018 y 17.685 más que en 2019, luego ya con esto se podría saber los que había en los años en que no se publicaron.

Estos serían los números: a finales de 2018, 191.813 pruebas diagnósticas en lista de espera; en 2019, 227.315; y, en septiembre de 2020, 245.000. El pasado 7 de febrero, eldiario.es publica una información sobre el número de pacientes derivados a la sanidad privada y el coste que ha supuesto: entre enero y noviembre del año 2019, un total de 568.995; y entre enero y noviembre de 2020, 552.402.

Llama la atención el número tan elevado de pruebas diagnósticas derivadas a la privada, ya que no se corresponden con las cifras dadas por el Sr. Aguirre y con las que se ha podido calcular las que había en esos años, algo que tendrá que explicar, como también por qué no las publicó cuando correspondía.

Sería vergonzoso e inadmisible que ahora saliera diciendo que él solo se refería a las pruebas diagnósticas sujetas al decreto de garantías, que son las que tienen establecido un plazo de respuesta y que se ha dejado en sus cajones las que no tienen garantía, de igual modo que lo hacían sus predecesores. Vergonzoso por cuanto era lo que él criticaba cuando sacó la bomba de los 500.000, con la que nos sacudió a todos, e inadmisible porque no se correspondería con la transparencia de la que presume y hace gala en cuantas comparecencias tiene tanto en el Parlamento como ante la prensa.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Susana

    Hola , podían hacer un artículo de las personas que estamos en lista de espera para una operación. Personas que nos encontramos mal, no salimos de casa y lo único que vemos es que se prioriza covid. Es como si dieran el premio a las personas que salen, siguen haciendo su vida como si no hubiera pandemia y tienen covid y son a los primeros que atienden. Y yo en lista de espera un año ya. Con hemorragias, cansancio y dolores. Esperando en mi casa a que me llamen porque no puedo tirar de mi cuerpo. En fin esto es de locos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*