libertad de expresión

Una imagen alegórica sobre la libertad de expresión en internet.

Opinión

Las redes sociales ya no son el último reducto para ejercer la libertad de expresión

Comparte este artículo:

Los medios de comunicación tradicionales están en una profunda crisis y cada vez más dependen para su subsistencia de la publicidad institucional de los gobiernos en la cuenta final de resultados. La independencia de los medios hace años que ha muerto

El periodismo está en crisis porque las empresas están en crisis. En una profunda crisis donde se doblegan las líneas editoriales y las retuercen al puro interés del gobierno de turno que las usan como una prolongación más de los boletines oficiales.

Se llegan hasta hacer contratos con agencias de prensa, pagados generosamente con dinero público, para que den una serie de noticias diarias en positivo del gobierno de turno, con lo que solo conocemos la versión pagada de las noticias gubernamentales. De esta manera, la crítica muere. Los gobiernos también controlan las licencias de radio y de televisión. Las frecuencias y las ondas están tamizadas por el color de quienes obtienen las licencias. Algunos grupos consiguen más frecuencias y licencias de emisión, concentrando así mucho más poder local que otros y siempre al servicio del partido de turno en el gobierno.

No importa la calidad de lo que den, con tal que vendan lo que tienen que vender del amo que los alimenta. El mensaje llega virgen desde la primera hora de la mañana con el objetivo de crear una idea previa de las cosas en cada persona, en cada casa, en cada calle, en cada barrio, en cada ciudad y en cada región. Nada se escapa al control de los poderosos gabinetes de comunicación de los gobiernos que escuchan todo y a todos, y que escriben de todo y para todos.

Hoy los gobiernos tienen un problema. Internet se ha convertido hoy en una autopista por donde circula la información. Se ha convertido en un manantial continuo de información y también en un altavoz de los activistas sociales donde se organizan protestas para que, en definitiva, los ciudadanos puedan ejercer su legítimo derecho de expresión y exigir responsabilidades al gobierno. Hay plataformas dedicadas desde la recogida de firmas hasta llevar a los parlamentos iniciativas populares. Por eso, los gobiernos cada vez más se interesan en controlar la circulación de información por internet y por las redes sociales, ya que la comunicación digital puede promover el conocimiento y la comprensión a una velocidad y con una magnitud inimaginable hasta ahora.

La libertad de expresión, tal y como la hemos conocido, ha muerto. Nuestros derechos como ciudadanos están siendo recortados ampliamente en aras de protegernos

Otro problema añadido es que las redes sociales están controladas por multinacionales transnacionales situadas en USA. Multinacionales que tienen sus propios intereses económicos que no tienen porqué confluir con los intereses políticos de quiénes los usan. El conflicto entre los usuarios de estas redes se agrava desde el momento que los algoritmos matemáticos deciden vigilar lo que se publica y las imágenes que se publican, aplicando silencios a los perfiles bajo la premisa de que se incumplen las reglas de la comunidad. Unas reglas que debes aceptar antes de usar. Unas reglas que vienen precedidas de una imposición y de un recorte de libertad individual y colectiva en la que nadie hasta ahora ha entrado.

La libertad de expresión, tal y como la hemos conocido, ha muerto. Nuestros derechos como ciudadanos están siendo recortados ampliamente en aras de protegernos. Pero son los estados y los gobiernos quienes de verdad están cometiendo, con los beneplácitos de los parlamentos, el recorte de libertades y de derechos. Hoy la libertad de expresión está dejando de tener valor. No hay nada más peligroso para un pueblo que tener gobiernos que censuran la crítica y limitan con leyes hasta dónde se puede expresar y hasta dónde hay que callar. Han trasladado el análisis de la libertad de expresión al ámbito puramente penal, lo que hace ponerla en un camino excesivamente peligroso para todos los ciudadanos.

Y es desde este ámbito penal donde últimamente se están juzgando expresiones descontextualizadas emitidas en redes sociales que vienen acompañadas de un efecto de escarmiento cuando se producen sanciones administrativas, en muchas ocasiones, más cuantiosas que la penales. Está cada vez más claro el intento de controlar el contenido de las redes sociales porque se habían convertido en el último reducto donde poder expresar nuestro derecho a ejercer la libertad de informar, de ejercer la libertad de opinión y de pensamiento, de ejercer nuestro derecho a la libertad de expresión y, por consiguiente, de ejercer mayor presión a los gobiernos.

Mucho se ha escrito sobre el control de los medios por parte de los poderes económicos y gubernamentales. Pero mucho más se va a escribir sobre los intentos de control de los gobiernos a lo que circula por internet. Porque es algo que escapa a su control. Y a los gobiernos les gusta mucho controlar los flujos de información en su propio beneficio y restringir con leyes estas corrientes de pensamiento que están en las redes sociales y que, precisamente, son donde los ciudadanos se informan cada vez más de lo que ocurre.


Comparte este artículo:

6 comentarios

  1. Avatar M Jose Rodriguez

    Totalmente de acuerdo Antonio .
    Yo por ejemplo no veo TV porque te dan la información manipulada o sesgada .
    Quiero información veraz , y esto ahora será posible gracias a personas como tú que se dejan la piel en cada artículo y gracias al periódico el Libre.
    Gracias a tod@s los que formais este magnífico equipo de el Libre, Como Jesus Candel SPIRIMAN, Luis Escribano tu Antonio Barreda etc etc .

  2. Avatar Juan Diego moreno

    Está en proyecto colocarnos un microchips que informe donde nos conectamos y escribimos y ellos podrán rectificar lo que escribimos, y por la noche, dormidos, recibiremos a través del mismo noticias de lo bien que lo hacen, que cuidan de nosotros y en cada caso que es mejor no escribir ciertas cosas….. al tiempo.

  3. Avatar Emilio Arenas

    Y aún a si,,en las red s tienen a sus apecebraos, y cobrando, para entrar en páginas donde puedan difamar…pero al final salen escaldados..peto los tienen…

  4. Mejor no se puede explicar. ¡Muchas gracias Antonio, por tu tiempo, dedicación y bondad!

  5. Avatar Estafa al trabajador del SAS

    Totalmente de acuerdo, en el hospital uno de los objetivos anuales es publicar una noticia positiva, independiente de que sea eficaz o no, de hecho se ha contratado una periodista, con esa excusa sin estar en la plantilla de los hospitales, siendo además del grupo A

  6. un post espectacular, así da gusto leet, gracias admin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*