candel spiri

El presidente de la Fundación Spiribol y de la Asociación Justicia por la Sanidad, Jesús Candel.

Salud

La Unidad de Apoyo al Paciente Oncológico ya es una realidad

Comparte este artículo:

La Fundación Spiribol, con Jesús Candel ‘Spiriman’ a la cabeza, ha logrado poner en marcha dos departamentos: la Unidad de Fisioterapia Oncológica y la de Educación Física y Deporte, que están ubicadas en instalaciones de la Universidad de Granada

«Cree que recibirás… y recibirás». Con esta frase bíblica resume el presidente de la Fundación Spiribol y de la Asociación Justicia por la Sanidad, Jesús Candel, la gesta conseguida en tiempo récord. El médico granadino le ganó la batalla al cáncer de pulmón y, durante el proceso de lucha, tuvo la certeza de que el deporte es el mejor coadyuvante para superar la enfermedad.

Con esa firme creencia, movilizó a todos sus seguidores para activar una financiación colectiva que ha permitido la puesta en marcha de la Unidad de Apoyo al Paciente Oncológico, que tiene dos ramas: la fisioterapia, por un lado, y la educación física y el deporte, por otro. Cada una de estas dos unidades pioneras, ubicadas en instalaciones de la Universidad de Granada, están gestionadas por titulados en Fisioterapia y en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte respectivamente.

Asimismo, Candel pone de relieve que esta iniciativa «va a dar un giro al tratamiento frente al cáncer». «Os doy las gracias a todos por haber hecho posible algo que creía que era posible. Siempre obtengo una respuesta espectacular por parte de todos vosotros», añade.

Por último, Spiriman hace un llamamiento a los gestores de la sanidad pública andaluza: «Pido al SAS que se implique, que agilice la firma de los convenios y que no escatime en esto, porque hay suficiente evidencia científica como para implementarlo de una puñetera vez».

Los pacientes oncológicos de Granada serán los primeros en poder beneficiarse de esta unidad de apoyo, pero la idea de Jesús Candel es que este proyecto pueda extenderse por toda Andalucía y, posteriormente, por toda España.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*