cancer mama

El deporte es fundamental para vencer al cáncer.

Opinión, Salud

La lucha contra el cáncer empieza en el propio paciente y su entorno

Comparte este artículo:

Aunque hay muchos días del cáncer repartidos a lo largo del calendario anual (uno para cada órgano afectado), podríamos decir que febrero es el mes del cáncer, ya que el 4 de febrero es el Día Mundial contra el Cáncer y ayer, 15 de febrero, fue el Día Internacional del Cáncer Infantil.

Desde que el 4 de febrero del año 2000, el entonces presidente de Francia, Jacques Chirac, firmase la llamada Carta de París, se decidió establecer este día como el Día Mundial contra el Cáncer, cuya intención es dar visibilidad y concienciar a la sociedad sobre esta enfermedad que se lleva por delante la vida de casi 10 millones de personas en todo el mundo cada año.

Sin embargo, en este 2021, por culpa de la pandemia de la covid-19, no solo no se le ha dado la visibilidad necesaria (si uno busca en Google “día del cáncer 2021”, apenas salen 3-4 noticias que hablen del tema en la primera página), sino que, además, seguro que aumenta el número de afectados, ya que no se está poniendo el foco como se debería en una enfermedad tan mortífera.

Cuando a un paciente le diagnostican que tiene algún tipo de cáncer, un escalofrío recorre su cuerpo y el de sus seres cercanos. Es una palabra tan atroz que es muy difícil de asimilar. Sin embargo, se puede convivir con ello mucho tiempo, especialmente si se detecta a tiempo. Por ello es fundamental la observación del propio cuerpo, ya que cualquier bulto, cambio de color en un lunar, mancha en la piel o dolor prolongado en algún órgano vital, podría esconder esta impactante enfermedad.

Por tanto, cada uno de nosotros tenemos una gran responsabilidad en la detección de un posible cáncer, pero también en la prevención, practicando unos hábitos saludables que incluyen, entre otros, una alimentación adecuada, el ejercicio físico, el descanso, no vivir con ansiedad y evitar en la medida de lo posible el estrés.

Pero ¿qué ocurre cuándo a pesar de todo eso, nos diagnostican un cáncer? Parece que se hunde nuestro mundo y que se acerca el final, y sin embargo, no tiene por qué ser así. A partir de ese mismo momento, el cómo decida vivir su vida el paciente influirá positiva o negativamente en la evolución de la enfermedad. Una actitud optimista ayuda a alargar un poco la vida, o al menos, a ser más feliz y evitar un sufrimiento mayúsculo de los que le rodean, que también tienen un papel fundamental. Lógicamente, la persona afectada necesita sentirse querida, cuidada y apoyada, no solo en el entorno familiar, sino también en el laboral. Pero no es bueno ser excesivamente condescendientes o pensar que no se puede valer por sí misma.

Para afrontar con optimismo este trance, hay muchas frases inspiradoras, algunas incluso de famosos, como se recoge en uno de los pocos artículos sobre el tema el pasado 4 de febrero, publicado en la web de Antena 3.

Yo me quedo con un poema de mi padre, Don Andrés Hidalgo Ruiz, que sobrevivió a un cáncer de colón, que luego se le fue al hígado, posteriormente a los pulmones y finalmente la metástasis extendida por todo el cuerpo acabó con su vida justo el 16 de febrero de 2018, después de siete bonitos años que nos regaló con su ejemplo.

Tan grande era su corazón y tan extraordinaria su fe que, después de operarse a vida o muerte, quiso llenar de esperanza la vida de otros afectados con estas palabras:

Pensando en ti

Dedicado especialmente a tantos otros que tienen la misma “cosa”. A mi esposa; pieza clave para mi increíble recuperación y sin cuyos desvelos yo no estaría entre vosotros. Gracias, mi amor. A mis 4 hijos, mis 5 nietos; y también a tantos amigos que siempre han estado a mi lado en momentos difíciles.

El cielo se ha oscurecido

Y ha perdido su luz:

Al escuchar la palabra “cáncer”

nos invadió la angustia y la inquietud.

¿Cómo podremos llevar “esto” adelante?

¿Viviremos ya siempre perturbados?

¿Tendremos fuerzas para seguir caminando?

O nos quedaremos en el camino tirados…

Debemos luchar con toda nuestra alma

Y sacar fuerzas de flaqueza

para así vencer la enfermedad

con mucha energía y entereza.

No podemos ser negativos,

ni pensar que “esto” ya es el fin,

seguro que Dios nos ayuda

y muchos años podremos vivir.

Es cierto, nos ha cambiado la vida

¿y por qué no para mejorar?

pues ahora estimamos y apreciamos cosas

que antes nunca supimos valorar:

Agradezcamos cada mañana

que volvamos a despertar,

ver el sol que nos alumbra

¿para qué queremos más?…

Deseamos ayudar a otras gentes

que estén en nuestra misma situación,

y queremos lanzar un mensaje

de esperanza, vida e ilusión.

A nuestros seres más queridos

y a los amigos que siempre están,

digámosles que estén tranquilos

pues con esto, también hay paz y felicidad.

Con cariño, Andrés.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Sahid L Hichou

    Don Andrés Hidalgo Ruiz, un hombre tan grande, que solo se podria ver superado por su legado. Siempre atento y preocupado por los demás, dispuesto a ayudar hasta en los momentos más difíciles de su vida, buscando siempre el lado positivo de las cosas. Andrés era de esas personas que te marcan y dejan huella, de esas que cuesta encontrar y que cuando lo haces, no tardas ni 2 segundos en darte cuenta de lo especial que es.
    Siempre estará en nuestros corazones Álvaro.
    Desde aquí mando un beso hacia el cielo y un «gracias por todo Andrés…» Don Andrés Hidalgo Ruiz!!!
    Y como no, mucho ánimo y fuerza para superar esta maldita enfermedad, para todos aquellos que puedan estar sufriendola!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*