caso julen

David Serrano, a la entrada del juzgado.

Sucesos

La Junta sanciona a David Serrano con 301.000 euros por cometer «una infracción muy grave» en el Caso Julen

Comparte este artículo:

Esta propuesta de sanción se une a los más de 179.000 euros que debe pagar a los padres del niño como indemnización. Asimismo, tiene que abonar a la Junta de Andalucía 663.982,45 euros por los gastos del rescate

El Ejecutivo andaluz decidió ayer, en Consejo de Gobierno, multar a David Serrano, propietario de la finca de Totalán (Málaga) donde falleció el pequeño Julen al caerse por un agujero, con 301.000 euros por «una infracción muy grave en materia de seguridad minera».

Según el informe de la Guardia Civil, el titular catastral de la parcela «no contaba con la autorización previa para la captación de aguas subterráneas ni había presentado el proyecto técnico de las obras».

En la finca existen dos prospecciones para el alumbramiento de aguas superficiales realizadas a percusión. «El primero está sellado, pero el segundo está sin entubar ni protección alguna, que es por donde cae el niño. No se tomaron las medidas de seguridad para evitar el accidente», reza en el informe de la Guardia Civil.

Esta propuesta de sanción se une a los más de 179.000 euros que debe pagar a los padres del niño. Asimismo, tiene que abonar a la Junta de Andalucía 663.982,45 euros por los gastos del rescate del cadáver. El montante total que tiene abonar David Serrano es de más de 1 millón de euros.

Acuerdo para librarse de la cárcel

El pasado 21 de enero, el juez de lo Penal número 9 de Málaga ratificó el acuerdo alcanzado por las partes personadas en la muerte del pequeño Julen en la finca de Totalán. El ya condenado David Serrano y los padres de la víctima, José Roselló y Victoria García, habían expresado al magistrado que mantenían el acuerdo alcanzado con el visto bueno del Ministerio Público. Serrano fue condenado a un año de cárcel por homicidio imprudente, aunque la pena se suspende y no ingresará en prisión mientras pague la indemnización impuesta por responsabilidad civil.

La suspensión de la pena va ligada a una serie de requisitos: no volver a delinquir durante dos años, comunicar cualquier cambio de domicilio y comparecer en el juzgado para informar de su situación económica para que continúe con su esfuerzo reparador cara a la responsabilidad civil que se le ha impuesto.

El 15 de enero del año pasado, el niño Julen, de dos años, se precipitó por un foso excavado en el paraje denominado Cerro de la Corona, en el término municipal de Totalán, lugar en el que los técnicos de la Junta de Andalucía constataron la existencia de un sondeo de aprovechamiento de aguas que «no se encuentra tapado ni entubado». Días después, el 26 de enero de 2019, gracias a la participación de los equipos de rescate, se localizó el cadáver del menor en el interior del citado pozo.


Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*