nuria lopez y carmen castilla

Las secretarias generales de UGT y CCOO en Andalucía, Carmen Castilla y Nuria López. / COMISIONES OBRERAS

Política

La Junta mantiene las grandes subvenciones de carácter nominativo a CCOO y UGT, que no han devuelto todavía el dinero defraudado en el pasado

Comparte este artículo:

Según ha podido saber EL LIBRE, en los últimos seis años, la Junta de Andalucía ha suscrito anualmente convenios de colaboración con Comisiones Obreras (CCOO) para financiar sus actividades sindicales por un montante total de 6,5 millones de euros. Asimismo, UGT, que recibió ayudas por valor de 2,1 millones de euros en 2017, 2018 y 2020, metió la Feria de Sevilla como una ‘actividad sindical’, justificada como «asamblea formativa en negociación colectiva«, en el año 2010

Cabe recordar que la Fiscalía de Sevilla ha presentado una denuncia por presuntos delitos de malversación contra la anterior cúpula andaluza de CCOO y UGT, acusada de no reintegrar a la Junta de Andalucía lo recaudado por la gestión de las residencias de tiempo libre entre 2003 y 2006. En su denuncia remitida a los juzgados de Sevilla, la Fiscalía precisa que el cálculo final de la Guardia Civil ha situado las cuantías presuntamente apropiadas en 4.025.433 euros por parte de CCOO.

Además, estos sindicatos tuvieron un papel clave como intermediarios y presuntos receptores de comisiones en el entramado de las ayudas de los ERE -el mayor caso de corrupción investigado nunca en España, en el que se defraudaron 679 millones de euros– que repartió el Gobierno andaluz en la etapa de Chaves y Griñán y que salieron del también conocido como fondo de reptiles. Bajo este escenario judicial, es relevante presentar la siguiente investigación.

Los datos económicos no dejan lugar a dudas: las subvenciones siguen corriendo a pesar de los escándalos de los sindicatos en Andalucía. En la investigación que presentamos, se analizan las subvenciones recibidas por Comisiones Obreras durante los años 2015 al 2020 para la realización de sus actividades sindicales.

El primero de los convenios analizados fue suscrito el 23 de diciembre de 2015, entre José Sánchez Maldonado, consejero de Empleo, Empresa y Comercio, y Francisco Carbonero, secretario general de Comisiones Obreras en Andalucía.

El grifo del dinero público sigue abierto

En la exposición de motivos del acuerdo, señalan que «desde 1993, se han venido suscribiendo una serie de acuerdos entre la Confederación de Empresarios de Andalucía, Comisiones Obreras de Andalucía (CCOO-A) y la Unión General de Trabajadores de Andalucía (UGT), en los que se aúnan las iniciativas públicas y privadas en orden a lograr el desarrollo económico de Andalucía, así como lograr un mayor índice de empleo».

A continuación, destacan que «la concertación social tiene un lugar privilegiado en los sindicatos de trabajadores, perfilándose como organizaciones fundamentales en la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales de los mismos».

En este convenio, CCOO solicitó una subvención por importe de 1.041.127,26 euros para el desarrollo del proyecto Actividades de Promoción, Información, Formación y Asesoramiento de Actividades Propias del Sindicato para el Ejercicio 2015. La subvención nominativa fue concedida al 100% bajo la posición presupuestaria G/31C/48015/00. Se consideran gastos subvencionables los siguientes: arrendamiento (importe concedido: 20.000 euros); servicio de orientación e información a los trabajadores (125.000 euros); publicidad y prensa (11.900 euros); asesoramiento jurídico (869.227,26 euros); y auditoría (15.000 euros).

Un fragmento del convenio donde se detallan los gastos subvencionados de CCOO del año 2015.

En el año 2016, se suscribió idéntico convenio con la misma justificación y destinado al mismo proyecto. Un perfecto corta y pega del convenio anterior, pero, en este caso, la subvención ascendió a 1.042.246,42 euros. Se estimaron hasta cinco objetivos como gastos subvencionables. El primer objetivo fue la atención gratuita de consultas a trabajadores a través del sistema SIOT por importe de 57.231,90 euros; el segundo objetivo consistió en la información actualizada online y comprende prensa digital, con un importe de 8.500 euros y se destinan 3.800 euros para agencias noticias y difusión. La mayor parte de la subvención se destinó a los servicios de asesoramiento y defensa jurídica por un importe de 913.747,35 euros y, 18.000 euros para la asesoría jurídica de los servicios centrales. La ejecución de estos objetivos se estimaron en 1.042.246,42 euros.

Resultan sorprendentes las cantidades que Comisiones Obreras destinó durante los años 2015 al 2016 a costear la defensa jurídica de trabajadores. Parece que fueron años muy convulsos a nivel jurídico-laboral.

Un fragmento del convenio donde se detallan los gastos subvencionados de CCOO del año 2016.

Respecto al convenio suscrito en el año 2017, dos nuevos actores aparecen en escena. Se vivían tiempos de cambio a nivel sindical y político en nuestra comunidad. Javier Carnero ocupaba la Consejería de Empleo y Nuria López, la Secretaría General de CCOO. La subvención nominativa que recibió el sindicato ascendió a 1.153.589,62 euros. El proyecto subvencionado fue Actividades para el desempeño de las funciones del sindicato en defensa y promoción de los intereses de los trabajadores y trabajadoras en el marco de la concertación social para el año 2017.

Un fragmento del convenio donde se detallan los gastos subvencionados de CCOO del año 2017.

En los años siguientes, 2018, 2019 y 2020, las subvenciones nominativas se mantuvieron para financiar la defensa jurídica, asistencia a juicio y dirección de los procedimientos judiciales. Resultaría interesante para los andaluces conocer el número exacto de expedientes, procedimientos y juicios que se pagaron con fondos públicos. Los grupos políticos en Andalucía deberían solicitar el acceso a la memoria justificativa para determinar los resultados obtenidos con las subvenciones otorgadas con estos fondos. Los datos económicos merecen una revisión exhaustiva.

En el año 2018, se subvencionó la cantidad de 1.072.500 euros. Según la relación de convenios de CCOO a 31 de diciembre a 2019, establece otra subvención por importe de la misma cantidad: 1.072.500 euros. Un crédito presupuestario con código 1000 01 0066 G/31C/48015/00 01 con fecha 5 de noviembre de 2019.

Un fragmento de la ayuda concedida por la Junta a CCOO en el año 2019.

Por último, en el año 2020, con el gobierno del Partido Popular y Rocío Blanco como consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, concedió una nueva subvención por importe de 1.072.500 euros. En total y solo en los últimos

Un fragmento del convenio donde se detallan los gastos subvencionados de CCOO del año 2020.

UGT sigue recibiendo también grandes cantidades dinerarias

En el caso de UGT, las cantidades reclamadas por la Junta, en el caso de las facturas falsas, son más de 40 millones de euros. Sin embargo, la propia Administración continúa financiando sus actividades sindicales. Dentro solo del epígrafe de Actividades sindicales, las ayudas de la Administración andaluza también han sido cuantiosas. En los años 2017, 2018 y 2020, la Junta subvencionó a UGT-Andalucía con 2.145.250,87 euros.

Un fragmento del convenio donde se detallan los gastos subvencionados de UGT del año 2017.

En 2017, el importe de la concesión por parte de la Junta de Andalucía fue de 457.840,40 €. Pero es que en 2018, la subvención fue más del doble: 1.141.302 €. Finalmente, en 2020, el importe de la concesión a UGT-A se cifró en 546.108,07 €. En total, más de 2 millones de euros.

Un fragmento del convenio donde se detallan los gastos subvencionados de UGT del año 2018.

Cabe destacar que UGT-A trató la Feria de Sevilla como una actividad sindical, justificada como «asamblea formativa en negociación colectiva«. Y los exlíderes del sindicato justificaban que las comilonas de la Feria eran «copas institucionales de trabajo«. Según publicó El Mundo en 2013, la dirección de la federación regional gastó 12.716,23 euros en una fiesta nocturna a la que invitó a sus empleados en vísperas de la Feria de Abril de Sevilla de 2010. Luego, cargó ese importe a la subvención anual que otorgaba la antigua Consejería de Empleo de la Junta para sufragar los gastos de representación del sindicato en la negociación colectiva.

La cena celebrada el 16 de abril de 2010 en la caseta de UGT se acabó abonando con una ayuda de 700.000 euros otorgada por el Gobierno andaluz -que por aquel entonces presidía José Antonio Griñán, condenado a seis años de cárcel por el caso ERE- supuestamente para costear los desplazamientos, la manutención y el alojamiento de los dirigentes del sindicato en los procesos de negociación colectiva de los que formaran parte.

«Personalmente, considero que los sindicatos deben renunciar a la financiación pública. No se puede servir al gobierno y defender con lealtad, integridad y determinación a los trabajadores. Tienen que despegarse de la teta pública y aprender a vivir de las cuotas de los afiliados para recuperar la legitimidad y la confianza de los trabajadores. Es fundamental que la ética sindical sea el mecanismo impulsor de la renovación de los sindicatos mayoritarios. El sindicalismo independiente es el único camino para defender a capa y espada los derechos sociales», pone de relieve el denunciante de corrupción y activista social Roberto Macías.


Comparte este artículo:

Un comentario

  1. Avatar Francisco Castillo

    No pasa nada, «el dinero público no es de nadie». Es normal que quien no ha trabajado en su vida para pagar seguridad social, IVA, IRPF, IS… Piense así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*