sanchez en argelia

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en su visita a Argelia en 2020. / EFE

Opinión, Política

La crisis con Argelia, el Sahara Occidental y España

Comparte este artículo:

La historia reciente del Sahara Occidental es un fracaso para la política exterior de España, la que era garante de ese pueblo. Desde la Marcha Verde ha habido un auténtico caos, pues hemos sido peleles de los intereses económicos de Marruecos y sus aliados

El Sahara fue español y está dejado de la mano de las potencias occidentales, entre los intereses tribales y manipuladores del país vecino de Marruecos, con un rey déspota para quien no cuentan las vidas humanas de estas personas sin patria, vilmente pisoteadas en sus derechos más íntimos, deportados y humillados, asesinados y reducidos en campos de refugiados, expropiados de sus riquezas. Todo esto ante la cobardía del Estado español, que fue su protector y que dejó su protectorado en manos de unos verdugos.

Hasta ahora, los gobiernos españoles han sido mezquinos en sus obligaciones coloniales, con sus súbditos. Todo quizá porque algún ministro tenía intereses comerciales con esos verdugos y no han sido menos egoístas y malvados Francia y Estados Unidos, que no han dejado de acosar con mentiras a ese pequeño país proscrito. Francia, como todos sabemos, tiene unos intereses mercantiles maquiavélicos.

Pero ya la guinda ha sido Pedro Sánchez, que ha roto la baraja cediendo el Sahara de modo unilateral a Marruecos, lo que ha provocado el enfado lógico de Argelia y puede llevarnos a una crisis económica aún más profunda por falta de gas o encarecimiento bestial, además de que muchas industrias españolas no pueden ya exportar por haber roto relaciones comerciales.

Mala política exterior

La política exterior requiere una acción política eficaz, teniendo en cuenta también las consecuencias económicas que hay, y no es de extrañar que, si nuestros políticos han vendido esa tutela española con respecto a un pueblo desmembrado y sin rumbo como el Sahara, después de esto se cuestionen las plazas de Ceuta y Melilla por otros intereses.

¿Chantaje? ¿Hay en esos espionajes electrónicos algo que compromete al actual gobierno? ¿Es el gobierno un pelele de otros intereses de potencias internacionales para alcanzar concesiones que por sus propios méritos no se alcanzan? No sabemos los motivos. Sí las consecuencias que puede haber. Pero lo más importante es la falta de respeto hacia ese pueblo con el que se chalanea: se está jugando con la libertad de esas personas, con los derechos humanos de un pueblo que hemos vendido después de prometer que no los dejaríamos en manos ajenas. La falta de tutela de España es una traición a nuestra historia y a la palabra dada.

El Sahara Occidental es ya el país sin derechos. Lleva décadas luchando por su autodeterminación. Ha habido deportaciones causadas por la dominación marroquí, exilio, represión, violencia e injusticia.

Cuando la ONU pide a España descolonizar el Sahara Occidental, se hizo de un modo penoso: para ellos la cosa fue salir de la brasa para caer en el fuego, un dominio peor

Recordamos su historia reciente: se trata de una población fundamentalmente árabe-negra-berberisca en su origen; que hablan sobre todo el hazaña, el árabe y el castellano, y que estuvo bajo la tutela española desde 1884; que en la década de los 70 del siglo pasado, el movimiento de liberación que se estaba desarrollando allí fue disuelto por los españoles. En el pueblo saharaui se formó, sin embargo, el llamado Frente por la Liberación de Saguia, el Hamra y Río de Oro, mejor conocido como Frente Polisario. Cuando la ONU pide a España descolonizarlo, se hizo de un modo penoso: para ellos la cosa fue salir de la brasa para caer en el fuego, un dominio peor. Mauritania renuncia a sus derechos y Marruecos se anexiona los territorios que dejó Mauritania y reprime a esos pueblos de forma inhumana. El llamado Frente Polisario también cometió faltas graves de derechos humanos…

La ONU lleva sobre sus espaldas varios genocidios por culpa de sus fracasos: el de los Balcanes (Bosnia, Croacia y Kósovo donde finalmente se intervino), Timor Oriental con el abandono después de las falsas promesas de apoyo, y antes Ruanda.

Un país no puede depender de los politiqueos internacionales ni de los intereses o chantajes del presidente del Gobierno de turno. Hemos de procurar que no haya guerras entre Marruecos y Argelia por culpa de haber dejado esa tutela del Sahara, que no haya masacres como los genocidios que acabo de nombrar por culpa de una política internacional improvisada, que no haya más crisis económica en España porque su presidente quiere salvar su culo.


Comparte este artículo:

2 comentarios

  1. Avatar Salvador

    EEUU está echando el resto para quedarse con Europa y dejarnos en la nada con la complicidad una vez más, de los que dicen ser servidores de España.

    Felicitaciones por su artículo.

    Una nota: aquel Santuario Etarra en Francia.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*